Viajes: Estambul

20141015_152216Vista desde Sta. Sofía.

Como mi hija me ha comentado, así como quien no quiere la cosa, que mi blog era un rollo y que podría hablar de viajes he decidido comenzar por una ciudad que es un icono para mí: Estambul.

A Estambul ya he ido tres veces, la primera en la Semana Sante de 1990 (viaje de fin de carrera) la segunda el año que me casé, Navidades de 1998, y la tercera como colaborador de un proyecto europeo del Obrador de Ideas en octubre de 2014.

En las tres ocasiones he encontrado una ciudad fascinante si bien en 2014 más arregladita y con menos “sabor” que en 1990.

Del viaje de 1990 destacaré que estuve 7 días y ví los monumentos de siempre  (los que toda guía señala que hay que ver) y más, dado que en toda mezquita hacía por ver el anexo con la tumba del sultán, muy recomendable. Muy recomendables las cisternas de Justiniano, las murallas de la ciudad, torre Gálata, el Topkapi, el palacio de Dolabace, la mezquita azul, la de Solimán (impresionante), Santa Sofía…..además recuerdo que en un paseo sólo encontré una pequeña Iglesia católica donde fuimos el domingo de Resurreción.

El segundo viaje fue para enseñarle Estambul a mi mujer, fueron 3 días estupendos. Paseamos mucho, vimos las mezquitas más importantes, Santa Sofía, que nos impató por su grandiosidad, la torre de Gálata y el Bósforo además del gran Bazar y el Bazar de las especias. Como nota importante es que en Invierno se pone el sol a las 4 de la tarde  (3 de la tarde en España) y hace un frío que pela.

fb_img_1452791588024     20141016_135530

En el último viaje, de 3 días, fui de nuevo con mi mujer, admiramos otra vez Santa Sofía, vimos muy arreglada y muy puesta (con locales hipster, vegetarianos, etc..) la zona de la torre Gálata, probamos otra vez el verdadero kebab turco, su te etc…. ya callejeamos como en una ciudad conocida.

Para un cuarto viaje me queda una visita al Patriarcado Ecuménico Ortodoxo, esto ya son rarezas propias.

Recomiendo volar con Turkish aerlines y hopedarse en un hotel como el Best Wenstern President, por su centralidad y calidad, pero cada cual puede hacer lo que le dé la gana que seguro que acierta visitando una ciudad como esta.

La casa de Borbón

11235810_683115478492261_6731638042484064258_nEscudo de Felipe VI

Durante el franquismo, una parte del Movimiento Nacional , y debido a la actitud poco sumisa de Don Juan, lanzó una campaña soterrada contra los Borbones que enlazaba con la de la II República y que, a día de hoy, siendo inconscientes de ello, continúa algún tonto útil.

La casa de Borbón viene a España por línea de mujer, más o menos como vino la casa de Austria por el matrimonio de Juana la loca.

Ademas de la doble línea de mujer el testamento de Carlos II instituía heredero a Felipe V y decía:

“Y reconociendo, conforme a diversas consultas a Ministros de Estado y de Justicia, que la razón se funda en la renencia de  las Señoras Doña Ana y María Teresa de Austria, Reinas de Francia, mi tía y hermana, a la sucesión de estos Reinos fue evitar el perjuicio de unirse a la Corona de Francia, y reconociendo que, viniendo a cesar este motivo fundamental, subsiste el derecho de sucesión en el pariente más inmediato, conforme a las leyes de estos Reinos, y que hoy se verifica este caso en el hijo segundo del Delfín de Francia, por tanto arreglándome a dichas leyes, declaro ser mi sucesor (en caso de que Dios me lleve sin dejar hijos) al Duque de Anjou, hijo segundo del Delfín; y como a tal, le llamo a la sucesión de estos mis Reinos y dominios, sin excepción alguna de parte de ellos”

La casa de Borbón no es, por tanto, una casa extranjera, tiene en Francia su origen pero nada más.

Cargar contra la casa de Borbón es fácil, criticar es sencillo, cierto que algún rey como Fernando VII no tiene defensa alguna, pero ¿quién puede decir nada de Felipe VI?

Según el art. 56 de la Constitución el papel del monarca es representar al Estado y ser símbolo de su unidad y permanencia.

Yo no sé, pero fuera del Rey no me imagino a nadie que represente bien al Estado y que encarne mejor su unidad.

En los últimos tiempos hemos tardado 10 meses en elegir un Presidente del Gobierno, y no es del agrado de todos, ¿qué hubiera pasado con un Presidente de República?.