Creencias

Aprovecharé este post para decir varias cosas. La primera es que, según la última analítica, no estoy nefrótico, o sea ha remitido voluntariamente el indicio de glomérulonefritis. Una menos, mejor. A lo visto sólo estoy “neurótico” con lo que ello conlleva. Era de Justicia decirlo para  no crear más drama aún. Como dice Alaska “No quiero más dramas en mi vida, solo comedias entretenidas.”

Sigo vivo, y si escribo poco por aquí, es porque me cuesta más, no pensar, sino escribir, cada día un poco más y peor.

Ayer estuve en una hora santa del grupo Hakuna de Zaragoza, yo esto lo hacía de joven, pero ahora, en medio de este invierno postmoderno, ya no, aunque da gusto ver gente joven que se dedica a esto en vez de irse de botellón. Además digamos que soy una “piedra” católica, soy más bien incrédulo y rezo fatal, pero ayer en algún instante vi, a través del Santísimo, que estábamos juntos toda la Iglesia, ¿cómo?, no sé, lo mismo fue sugestión, un porrete no que no fumo.

El caso es que pensé en la comunión de los santos, ¿qué es eso? nada, cosas mías, pensé en miles de gentes en todo el mundo currando por los demás. Y aquí, en España, callados, que no está de moda hablar de religión, sólo ser un vago piojoso y cuanto más greñudo y piojoso mejor

Además la hora santa fue en San Juan de Los Panetes, templo que los podemitas zaragozanos, sin un contundente informe en contra de los Servicios Jurídicos municipales, pretendían que fuera “del pueblo”. Además tiene buenas escaleras para la charanga, y así se puede tocar lo de “La Maricarmen no sabe coser…” y esas canciones tan preciosas y edificantes. Además es una iglesia que se puede dedicar al culto de Carlos Marx, Lenin y Stalin, creadores de esa gran patraña que fue y es el comunismo. Pueden estar acompañados de santos locales como san Pablo Iglesias, cuya lengua, como dice la Escritura, que no el Capital, es afilada cual “espada de dos filos”.

Lástima que su reclamación tenía más faltas que una pelota jibosa. En fin…

Como dicen que decía Chesterton; “El que no cree en Dios es capaz de creer en cualquier cosa” y es cierto. Los ateos, abjuradores y demás, han de reemplazar el hueco que deja Dios. De ahí que surjan ocultismos y demás. Pseudoreligiones, en definitiva chorradas para débiles mentales, a ver, técnicas orientales, como el yoga, hay que conocerlas, incluso algo más, pero también hay que conocer los fundamentos de la fe, ¿o no? Ya hace un tiempo, conocí un cura al que en una charla pusieron en duda la concepción virginal de Jesús, él dijo “si no creo esto me doy de baja”. Una vez un amigo me dijo que Jesús era muy majo pero no era Dios, claro para eso seguimos la doctrina del que nos parezca majo ( así yo nunca seguiré a Echenique). No es obligatorio ser católico, pero ser del Zaragoza y esperar que pierda no es muy coherente, es previsible pero no para sus hinchas.

Pseudoreligiones hay muchas, desde Lutero un montón. Distinguir el grano de la paja llega a ser difícil pero, con honradez, se puede. Siento ser tan visceral pero uno es así. A los comunistas, masones, herejes y ateos no los llevo bien, ellos a mi tampoco, o sea que el cariño es mutuo.

Al albur de estas cosas, que surgen de una “obligada” y moderna fuga de lo conocido, aparecen múltiples profetas, mercachifles o vendedores de crecepelo, caracterizados, básicamente, por su incultura, que se sacian en débiles mentales y en personas en situación de necesidad, como fue mi caso. Yo puedo contar tres personas que conocí:

1- Uno que te imponía las manos y te transmitía energía. En fin….

2- Una que veía tu aura y te “operaba”, y además te imponía una dieta sin carne y otras cosas. La manía contra la carne y el aceite de oliva frito es algo común.

3- Y una psicóloga que sólo decía chorradas, pero que su línea argumental era: “todo desastre físico tiene origen en algún tema sensitivo” del que acabas siendo el causante. En fin… se acabó liando con el que imponía las manos.

Cuando te diagnostican que te vas miras todo, luego vas de médicos y dejas de hacer el idiota, pero esto es muy humano, cuando uno saca uno oposición se cree muy listo, y luego se le pasa, si no se le pasa se lo tiene que hacer mirar.

Yo confieso mi nivel de credulidad, en mi descargo diré que era parejo a la gravedad del tema. Con el tiempo diré que creo en lo de siempre, no soy ni mejor ni peor pero voy aprendiendo a escribir sin tapujos porque lo que es hablar ya me parezco al Pato Donald sólo que a él se le entiende más.

Y si vamos a los de la dieta macrobiótica eso sí que es ya el acabose. Cazuelas de un aleación determinada, alimentos que se cortan de una manera determinada, etc… Un rollo, de hecho hay gente sana pero con hijos que no quieren ser macrobióticos ni de coña

En resumidas cuentas: no hacer caso salvo del médico, no mirar internet, si se duda del médico pedir una segunda opinión médica. No creer en esta gente que afirma tener poderes, que yo sepa, suele tener poderes un procurador y nadie más, además los procuradores no se meten en salvar al prójimo.

Total, que recomiendo normalidad y andar a la antigua.

 

España

La verdad es que hay que partir de que somos unos tíos peculiares pese a la globalización. Somos el rincón más anárquico del mundo, nunca estamos de acuerdo con el vecino  jamás con el gobernante. Como ejemplo de esto véase que no hay casa igual a la del vecino en toda España, véanse la juntas de Comunidad (sin comentarios) y de lo otro… pues nada.

Unido a ello, necesitamos normas para todo. Incluso los separatistas han necesitado un remedo de leyes para disimular su revolución e irse de España.

Los españoles somos así, contradictorios, rebeldes, normativos….No asumir esto es pretender querer que seamos  como el resto y nunca lo hemos sido, y, espero, que no lo seamos.  No es que seamos mejores, ni tampoco peores , somos lo que somos y no hemos de imitar a nadie.

Hay mucha gente que, sin rigor alguno, sostiene el atraso secular de España con respecto al resto de Europa, e incluso que España se había incorporado a Europa este siglo. Vamos a ver, que yo sepa no ha habido movimiento tectónico alguno que una la península a Europa. Quizá Europa, debilitada tras dos guerras mundiales y las independencias coloniales, no se vio autosuficiente como antes y se acordó de España, que había creado un imperio cuando Europa era un chamizo protestante. Igual es al revés.

Pero se creó la leyenda negra sobre España en el siglo XVI, propaganda. Se demonizó la inquisición en países en donde se ajusticiaba sin juicio previo, se buscaban pruebas falsas, y se acusaba a Felipe II de la muerte del infante don Carlos mientras que era patente como se había portado Enrique VIII con sus 8 mujeres, a alguna de las cuales había ajusticiado.

El problema es que, en España, nos creemos la leyenda negra, de autocríticos pasamos a ser tontos, pero mucho y para siempre.

En la serie El ministerio del tiempo una de sus protagonistas, sin sentido, ponía verde a Felipe V por la toma de Barcelona, que fue el final de la guerra de Sucesión y trágica esa toma no fue, pero así se da la razón a la nueva historia independentista, un guiño.

En ese misma serie, hablando del viaje a España del Príncipe de Gales sobre 1600, se habla de la “necesidad” de un acuerdo de paz con Inglaterra, como si España fuera una pena, y era al revés, Inglaterra era un paisito comparado con el Imperio español, pero parece que no. En fin, hay que leer más y dejarse menos guiar por los tópicos.

Hoy en día, muchos sostienen que los puentes festivos en España son un atraso y que sería mejor pasar las fiestas al lunes como en Inglaterra. A ver, la raíz católica de las fiestas da igual para muchos, sucede que toda la vida las hemos llevado así, sucede que es genial para muchos sectores económicos (hostelería, etc…) y que la racionalidad llega a ser muy aburrida, pero da igual, hay que parecerse a los ingleses, menos mal que no venimos de piratas como ellos.

Llama la atención que muchos jubilados europeos se vienen a vivir a España, que muchos ciudadanos europeos se operan en España, ¿por qué? ¿por qué somos baratos? Con la vida y la salud no se juega.

Hace poco el fugado Puigdemont, imitando a Antonio Pérez. emulaba la leyenda negra desde Bélgica (país muy civilizado) y, el que no se iba a presentar a la reelección. anunciaba que había puesto demandas al Reino de España. No descartemos que haya algún juez capullo que le dé la razón, España se las ha visto peores. Pero es claro que una Sentencia favorable producirá dos efectos:

1- Aumentará la idiocia del fugado de Waterloo.

2- Mucha gente en España se avergonzará de lo que somos.

Como tontos hay por doquier, y un ejemplo claro son Bélgica y el país ese de millonarios que es Suiza, puede que a un infractor del Derecho le hayamos doblado la chaqueta, y ohhh qué malos somos.

Como siempre. Pero hay que saber que si alguien pierde es porque alguien gana, todo primero necesita un segundo para serlo, no hay vencedor sin vencido y, a veces, es necesario crearlo.

 

Lo que de verdad importa

Pues, la verdad, es que no tengo ni puñetera idea. Para unos será una cosa y para otros otra.

Existe una Fundación con ese nombre que convoca una conferencia anual done van gentes que han superado adversidades y exponen sus vivencias. Yo nunca he ido pero me han contado cosas, Yo podría ser conferenciante, si tuviera algo que decir, o si hablara mejor. Además, como ya tuve ocasión de dar una conferencia tengo una idea del tema. Creo que el público nos da más y ayuda más que nosotros al público. Se establece una simbiosis en la que parece que hacemos algo pero, en realidad, lo que hacemos (si lo hacemos bien y nos despojamos de nuestra natural soberbia) es que de la gente aflore lo mejor.

Hay que pasar a ser objeto. Somos esa persona que no se muere e incluso sonríe aunque la vida lo relegue fuera del éxito y la riqueza, o si, incluso,lo hace caer de ahí.

La enfermedad no me ha vuelto mejor, y hablo por mí, tengo más limitaciones, soy más impertinente y más vago. Además no he visto la luz, salvo cuando se enciende una bombilla en una habitación oscura. Sigo cultivando mi yo con mis artículos, este blog, y alguna conferencia. Ahora bien, he de reconocer que el cariño, la preocupación, y la afabilidad que uno recibe es lo que te hace seguir. ¿Qué sería de nosotros, sin ayuda para todo, sin sonrisas, sin ortopedias, sin edificios ni calles adaptadas, sin gente que te ayuda en la calle, sin gente que te cede sitio en el tranvía y sin gente que te lee?

Lo que de verdad importa son los demás, los que viven contigo, los que te soportan, los que te abren la puerta para que entres o salgas, etc…. Tú sólo eres el objeto para que muchos reaccionen, saquen lo mejor de ellos y reflexionen que deben hacer lo mismo con cualquiera que esté a su alcance, que no hace falta tener algo, objetivamente, duro como yo.

Lo dicho se podría resumir en:

1- Que la vida es más que éxito y dinero (siendo que están muy bien, pero la vida sigue).

2. Que la vida es disfrutar de lo que nos toca en cada momento.

3. Que el trabajo es un privilegio y hay que disfrutarlo y ,si no, pensárselo.

4- Que lo que más importa son los otros, y hemos de empezar a cuidar de los más próximos.

5- Que lo único importante es hacer bien lo ordinario.

Esto son ideas de alguien que no tiene otra cosa que hacer, repiénsalas tú y mira si valen para tu vida.

A perro flaco todo son pulgas

O como se diría en correctísimo inglés “A thin dog all are mogollón de pulgas”. Y, además, no es que esté flaco, bueno, ya me entendéis.

Total que me ha rebrotado por tercera vez una enfermedad renal autoinmune, glomérulonefritis membranosa, que debutó en 2003, la controlo con medicación y reaparece cuando está en remisión. Un rollo. Pero es lo que hay, en conclusión que nunca se sabe cuándo se cubre el cupo de enfermedades y que, mientras se viva, todo puede ser peor, o mejor, nunca se sabe.

Muchos me preguntan qué tal voy, y se inquietan si no escribo en este blog. Tranquilidad, voy según lo previsto, cada día peor. Ando ya como las muñecas de Famosa, además me caigo con más frecuencia, pero aún no me he roto nada. Hablo fatal pero agradezco que me digan que no se me entiende. Aún no veo doble, todo llegará, mi problema entonces va a se cómo leer y cómo escribir, ya veremos, además doble que no es poco. En previsión de esta poco simpática situación he decidido redoblar mis esfuerzos en escribir el libro.

Esa es una de las razones por las que, puede, que ralentice mis apariciones en este blog.

Ah y tened claro que todo se lleva y se soporta (no sé el dolor físico que soy muy gabacho) y que es mucho peor ver sufrir a los que se quiere que sufrir, esto me lo ha confirmado una persona a la que admiro, cada día más, y que sabe mucho de las dos cosas.

Parientes, putas y pobres

Las 3 p que recomiendan a los abogados no coger nunca. Y, extensible  a otros gremios, tienen sus razones, si bien yo, personalmente, muchas no las comparto. Veamos los tres colectivos;

  • Parientes. Es el colectivo inevitable, al menos los parientes más cercanos, ¿cómo decir no? a veces es absurdo, a veces se puede explicar cuando concurre una causa objetiva que no sea el mero parentesco, las más de las veces el abogado o se sabe el tema, o ha sido testigo, o se va a tomar más interés por el hecho de ser pariente. El tema es doble:1. la facturación y cobro del caso son más complicadas. 2- El parentesco suele incrementar ( a veces no) el nivel de susceptibilidad abogado-cliente. Llevar a un pariente tiene sus riesgos y, a veces, no es recomendable. Hay quien se niega a llevarlos por principio, pero ello no es normal, y uno se puede perder temas interesantes.
  • Putas o, como es más políticamente correcto, trabajadoras del sexo o prostitutas. Para cumplir con la igualdad de sexos y la realidad, entenderemos incluidos a los “putos” que, cada vez, abundan más. Aquí el riesgo fundamental es que suelen ser temas penales y el caso suele estar perdido, además de no ser nada bonito y estar complicado el cobro. No entro en temas morales, cada cual ha de saber hasta dónde llega su moral. Aunque el coctel moralidad-derecho suele ser complicado si el uno o el otro término ( moralidad, Derecho) no se halla bien formado.
  • Pobres. O, como sería una denominación políticamente correcta, personas de escasos recursos económicos. Aquí el riesgo no es que no te guste el caso, es que no te paguen nada ¿ te lo puedes permitir? adelante. No es un colectivo para hacerse rico, pero alguien tiene que llevar sus asuntos, el renunciar a alguien por que, quizá, no te pueda pagar, es hacerle un flaco favor a la Justicia.

MARTINEZ TENDERO

Hace unos 20 años que conozco a José María Martínez Tendero, es decir, hace 20 años los dos éramos 20 años más jóvenes.

Recuerdo que fue en una exposición de Maturén en el Museo Camón Aznar. José María había sido el maestro de mi mujer, a la que le unía, y une, una profunda amistad. Cuando lo conocí, Tendero andaba flojo de salud, había sufrido un fuerte infarto y era una de sus primeras salidas. El infarto, por un tiempo, limitó su actividad.

Pese a tener una pintora en casa yo nunca he sido un gran entendido en pintura, me recuerda un poco el cuento del traje del emperador o el público del auditorio de Zaragoza, donde hay mucha gente entendida que siempre dice algo interesante aunque no sepa de lo que habla. Total que nunca me ha gustado la pintura moderna, y la antigua la he visto más como antigüedad que como pintura.

Pese a trabajar en la DGA, y ver obra de afamados pintores fieles al régimen y muy políticamente correctos, la pintura de José María me gustó más, y todo empezó porque él me dijo que ante un cuadro caben dos reacciones iniciales “me gusta” “no me gusta” y punto.

Recuerdo nuestro viaje a Londres, en el verano de 2000, con nuestros amigos Pepi y Juan, que a día de hoy siguen igual o mejor (o se cuidan mucho, o es cosa de la genética vasca, o tienen pacto con el diablo), en ese estupendo viaje hicimos un crucero por el Támesis en el que José Mari no paró de fotografiar edificios. De ahí surgieron las reproducciones arquitectónicas en su obras, reproducciones fieles que luego rompe con elementos abstractos y oníricos. El sueño, lo que se ve con los ojos cerrados, es una constante en sus obras.

“El que no sabe dibujar no llega a la abstracción” y es verdad porque se ve cada patochada por ahí que mueve a lástima. Tendero sabe dibujar, es tan preciso como una cámara de fotos, pero, consciente de lo frío, lo aburrido, y lo poco transmisor que puede ser el realismo, lo rompe siempre por donde menos lo esperas.

Es absolutamente imprevisible y, siempre, en evolución. Ahora, durante estos dos meses, expone en el Torreón Fortea de Zaragoza. Para mí que volvió a arrancar como pintor en Londres. Luego, vi, en Albacete en 2003, sus cities, el maravilloso cuadro que le dedicó a Alex para su boda, 2003, sus trabajos para la Expo de 2008 en Zaragoza, el cuadro que me dedicó y tenía en mi despacho, desde 2008, y ahora en mi casa,  su antológica en el Palacio de Sástago en 2010, donde fue un cuadro impresionante que tenemos suyo, el cuadro que hizo a mi hija para su comunión, 2012, etc…Lo último, en 2017, fueron los perros de Llanto, nombre de la exposición, que, con la violinista de los zapatos rojos, atestiguan que sigue experimentando.

De la nueva exposición diré pocas cosas:

1- Vayan con tiempo y ganas de disfrutar.

2- No se la pierdan.

3- No piensen que son cuadros para decorar su salón, para eso vayan a internet. Aún me acuerdo que en Londres dijo que las estatuas (muy  pintadas) de la abadía de Wenmister parecían ninots, y que la mayoría de cuadros de la National Gallery eran cajas de galletas.  Y es cierto, además, los ingleses no suelen tener buen gusto y amontonan cacharros.

4- Hay una denuncia a la guerras y su consecuencias en un cuadro enorme de 2 x 6 metros, que enlaza con otro de 1969, Tendero no es un pintor amable, digamos que es un pintor con una fina ironía, a la que une un gran trabajo por ser fiel a la idea que tiene en la cabeza. El actual, y prolongado, escenario de conflictos en África y Asia, con el tema de los refugiados. Le han llevado a ampliar el cuadro de 1969 que ya era una denuncia a la guerra. El cuadro empieza con un cierta luz, con una breve claridad y acaba vacío y negro. El observador que se haga la componenda que quiera.

5- Junto a estos cuadros hay alguna de sus magníficas arquitecturas rotas, y reconocibles, a que me he referido antes.

6- El perro es cosa aparte, hay dos, uno más amable, en color, y otro más duro, en blanco y negro, a mí, personalmente, este último me parece lo mejor.

7- Todo es destacable, y no sigo más porque, si me dejo algo, involuntariamente, la  lio.

8- Por último, destacaré el cuadro de Jovi. Es difícil calcar el alma humana en un rostro, y Jovi lo pone fácil porque es una mujer sincera y sin doblez alguna. Lo difícil es retratar bien a una buena persona, y este cuadro lo consigue.

Pensaba que iba a ser breve al hablar de José María pero son muchos años, muchas vivencias y muchos amigos comunes. En fin, es la prueba viviente de que de su generosidad, tema que merece capítulo aparte, también se vive, y que da gusto toparse por la vida con gente generosa como él.

Seguiría pero paro aquí. No se pierdan la exposición.