Probemicas tenemos todos.

Tomo la frase, tácitamente prestada, del perfil de WhatsApp de un primo que, dado el afecto mutuo que nos profesamos, no creo que le importe.

La verdad es que en el post anterior no estaba en mi mejor momento, pero luego, me ha escrito un amigo paracaidista, y voy poco a poco. De hecho pienso lo que digo en ese post pero quitadle todo poso de amargura. Bueno, a lo que vamos. Que hay que saber rectificar, pero no todas las cosas son iguales no vale pasar por alto el  “Vaya día llevamos, a ti se te muere el padre y a mi se me pierde el lápiz”  al que diga esto hay que decirle, por su bien, que es tonto, y hay que decírselo tal cual, porque no entenderá el sutil arte de la ironía.

Hay que saber que hay problemas y problemas, distinguir el grano de la paja y saber con quién se habla. Por ejemplo yo critico que, habiendo listas de espera en España, haya médicos voluntarios españoles haciendo proezas por el mundo. A mí me parece mal, quizá se pueda dar una explicación, pero como usuario fijo del Sistema de Salud, lo sufro.

Y estoy harto de la solidaridad y el hambre en Africa. Mucho gobierno corrupto es lo que hay. Pero ,para un europeo, queda muy bien irse, incluso perdiendo sueldo, por ahí. La cuestión es que las autoridades identifiquen nuestros problemas y vayamos a por ellos, lo demás es peterpanismo.

Problemicas tenemos todos, y sino, nos los creamos, y los contamos, ¿qué sería alguien sin un drama que contar? yo conozco poca gente a la que no le guste hablar de dramas, lo normal es lo contrario.

En mi caso, por ejemplo, me da un poco igual todo, para ver un problema, es complicado, y la gente tiene cosas que no son de morir por lo natural.

Hay que ver si el problema es tal, si tiene solución, a quién afecta, a quién se lo decimos y por qué. En todo caso debemos ser proporcionados para no tocar las bolas.

Por ejemplo, a mí, que estoy en silla de ruedas y esto va a peor, no se me pueden poner de contraste los negritos de Africa. Si ellos lo pasan mal yo también y estoy algo más cerca.

Africa puede ser un buen lugar para eludir las propias responsabilidades y parecer bueno. Hoy en día está muy de moda irse a operar por ahí, además quien se va vuelve con un cierto halo de santidad.

Más paciencia que el Santo Job

La Paciencia es una virtud que, en grado sumo, se predica de Job. Job es un personaje bíblico al que la gente ha hecho santo como el santo Job, no san Job, ni Job, sino el santo Job.

Es difícil, o imposible, ganarle en Paciencia, pero viene bien una lectura del libro de Job de vez en cuando,. Viene bien meditarlo. Un hombre que tenía todo, se queda sin nada, no renuncia nunca a su fe, y vuelve su fortuna. Da de sí para muchas interpretaciones, yo me quedo en la de perderlo todo sin comerlo ni beberlo, vamos, lo que me está pasando a mi.

De repente te sientes mal, la cosa no para, vas al médico, te coges la baja, te dan la invalidez, dejas el trabajo, dejas de conducir, vendes tu casa, de la venta no sacas nada, te vas de vacaciones gracias a la familia, dependes de todo y de todos, viajas menos, no viajas, corres, dejas de correr, andas algo, usas silla, te caes más, te sale una segunda enfermedad, hablas normal, no se te entiende,  te gobiernan cuando dicen que te ayudan, algunos se fijan en los pobres de África (siendo que a mí, por lo visto, no me pasa nada, como no eres negro y procuras no dar mal…) etc…. Tratas de hacer vida normal pero tu vida es todo menos normal. Cada día estás peor. Pero la peña no se entera o  hace como que no se entera. No es que uno busque compasión pero con que le den trato adecuado a unas circunstancias complejitas es suficiente. Así podré ir formándome en la paciencia.

Esto es para siempre y va de mal en peor, o sea, según lo previsto. Hay cosas que, cada día, soporto menos. Son chorradas pero ya vale.

1- Yo, antes de la enfermedad, he sido un abogado de cierto prestigio y he tenido la suerte de trabajar y  aprender en muchas grandes empresas. Ignorar esto me cabrea, y es ignorar el pasado para tratarte como un mozico de pueblo sin más, y no es por orgullo, es que hay lo que hay, yo puedo estar jodido pero tonto ni soy aún (que todo se andará) ni he sido.

2- No soporto las ideas simples. Suelen ser ideas comunes “normales” sustentadas y proclamadas por gente corta, y que coartan hasta la libertad de discutir, aunque discutir con quien no está a tú nivel es una pérdida de tiempo tuya y suya.

Difícil de entender lo que digo. Debe de ser que tengo un mal día. por eso aprender de la Paciencia del Santo Job viene bien, primero con uno mismo.

José Martí

José Julián Martí Pérez, héroe nacional de la República de Cuba, nació el 28 de enero de 1853 en la Habana (Cuba), hijo de españoles.

En 1871 fue deportado a España y en 1873 se traslada a Zaragoza y reside en la calle Manifestación 13 principal hasta 1874, y, en ese tiempo,  en el Instituto Goya y en la Universidad de Zaragoza  acaba sus estudios.

Terminó de conseguir en 1874 el título de bachiller y licenciado en Derecho y Filosofía y Letras. Escribe y publica el libro La República Española ante la Revolución Cubana, termina su obra La adúltera y Amor con amor se paga. Martí se adentró en el mundo de la filosofía, se interesó en el transcendentalismo del filósofo alemán Krause, relacionando a este con el filósofo norteamericano Emerson. Ambos filósofos fueron verdaderamente admirados por Martí. Además, en la ciudad de Zaragoza, Martí colaboró con el Diario de Avisos. Martí le dedica un poema a Aragón el cual introduce en su obra Versos Sencillos.  Para Martí esta ciudad le marcó personalmente, sirviendo de inspiración para sus poemas.

Más tarde recorrió diversos países de América como Venezuela, Méjico, Guatemala, Perú, Bolivia y Estados Unidos, en su afán de unir a los cubanos en el exterior para luchar por la independencia de Cuba.

Murió en combate el 19 de mayo de 1895, a los 42 años, en Dos Ríos (Cuba).

Antes de certificar su defunción y después de su muerte, el coronel Sandoval, al mando de las tropas españolas, había dicho: “Señores: ante la muerte, cuando pelean hombres de hidalga condición como nosotros, desaparecen los odios y rencores. Nadie que se sienta inspirado de nobles sentimientos debe ver en estos yertos despojos un enemigo, sino un cadáver. Los militares españoles luchan hasta morir, pero tienen consideración para el vencido y honores para el muerto.” Seguidamente anunció que “se costearía por los españoles una lápida para el nicho que ocupan los restos de Martí.”

Dos placas recuerdan hoy, en la casa en que vivió en Zaragoza en la calle Manifestación 13, a Martí.

Y su casa, en coordinación con la Universidad de Zaragoza y la Facultad de Filosofía y Letras recuerda al héroe y celebrarán su aniversario con un acto de homenaje el día 25 de mayo a las 12 horas en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras sita en el Campus de la plaza de San Francisco, en el que, por segundo año consecutivo, se entregarán los Reconicimientos de “Cómplices de la Virtud” a distintas personalidades. Estos Reconocimientos irán acompañados de un bonito obsequio consistente en una escultura de una hola de tabaco, realizada por el escultor pinareño  Andro H, Montano Hernández, y un tabaco puro, todo ello en representación de la provincial de Pinar del Río, tierra del mejor tabaco del Mundo.

Responsable, y habitante de la casa de C/ Manifestación 13, Agustín Montano 652597753.

Guía del PROGRAMA 

Homenaje  a José Julián Martí Pérez, héroe nacional de la República de Cuba en el 123 aniversario de su caída en combate.

Organizan : Excma. Universidad de Zaragoza (Facultad de Filosofía y Letras), Asociación cultural de Pinar del Rio (Cuba), casa de la calle Manifestación nº 13 (Zaragoza) y Asociación cultural cubana “ Clave y Bongo”.

Programa

1-Himnos de España y Cuba

2-Palabras de presentación.

3-Poesía “Para Aragón en España” y “El Mambí”. Declama D. Agustín Montano Luis.

4-Palabras para la entrega de los reconocimientos “ Cómplice de la virtud” a:

Eliseo Serrano Martín, Decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza y Director de la cátedra Martí.

Manuel García Guatas, catedrático emérito de Historia del Arte, autor del libro “La Zaragoza de Martí

Familia Lafuente Sediles, (Dª Ana, D. Jesús, D. Pablo y D. Alberto)

Asociación cultural de cubanos en Zaragoza “Clave y Bongo”, representada por su presidentes Dª. Ludmila Mercerón y D. Jorge Bahía.

Entrega en nombre de la Asociación cultural “José Martí” de Pinar del Río (República de Cuba) Agustín Montano Luis

5-Proyección de trabajos audiovisuales realizados a través del canal educativo 2 de Cuba y la casa de la C/ Manifestación nº 13 por D. Luis Hidalgo Ramos, director de programas Televisivos (Cuba)

6-Canción al piano por Ludmila Mercerón.

7- Versos sencillos de José Martí. Declamador: Agustín Montano, pianista Ludmila Mercerón.

8- Canción “Guantanamera”, intérprete y pianista: Ludmila Mercerón.

 

 

In medio virtus

La verdad es que leyendo mis artículos sobre la leyenda negra uno puede pensar: que estoy exagerando, “Santiago y cierra España”, “que inventen ellos”, “Noli ire fora in interiore Hispania habitat veritas”, etc…

Lo que intento es combatir la idea, muy extendida, que España es un pobre y retrasado país, intransigente, que creó, a su pesar, una comunidad de naciones, buscando oro, y que tiene que aprender siempre del resto de Europa, hasta de Bélgica.

Lo cierto es que España es uno de los grandes países de Europa ( con Francia, Inglaterra, Alemania, Rusia, y para de contar) que tiene tras de si una larga historia, llena de luces y sombras, que no asume.

Empecemos porque los españoles no somos ni franceses, ni ingleses, ni alemanes…. ni franquistas o republicanos, somos españoles.

Reaccionamos a nuestro modo, este es el único país del mundo que hace caer a un Gobierno cuando hay un atentado islamista. Este es el único país del mundo tolerante con individuos como Rufián, etc… Somos así. De raíz individualista y ácrata. Si le gusta Francia, que es muy bonito, tanto como aburrido, váyase a vivir allí.

Francia es un país de una gran historia y muy interesante, Inglaterra también, y España también.

Es cierto que en el siglo XIX no estábamos en nuestro mejor momento para contribuir, con nuevos inventos ,al despegue de la Sociedad occidental, pero ni China, ni Rusia, ni Turquía, ni Portugal, ni el medio mundo que era colonia del otro medio.

También es cierto que en el siglo XV descubrimos América, no los vikingos, y fue una gran proeza que nadie quería acometer. Ahora hay quien pide perdón por esto, por llevar enfermedades, por coger el oro, etc…En el siglo XV no se era excesivamente amable, incluso los Papas tenían varios hijos y se mataban entre sí. La costumbre de envenenar era muy italiana, en el Castillo de Blois (Francia) Catalina de Medicis tenía todo un cuarto sólo para guardar sus venenos. Muy amable no era nadie.

Se habla, no de descubrimiento, sino de encuentro entre dos mundos, que viene a ser una chorrada políticamente correcta.

Aquello fue un descubrimiento y nos encontramos con gente que vivía en la Edad de Piedra poco menos. Y con dos imperios, menos evolucionados que los romanos, uno ofrecía sacrificios humanos, y el otro dicen que sabía cultivar y otras cosas (menos mal) pero no conocía la rueda. En fin lo precolombino era una pena, pero fue peor lo de América del Norte que los supervivientes pasaron de la Edad de Piedra a reservas.

En fin, que en todos sitios cuecen habas. Lo malo es que tenemos gente como Pablo Iglesias y Ada Colau que de historia no saben ni un carajo ni les interesa, La Colau ha dicho que Cervera era fascista y punto ¿y qué sabe ella de quién era Cervera?

Afortunadamente nunca les faltará el asesoramiento de Pablo Echenique que, viviendo en Aragón y proclamándose muy aragonés, dijo que Cataluña era una nacionalidad histórica. Aragón no. Chúpate esa.

 

 

 

Europa y leyenda negra

La conducta del fugado Puigdemont recuerda un poco la de Antonio Pérez en el siglo XVI. Únicamente desconozco el grado de idiocia de Pérez, tampoco conozco el de Puigdemont pero debe de ser alto dado el corte de pelo que se atreve a  lucir.

Pues a Antonio Pérez, secretario de Felipe II, se le acusaba de estar de tras del asesinato del secretario de D. Juan de Austria. Pérez, natural de Aragón, acudió a Zaragoza con la vaga intención de, caso de ser juzgado, que lo fuera por el Justicia con arreglo a los fueros. Eso no facilitaba la acusación real, luego quedó preso por la Inquisición, con jurisdicción en toda España y bajo mayor control del Rey. El pueblo de Zaragoza se sublevó y al grito de “contrafuero” sacaron a Pérez de la cárcel de la Inquisición. Las tropas reales acudieron a Aragón, y barrieron las pocas tropas que el Justicia había reunido. Se decapitó al Justicia y Antonio Pérez se fugó a Europa donde contribuyó al desarrollo de la Leyenda Negra antiespañola.

En el fondo, y en la forma, los delincuentes se parecen. Antonio Pérez engaño al Justicia y a todos los aragoneses y Puigdemont a todo el que se deja. Puigdemont, además, ha logrado demostrar que gente con estudios es más tonta que Abundio. Pero, en fin, no nos salgamos del tema.

El caso es que en España pensamos que todo lo bueno procede de Europa y que nosotros somos un desastre. Incluso es el leiv motiv de alguno de nuestros mejores, y más leídos, novelistas. Hay quien describe la España del XVII de modo heroico pero con poso de amargura y una notable aceptación de las tesis de la leyenda negra.

Lo cierto es que cuando estamos acostumbrados a algo muy bueno en lo demás sólo vemos los defectos y nunca decimos nada bueno aunque lo haya.

Sucede que los reinados de Carlos I y Felipe II nos encumbran como la gran potencia de la época a gran distancia de las demás. Con los de Felipe III, Felipe IV, Carlos II, Felipe V, Luis I, Fernando VI, Carlos III y Carlos IV somos una gran potencia como muchas otras, prescindiendo de la idiocia, o no, de nuestros reyes.

Sucede que la comparación es siempre con los reinados de Carlos I y Felipe II, todo lo demás es decadencia y fragilidad, además el inicio de la decadencia se sitúa con Felipe II y la Armada Invencible. Es curioso, años antes sucede la victoria de Lepanto contra el turco pero nadie la sitúa como el origen de su decadencia.

Por otra parte, todos los reyes españoles que he señalado mueren en la cama, sin embargo, Carlos I de Inglaterra, en el siglo XVII, muere decapitado, Luis XVI de Francia, en el siglo XVIII, guillotinado, Maximiliano I de Méjico, en el siglo XIX, fusilado, el Zar Nicolás II de Rusia y su familia, en el siglo XX, fusilado. Antes de morir no fueron juzgados buenos gobernantes y no lo debieron de ser.

En España no se dieron esas violencias, ni se contribuyeron a ellas.

Estaba leyendo estos días, un Atlas Histórico, y al llegar al Impero Español, al que se le dedicaba tanto espacio como al Japón feudal, su autor (un inglés) decía que en América los españoles sólo habían colonizado las tierras donde había oro, que eran bandidos y depravados, etc… Las típicas chorradas de siempre. Vamos a ver no omite que el descubrimiento de América fue español, tema importante ya que algunos creen que fue vikingo, incluso Erdogan dice que fue turco. De España, en el siglo XVI, no fueron angelitos a América, fue gente normal que veía en el oro una posibilidad de tener riquezas, lo mismo que en los USA pasó en el sg XX con la fiebre del oro. Además. España colonizó territorios donde sabía que no había oro. Gran parte de los USA son de colonización hispana,  (Tejas, etc…) y no se caracterizan por ser la tierra más fértil ni la más rica. Pasa parecido con Centroamérica, etc….

O sea, una falsedad y un prejuicio más para consumo de neófitos.

Además el “decadente” imperio español fue atacado en los siglos XVII y XVIII por todos los demás, pero así como Francia. en el siglo XVIII, pierde sus posesiones en India y  Canadá a manos de los ingleses, España no pierde casi nada en América en dos siglos a manos de ingleses, franceses y holandeses.

Menos mal que Napoleón, que perdió en Waterloo, no era español. Ni Napoleón III, derrotado en Sedán. Menos mal que no “ganamos” la segunda guerra mundial como los franceses, ni fuimos derrotados en Vietnam como ellos, ni perdimos el canal de Suez pese a la intervención francobritánica contra Naser.

Y de Inglaterra se puede decir lo mismo, su imperio se funda en la India, tras aplastar, con suma tolerancia, la rebelión de los cipayos, a mediados del siglo XIX. A finales de siglo XIX son vencidos por los árabes en Jartum y por los zulúes en Sudáfrica, que frente al flamante ejército británico, ambos tenían en común venir de la edad de piedra.

De Alemania, baste recordar la época de Hitler que, como Puigdemont, llegó al poder tras unas elecciones.

Todos estos países no se consideran decadentes, pero España sí ¿por qué? debe de ser por nuestros propios prejuicios.

Sucede que estos países han vivido centrados en este continente pequeño y viejo que es Europa. Si comparamos a España con Europa, y nos olvidamos de América,  a lo mejor damos con algo un poco parecido. La atracción por Europa es algo funesto que nos ha pasado siempre, de hecho la empresa americana fue más obra de la Reina Católica que de el Rey Católico que vivía más hacia Europa.

Nos hemos centrado mucho en este decadente continente. En el mundo actual, de hecho, es un paraíso, rico e insolidario, que confía su defensa a los USA.

Hace poco un amigo me decía que no hemos avanzado nada desde tiempos de Cristo, y es verdad, mucha tecnología, pero seguimos igual o, incluso, hacemos más burradas gracias a la tecnología.

El que más tiene (poder y dinero) más vale, aunque sea un borrico, esa máxima continúa inalterable.

En el siglo XVI se aprovechó la reforma Luterana, no para reformar la Iglesia Católica, sino para formar Iglesias Nacionales, supeditadas al poder político, que nunca han estado interesadas un ápice en fomentar los valores del cristianismo. Eso sí, en los tolerantes países protestantes, hasta el siglo XIX, podías ser de cualquier  religión menos la católica. Los católicos éramos lúgubres, antiguos, crueles, supersticiosos, etc… ellos no ¿les suena? Como el tiempo da y quita razones, causa risa cuando vemos que la cabeza de una iglesia es un rey. Además, que Desmond Tutu fuera obispo protestante y que Tony Blair se haya convertido al catolicismo da que pensar.

Es Europa un continente pequeño, insolidario, que ha llegado a usar la religión con fines ridículos, que se cree el centro del mundo. Europa intentó la mayor unión, la UE, que se ha visto pero, si bien naufragó a nivel político, en plena crisis desapareció, incluso a algunos países nos llamaron PIGS, sólo sirve a los intereses de  Alemania y ésta, como se ha visto en el caso Puigdemont, es profundamente, insolidaria. A esto unamos el Brexit y el cuadro de la descomposición está servido.

Cuando en 1986 entramos en la CEE me preguntaba qué teníamos que ver con los daneses, evidentemente nada. Tenemos que ver más con los ecuatorianos, pero eso queda mal en un nuevo rico, es preferible que te desprecie un danés a ser amigo de un ecuatoriano.