Experiencias

Es, en cierto modo una suerte, sólo en cierto modo, el disfrutar en la vida de dos estados: el de independencia y el de progresiva dependencia.

Como digo es una suerte relativa porque a todo hay que sacarle el lado bueno ya que el malo  sale solo.

Cuando era  independiente no sabía cómo tratar a los dependientes, tenía un complejo de culpa ante ellos por estar “sano”. Hoy veo las cosas de otro modo desde mi silla de ruedas.

Viene bien el apoyo y la ayuda para que estemos como los demás pero punto, no hace falta más. No es preciso ir más allá dado que sólo pedimos superar una desigualdad de la que nadie es culpable.

No se puede sentir uno culpable por el hecho de estar sano, la gente en sila de ruedas no es más buena o más mala por ese simple hecho que es ir en sila. Uno, en silla, suele aprovecharse de ella, por ejemplo dando pena. Es muy peligroso hacer de la invalidez tu vida y tu excusa. Es muy peligroso y muy fácil.

Como decía una amiga: vamos en silla de ruedas pero la silla de ruedas no está en nuestra cabeza. Buscamos una ayuda porque nos es necesaria para restaurar la igualdad, no más.

Porro unum necessarium est

Las cosas pueden ser lo que parecen o no serlo en absoluto, hay que tener la formación o ayuda precisas para saberlo y no  pasar por lo que se dice o parece.

El latín, que según algunos no sirve para nada, nos ofrece un estupendo campo en ese sentido.  Si decimos “Mea quadriga robata erat per noctem quam dormitabat” es evidente que parece lo que parece, es decir, el comienzo de “Mi carro” de Manolo Escobar. Lo mismo pasa con “Habeo vacam lactariam non est vacam qualiqunquem” es claro que decimos “Tengo una vaca lechera no es una vaca cualquiera”. En un primer examen vemos que parece lo que es, pero hace falta un primer examen.

Ahora, si decimos “mater tua mala burra est” la ofensa es menor de lo que parece, ahora el parecido unido a la vindicta del honor familiar y a la habitual falta de cultura latina del interlocutor, puede llevarnos a perder los dientes antes de explicar la frase.

En esta frase, parecido y  traducción española divergen, quiere decir: tu madre come manzanas podridas.

Podríamos seguir y seguir, pero ¿qué quiere decir la frase con que empezaba este artículo?

No se la digan nunca a un testigo de “Genova” y no le digan que viene en la Biblia pues su interppretación literal de la Biblia, unida a que no saben lo que dicen, le llevará, con felicidad, a fumarse un canuto cada día.

Se trata de un pasaje del evangelio, cuando Marta, ocupada en las faenas de la casa y en la hospitalidad debida a Jesús, se dirige al propio Jesús para que le diga a María que le ayude pues hay mucho que hacer y  ella se dedica sin más a escuchar al Maestro. Jesús, lejos de inquietarse y recriminar a una  u otra hermana dice eso de “Marta, Marta tú te afanas y te inquietas por muchas cosas, pero sólo una es necesaria (porro unum necesarium est), María ha elegido la mejor parte y no le será arrebatada.”Esta escena del Evangelio reconozco que me ha atrapado siempre, la he puesto tal como suena en mi memoria, y puede que no sea clavada.

En cada momento de mi vida la he interpretado distinto. Pero lo importante es ¿cómo suena para ti? ahora en tu vida ¿has elegido la mejor parte? o ¿te afanas e inquietas por muchas cosas?

 

 

“jodo, se chinan tajo estos marianos”

Ayer estábamos de cena familiar cuando mi sobrina comentó como rezaban,o algo así, con los rvdos. padres marianistas, uno de mis sobrinos comentó “jodo, se chinan tajo estos marianos”.

Por el contexto le entendí, y en el fondo tiene razón, no obstante la forma evidencia el abismo generacional y que nos hemos vuelto mayores, cosa que ya decía mi tía Bienvenida (sólo que ella a los 90 años).

Si me sacan la frase de contexto no entiendo nada. Por marianos entiendo los típicos calzoncillos, tajo ¿de jabón? y lo de se chinan lo uno a la China comunista de toda la vida, si junto la frase es absurda.

O sea que en un hecho tan simple se manifiesta 1. que la gente joven sigue hablando como le da la gana 2. que lo que hacen los marianistas es, como poco, cuestionable 3. que sigue existiendo el abismo generacional 4. que me estoy haciendo mayor.

La voz

Hay que joderse pero esa voz de canónigo que yo tenía ha dejado de existir. Empecé a ver defectos hace más de un año, me preocupé mucho entonces, me sentó fatal, pero bueno hoy  constato que va a días. Es una más de la enfermedad, algo poco simpático.

Mi voz era mi instrumento de trabajo, y aun de placer. Rotunda, articulada y fuerte. Era genial en juicio, lecturas, charlas, radio, etc.. hoy trato de que se me entienda.

Ni sombra de lo que fui. Pero bueno, es lo que hay. Me acuerdo mucho de la emperatriz Eugenia de Montijo cuando al morir en el destierro, después de haber perdido marido, hermana e hijo únicos, decía que “parece que Dios se complazca en quitarme todo lo que me  ha dado” y me acuerdo de la frase del libro de Job ( el santo Job) de “Dios me lo dio, Dios me lo quitó”.

Todo lo bueno viene de Dios y si nos lo quita será por algo. Ahora toca luchar por hacerse entender y buscar más medios de comunicarse. El pasado, que gracias a Dios, fue expléndido, pasó, ahora queda mucho por hacer en el futuro.

Si la que tenemos no la practicamos, ¿para qué queremos cambiar?

Ayer bajaba yo del fisio con mi sillita autopropulsada, mi mantita en las piernas, muerto de frío ( como todo el mundo) componiendo a la perfección en ese momento la imagen de “pobre chaval” (lo de chaval es para animarme y porque no soy chavala).

Entonces se acercó a mi sonriente (cosa que se agradece) un joven que resultó ser testigo de Jehová (lo que me llevó a acordarme de la escena de la lapidación de la Vida de Brian y a contener la risa).

El testigo de Jehová (o de Genova como dicen en mi pueblo) me preguntó si creía que  el futuro podía ser mejor. Yo le dije que era algo que no se sabía, él me dijo que según el Apocalipsis sí, claro que interpretar un libro sagrado en ese plan pues que pregunten en Siria a ver qué piensan.

Yo no le dije nada sólo sonreía igual que mi hija cuando pasa de todo lo que le dicen, simpática es pero caso no te hace ninguno, pues a mi me pasó igual con este hombre.

Me preguntó que si creía que Dios era el causante del sufrimiento, y le dije que nunca había pensado en eso, pobre Dios le colgamos cada sanbenito que ya nos vale, ahora, lo bueno que nos pasa es cosa nuestra.

Como no le contestaba lamentándome “pobre de mí” y esas cosas, cambió de tema y se vino a hablar del Reino de Dios, tema más agradable pero del que sabía poco.

Dicho esto nos depedimos muy simpáticos y me fui.  Acto seguido recordé lo que un sr. de Leciñena había dicho a unos testigos de “Genova” que fueron a convertirle a su fe: “si la que tenemos no la practicamos, ¿para qué queremos cambiar?” y me dije “si es que como la sabiduría popular no hay nada”.

La verdad es que con cuatro cosas los testigos parecen felices, cierto que es una felicidad un poco simple y cierto que causa ternura que se te dirijan con interpretaciones bíblicas básicas, literales y simples.

A uno ya le cansa tanta felicidad de pastel que ya soy mayorcito y tengo mi historia, como todos, que no les interese o no les preocupe saber con quién hablan es cosa suya.

La verdad es que he leido la Biblia desde crio, me he guardado de interpretarla porque la Iglesia tiene expertos que se dedican a eso. Siempre he criticado a los protestantes por la libre interpretación, con eso han dado lugar a sectas que son todo menos normales.

Una corriente rarita son los testigos de Jehová que son una panda de iletrados felices que leen la Biblia, aunque sería mejor que leyeran Mortadelo y Filemón.

Van buscando la desesperación y algo consiguen.

Conmigo lo tienen mal, la frase del sr. de Leciñena fue tajante.

 

Derecho para todos: el Estado Autonómico

Algún día voy a tener que contestar a los comentarios tan cariñosos que se hacen en el  blog, de momento mi agradecimiento a todos.

Este tema afecta a mi esencia profesional como letrado autonómico que soy. Es un tema para prácticos y no para teóricos, que se ponen de los nervios y con razón.

España se constituye en un Estado sin nombre, no es federal ni regional… ni nada la expresión “Estado autonómico” está sacada por la doctrina de la Constitución y es peculiar pues no está en ninguna otra Constitución de ningún país  del mundo.

Ese es un pecadillo original que muchos teóricos no llevan bien. Pero pongáonos en 1978 cuando se aprueba la Constitución; en ese momento nos encontramos con las típicas fuerzas centralizadora y descentralizadora de España. Estas fuerzas existen desde las taifas musulmanas, los reinos medievales, la guerra de els segadors, los cantones de la primera república, las mancomunidades de tiempos de Afonso XIII y las Regiones de la segunda República. Frente a esta fuerza centrífuga ha habido fuerzas centrípetas: el reino visigodo, el califato de Córdoba, la unión con los Reyes Católicos, el Conde Duque de Olivares, Felipe V…

O sea que nuestro país ha vivido entre una cosa y la otra, pretender lo contrario, y asumir sólo una de las posiciones es poco real, y podría ser hasta tierno si no fuera peligroso.

En 1978 era uno de los problemas, el otro es que no se consultó, por edad, a Pablo Iglesias. La Constitución debía encarilar este tema, y, en un prodigio de pragmatismo creó una vía que todos podían transitar, los más preparados nada más comenzar y los menos más despacio.

Hoy casi todas las autonomías van llegando al mismo techo competencial, se es más descentralizado que un Estado Federal, y somos fieles a nuestra historia que navega ente unidad y descentralización. Mejor que los modelos teóricos, es más cómodo (aunque sea feo) el traje hecho a mano que el prêt a porter.

El Estado Autonómio es peculiar, pero el pasado puente de diciembre fue peculiar, los ingleses son peculiares porque su régimen se basa en tradiciones y no tienen DNI, los irlandese conducen por la iquierda,los suecos se emborrachan en casa, los americanos eligen presidente en base a votos electorales y no voto popular. y de los japoneses mejor ni hablar de lo raros que son.

Como me dijo una colega “todo el mundo es raro”, y es verdad, España tiene esta peculiridad, porque quiso responder con pragmatismo a su historia.

Y cierto es que se forja España con una unión personal en la figura de los Reyes Católicos, y la Corona de Aragón conserva sus leyes y autogobierno. Cierto que frente a intentos centralizadores, como el del Conde Duque en 1640, hay guerras. Cierto que el primer Borbón juró los Fueros y que sólo los suprimió (y no los de derecho privado salvo Valencia) tras una guerra en que se le opusieron las regiones de la Corona.

Sin embargo Felipe V dejó a Navarra como Reino, ya que le fue leal.

Leer la historia con las gafas de hoy en día, como nos hizo a un grupo el ínclito Pujol una vez, denota estupidez.

Lo que se puede sacar  en claro es que España se ha movido siempre entre los reinos de taifas y la unidad.

Hay que buscar un punto de equilibrio, el Estado autonómico está por explorar y mejorar. La Autonomía, para regiones que ni se atisban desde la calle Serrano de Madrid, ha sido un motor de progreso. Aún me acuerdo de los Juzgados de Aragón antes y después de la transfarencia. O de las carreteras, de los colegios, etc….

En definitiva es dividir el poder para acercarlo al pueblo.

 

 

Cabreo

Como mi psicóloga dice que a cada cosa hay que darle su nombre, hoy he sufrido un tremendo cabreo que se ha venido desarrollando poco a poco.

Las condiciones para estar cabreao like a monkey son:

Previas

1-Llevar un tiempo solo en casa.

2-Que lo previsto no se cumpla.

3-Dedicarse a cosas que no son de provecho, y tener cosas que hacer.

Simultáneas:

1-Tener que ir a rehabilitaión en silla de ruedas autoproulsada.

2-Ver gente andando.

3- Ver gente corriendo.

4-Que haya gente que te quiera acompañar en el trayecto (para que no te la pegues)

O sea, que lo que me ha cabreao es ese exceso de dependencia que uno siente y que, encima, no se puede decir nada pues la gente anda muy preocupada con que te la pegues. Si a ello unimos que ves gente independiente en la calle a montón y los que están como tú son algunos ancianitos, se junta todo.

Cuando se junta todo te cabreas, ¿contra quién? no sé, te cabreas y que no se te acerque nadie.

El remedio al cabreo:

1- Salir.

2-Que te dé el aire.

3-Hacer alguna chorrada, como sacarle la lengua a un perro.

4- Hacer lo previsto.

5- En mi caso acordarse de los de Podemos y echarse unas risas.

Como véis nada transcendente. Ya se me ha pasado.

Bajón

Hay días, o momentos del día, en que uno está desinflado o de bajón, eso nos pasa a todos, a algunos con razón a otros sin ella. En cualquier caso si pasan días hay que ir a un especialista.

Pero no voy a hablar de especialistas sino del momento “bajón”. En mi caso me da por pensar. El lunes pensé un poco en mi situación y casi me deprimo, afortunadamente el Señor me ha dado una alta dosis de incosciencia,cierto horror a los penamientos aburridos, buenos amigos y buena familia.

De esos pensamientos no sacaba nada sino amargura retroalimentada. O sea que dejé de pensar, aunque el traca traca me ha durado hasta hoy en que un amigo y su hija me han saludado al otro lado de la calle. Perfectamente podían haber seguido su camino que yo no me daba ni cuenta, no estábamos cerca, pero no sé por qué extraña razón se han desvanecidolos restos del “bajón”.

Es normal que un día, o en algún momento, uno, quien sea, mejor con razón que sin ella, no esté para nadie. Si no se repite puede ser hasta sano dado que se lleva una vida muy estresante. En tal caso recomiendo, dejarse llevar, llorar si se puede (yo no puedo y ya es pena),  etc…todo eso sirve para reconocer que uno está mal, ponerle nombre a ese mal: tristeza, duelo por alguien o algo perdido, daño corporal, odio,  envidia, mala salud…..

Una vez que sale todo y se le pone nombre hay que tener en cuent a que es uno el que está así y no el mundo; y que no es culpa de otros sino de uno (los demás pueden ser el estíulo o la causa pero se pone mal uno mismo).

Y buscar la solución adecuada, no enterrar el problema o hacer como un avestruz.

Hay que salir de ello y confiar en que se va a salir, a veces no se sabe cómo, igual no se sale como uno quiere, pero siempre se sale.

Esto es lo de los lirios del campo que cuenta el evangelio, florecen y crecen sin preocuparse. Vivimos sumidos en un mar innecesario de preocupaciones, y a mi me ha pasado que me preocupado por todo y jamás pensé que podía darme esta enfermedad.

Tiene cojones la cosa, con la de chorradas que he pensado, en fin, que no cambiaría mi vida pero me daría menos mal.

Llueve

Hoy llueve en Zaragoza, cosa poco habitual. Quizá es un fenómeno indiferente para muchos, molesto para otros, y quizá los más ecologistas lo valoren.

Yo no soy ecologista como los de ahora, ya soy más bien antiguo, no me molesta la lluvia, y, desde luego, no me deja indiferente.

Yo creo que todos los de monegros (el desierto más próximo a París) la llevamos marcada en el ADN. No sé si por virtud, por necesidad, por educación desde críos, o por lo que sea.

Desde luego una buena forma de encontrar a alguien de la zona es preguntarle si ha llovido. Es un tema vital y recurrente.

Por eso duelen cosas como que no se haga nada con el Ebro y afluentes, o se hable de trasvase, cuando a unos 10 Km de Zaragoza hay un secano, y para rato.

Hay que partir de que no se nos entiende, además no somos muchos. En fin somos así, qué le vamos a hacer. Pero es bueno alegrarse con cosas tan simples como la lluvia.

Yo no voté a ningún Rey

Eso decía la camiseta del diputado Cañamero el día de la apertura solemne de la Legislatura, yo tampoco voté a ningún Rey pero no voté ni votaría jamás a Cañamero y, por efecto de la democracia representativa, es mi diputado y representante.

Hay que contarle a Cañamero que la democracia imperativa, basada en un cuaderno de instrucciones y en la representación única de los propios votantes, es propia de las Cortes estamentales del antiguo régimen (no me refiero a Franco) ya superada en el siglo XVIII cuando el abate Sièyes dijo eso de que un diputado representa a la nación entera. Es la única forma de ser operativos.

O sea que Cañamero, el Rufi (prefiero no llamarle Rufián que parece que le insulto), Tardá, Homs, Iglesias y otros me representan.Por la noche procuro olvidar esto para poder conciliar bien el sueño.

Los de Podemos lo saben pero no te han dicho nada Cañamero, así luces tu camiseta que tiene su público.

Ahora, si volvemos a la cuestión de la jefatura del Estado verás que le corresponde a una Monarquía Parlamentaria,  donde el Rey reina y representa al Estado, pero no gobierna, como en Gran Bretraña, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Noruega, Suecia y Dinamarca. En ninguno de esos países se ha votado nunca la Monarquía, será porque son un desastre y son poco democráticos.

En tiempos de los visigodos hubo una monarquía electiva en España, pero muy bien no fue. También las Cortes eligieron a Amadeo de Saboya y duró dos años, que fue más que la primera República española con sus cuatro Presidentes.

Vamos Cañamero que no sabes de lo que hablas. Pero vayamos a las tesis de tu compañero Garzón, autor de un libro para calzar muebles sobre la III República ( como la I y la II fueron tan bien). Si se elige el Presidente por votación, como Trump en América, aquí podemos tener, por ejemplo, a Aznar, cosa que Vd. no aceptaría, y como Vd. muchos.

Pongamos que lo elijan las Cortes, sólo diré que a Rajoy, tras ganar dos veces las elecciones, le ha llevado 10 meses.

Hay cosas que no se votan Cañamero, están ahí y punto, son la tradición, el depósito de nuestra historia, ¿todo tiene que estar sometido  opinión? ¿la de ahora o la de dentro de unos años? ¿nos vale la del pasado? ¿optamos por una Presidencia ejecutiva que haga lo mismo que Rajoy?¿optamos por una Presidencia representativa que haga lo mismo que el Rey?

En fin, Cañamero, piensa más y no te metas en debates absurdos.