SENADO (II)

¿Sirve para algo el Senado? ¿Qué hace? ¿Es una Institución democrática? Ruego que lean estas líneas sabiendo que me anima una ideología propia de la Derecha, con mezcla de regionalismo, y nada de centrismo o ultraderecha. No soy nada de izquierdas, simplemente, no puedo. Otra cosa es que piense que la Derecha no propone nunca gilipolleces, lo cual, es mentira.

Lo primero que hay que decir es que Senado viene del latín Senex, o sea, persona mayor (con 52 años ¿se es ya mayor?). Es una asamblea de notables, una segunda Cámara que se elige por el Rey, por el pueblo, mediante sufragio directo o indirecto, o se hereda. Suele ser Cámara de segunda lectura de leyes, también se le da un papel de representación territorial. En España se elige por el pueblo y por las Comunidades Autónomas. Cada Comunidad Autónoma elige un Senador y otro por cada millón de habitantes, así Aragón elige 2 y Navarra 1, por ejemplo. Los elige, según marcan leyes autonómicas, el parlamento de cada Comunidad.

Junto a ellos están los de elección popular. La papeleta sepia es muy clara. Cada elector puede elegir tres candidatos máximo de la misma o distinta candidatura, Por ejemplo se pueden marcar los tres de Vox, del PSOE, del PP, etc, o uno de Vox otro del Pacma y otro del Partido Comunista de los Pueblos de España. Son listas abiertas. Cada partido presenta un máximo de 3 candidatos, cada elector vota a un máximo de 3 y se eligen al Senado los 4 que tienen más votos. Como se suele votar todos los del mismo partido, el partido ganador saca los 3 primeros y el segundo el cuarto. Por ello, como el PP, en la anterior legislatura, ganó por la mínima em casi todas las provincias, tenía mayoría absoluta en el senado. La circunscripción electoral es la provincia. Ahora se prevé que el soso de Sánchez gane por la mínima en toda España dada la división de la derecha que, sumada, dará más que el PSOE pero no cada cual por su lado. Por ejemplo, en una provincia el censo son 100 el PSOE pongamos que saca 35 votos, el PP 30 , Ciudadanos 20, Podemos 10, y Vox 5,  y si se vota. como siempre,  a los candidatos de un mismo partido, luego al sumar del PSOE salen 3 y del PP 1, el resto 0. Si se vota uno del PP otro de Ciudadanos, y otro de Vox, preferentemente los primeros, tendrán 55 votos, con lo cual en senadores habrá uno del PP, otro de Ciudadanos, otro de Vox y otro del PSOE. Es para lo que sirven las listas abiertas.

Pero el Senado no hace mucho. No tiene nada que ver en la investidura del Presidente, ni en la moción de censura, ni en la cuestión de confianza…

Es segunda Cámara de lectura de leyes, puede enmendarlas o vetarlas y devolverlas al Congreso, que es, finalmente, quien acepta, o no, la enmienda o veto. También decide, es el único, sobre el  art.155, y las medidas a tomar siempre a iniciativa del Gobierno de la Nación, Vamos no mucho, pero dado que parece que el  inútil y falso va a ganar, igual es hora de usar las listas abiertas.

Ya he dicho que soy de derechas, por ello mi aversión al resucitado político es natural.

 

 

 

HOSPITALES

Llevo mucho sin aparecer por aquí y ello obedece a 3 razones:

La 1ª es que no se me ocurre nada

La 2ª es que he estado de Hospitales

La 3ª es que me he ocupado en otras cosas.

Casi que como la 1ª y la 3ª son poco interesantes, hablaré de los Hospitales que han protagonizado estos días.

El 31 de marzo pasé mala noche, con escalofríos repentinos y sin sentido, El 1 de abril me levanté con casi 38 grados de fiebre y muy flojo, tan es así que ni me valía con el andador. Con esas me subieron a urgencias de Quirón y me hicieron todo tipo de prueba, Me detectaron un acuñamiento en la L3 y el martes 2 me operaron. Todo bien. Ya no uso calmantes. Y antes usaba paracetamol.

Con la fractura ya no revisamos lo neurológico y la fiebre desapareció. Así que me tocaba revisión neurológica y, como el viernes 5 salí de Quirón el martes 9 me subieron en ambulancia al Servet. Fui a Urgencias del Servet, dado que estaba de guardia mi neurólogo. Enseguida fui a boxes y yo pensaba que era un sitio individual separado por cortinas, pues en la seguridad social no, había sitios abiertos y en uno estábamos unas 30 camillas, y los camilleros jugando al Tetris.

Un show. Había gente de todo, en edad me ganaban, en males no creo. Era terrible salvo que te lo tomes a cachondeo, este mes lo acaban pocos de los compañeros. Yo espero  que sí

Total que  el neurólogo temía que tuviera una paraplejia, pero No. Estoy es- tupendo como dijo el neumólogo (sólo me falta el ginecólogo).

De estas experiencias he salido con menor movilidad y con miedo a caerme, ya que no me pueden operar otra vez.

Bueno, todo evoluciona lento y mal, tal y como era previsible. Ahora sólo se trata de aprender a ser buen paciente.

 

Insurrectos

Sin ser peyorativo pero quien pretende independizar parte de un Estado sin estar previsto es un insurrecto, aunque sea un héroe para sus seguidores pero, para gente como yo, es un insurrecto.

Y no lo digo de la gente que piensa y opina que sería mejor independizarse pero nunca han hecho nada ilegal y no violan el ordenamiento jurídico del Estado en el que están. Véase Rufián.

Insurrecto es el que realiza actos insurreccionales. Pero como esto no gusta y os líderes del procès deben ser considerados como santos de altar por todo el mundo el malo malísimo es el Estado español que los oprime y cuenta mentiras como que Cervantes no era catalán.

Como dijo Alfonso Guerra estamos ante gente que miente sí o sí. Tienen un objetivo y todo vale, no son nobles.

Pero esto ya se veía, con Franco, ese a quien tanto odian, se les dio más que a los demás, con la democracia les ha pasado lo mismo. Sucede que los insurrectos son personas y no ideas.

Se pretende mezclar todo y confundir, no tener un debate de ideas, sino actuar, por ello se lanza a los CDR y se pone al frente de su representación política a gente de ideas y discurso limitado. Así no saben, ni se cuestionan, el significado de la palabra diálogo, la cuestión es repetir la palabra diálogo.

Y España es un horror, y los españoles lo peor. Desde Felipe II somos malos y cabritos, no como ellos tan guais y tan modernos siempre. Y hay gente tan simple que se cree esto. Incluso ha famosos escritores españoles que, en nuestros días, siguen fomentando la leyenda negra. Eso en contra de países como Francia donde algunos creen, firmemente, que ganaron la II Guerra Mundial. Con eso queda dicho todo.

La admirada Alemania es el país con mayor pasado genocida del mundo, Gran Bretaña ha llegado a aprobar el brexit creyendo que está en la época del Imperio.  No vamos a seguir con otros porque España no es peor ni mucho menos. Jugamos con tópicos  y una mentalidad capitidisminuida.

 

¿ Quién fue primero la gallina o el huevo?

Esto viene a colación sobre el debate mantenido sobre si la democracia es antes que la Ley o no. Los insurrectos catalanes (sin nada peyorativo) mantienen que sí y sostienen que los demócratas son ellos, y el Rey dice que la democracia se ejerce dentro de la Ley.

En fin los insurrectos , aun pudiendo, no se caracterizan por su inteligencia, ahora bien, son cansos hasta decir basta.

Los insurrectos se califican de demócratas frente al opresivo Estado español. El Estado español se sujeta a un fría legalidad que el puebla catalán, oprimido, rechaza. Este es el discurso que usan el fugado de Waterloo y los suyos. Parten, por lo visto, de que el Estado español es una ONG, idea generalizada, y se creen, dado su nivel mental y el de mucha gente en el resto de España, la leyenda negra. Mienten siempre que pueden, pues su fin es la Independencia de Cataluña, cosa que la Constitución no contempla, contra un alto porcentaje de catalanes a los que se ignora.

Conceptualmente son cosas distinta,s si bien la democracia necesita un cauce legal para expresarse, salvo que no se quiera ni ver a las minorías, y la ley necesita el funcionamiento de un sistema democrático ¿quién fue primero?.

Históricamente está claro que primero fue la ley y, o bien poco a poco o a través de una revolución no democrática, llegó la democracia. En España los experimentos democráticos siempre han salido mal. Sólo salió bien el de la transición que trajo la democracia pasando de la ley a la ley.

Toda Ley se puede cambiar, o bien siguiendo lo que dice, o bien por la no violencia de todo un pueblo. Aquí no hay ni una cosa ni otra y sí mucha mentira de gente descerebrada y sus crédulos seguidores.

 

Salud física y mental

Bueno, mi idea es daros unas notas de cómo me encuentro, a ver si lo consigo. Físicamente estoy como un sr. de 90 años que esté mal (que hay quien está estupendo), no tengo dolores, pero ya no puedo andar, me mancho al comer, a las 10 me duermo y a las 4 me despierto, una juerga vamos. Como decía, ya no ando me levanto, me tengo en pie y punto, y ya no salgo ni me quedo solo. Ya se me entiende a ratos al hablar y ya veremos.

La vista. la memoria y el conocimiento (o la falta de él) los conservo.

Psicológicamente es más complejo. Hay que partir de asumir mi situación, primero yo y luego los demás. Así no  se generan frustraciones. Tengo 51 años y me muevo como si tuviera 90, lo que pasa es que tengo 51 y que me suelo levantar “de lunes” todos los días. No me gustan cosas típicas de abueletes como tomar el Sol, seguir una dieta o hablar del tiempo. Me da igual si hace buen o mal día. Salgo si tengo que salir, salvo a comer y tomar café con amigos. No me gusta sentirme enfermo, con estar limitado, y acostumbrarme a ello, tengo bastante.

De creencias religiosas sigo igual, esto no me ha cambiado nada, son cosas que pasan, lo peor es darles importancia. Bastante tiene uno con las muestras de amor y preocupación que provoca.

Se agradece mucho la solidaridad de la gente ante la limitación. Es comprensible no saber qué decir ante un minusválido, lo mejor es no decir nada o hablar normal. También es muy bueno escuchar y no tratar de aleccionar al pobre minusválido. Lo peor es tratar de aleccionar diciendo eso tan socorrido de que hay que se fuertes y luchar etc…. qué horror como si no tuviéramos poco. Mejor callar y no parlotear  llevado por el nerviosismo. La cabeza me duele igual que cuando estaba sano, y hago el mismo caso: ninguno.

En general lo mejor es callar y escuchar, además, si alguien tiene un problema estará deseando contarlo y no que le metan la chapa.

 

Delitos políticos

Con todo esto del procés se puede decir claramente  que, en buena lógica, hay delitos  de raigambre política como la rebelión.  Y sus autores, que los hay en el caso de España y se diga lo que se diga, son villanos para unos y héroes para otros.

Todo delito exige una acción, no basta el mero pensamiento. Eso podría ser un pecado, pero todo delito exige una acción, una exteriorización. Todo Estado que se precie a sí mismo defiende su integridad territorial mediante las leyes penales. Por tanto, el que pretende crear otro Estado no puede estar en la legalidad del primero.

Un independentista es un insurrecto contra el Estado del que pretende salir. No un demócrata, eso es otra cosa.

Los Estados no prevén autodeterminaciones, ni los independentistas van a preverlas. Los independentistas están en una lucha constante contra el Estado. usan todo y es normal, no les queda otra.

El Estado tipifica Delitos de raigambre política para defenderse, es normal. Luchamos  con dos concepciones de la realidad contrapuestas. Cada cual defiende su idea, si la lucha se desliza al diálogo sólo sirve para constatar que no puede existir o para dar la razón a uno o a otro. Dialogar en esta tesitura no es más que un señuelo para crédulos y bienquedas.

Las cosa claras. Lo malo es entrar en lo que pretenden lo otros, ello supone asumir que alguien se equivoca, y ese alguien no va a ser quien dice y hace de todo para obtener la independencia.

 

Lenguaje inclusivo

Pese a haber puesto de vuelta y media el lenguaje inclusivo, y a ser firme defensor de lo que dice la RAE, voy a probarlo en este Blog desde este artículo. A mi el lenguaje inclusivo me parece redundante pero se nos viene encima. Así pues, es preferible saber usarlo para no ser un antiguo. Ayer leí en un hospital que “las enfermeras/os….”, pues mal, ni existe el término enfermeras/os hay que decir “las enfermeras y los enfermeros” o “el personal de enfermería”, una cosa es defender el lenguaje inclusivo y otra escribirlo y hablarlo bien.

Es como el uso de la @ para decir todos y todas, ¿cómo se pronuncia la @? ¿no es otro atajo?, o una cosa o la otra.

El lenguaje inclusivo correcto tiene su complejidad, y una cosa es  hablar en este lenguaje y otra fomentar la incorrección. Es como la aparición de masculinos y femeninos absurdos  como “periodisto”, “ciclisto” o “miembra”, con el uso de género en el artículo basta  decir”el periodista”, ” la periodista”.

Resumiendo, yo creo que hay sobrados motivos para oponerse al lenguaje inclusivo pero:

1- Se nos viene encima, es utilizado, cada vez, por más gente y conviene saber cómo se habla y se escribe. Está bien mantenerse en el castellano de Nebrija pero es algo antiguo.

2- Para saber de qué va algo hay que conocerlo, y no vale poner el ejemplo de para saber de qué va una droga hay que probarla, esto no es una droga.

3-Sólo practicando este lenguaje se puede corregir lo mal que se usa.

Además, en mi caso, es un tema nuevo y algo que fuerza mi atención, digamos que me permite conectar con las nuevas tendencias y me resulta terapéutico. Veremos si me es fácil escribirlo, de momento, sí.

Sincericidio

Una vez me dijo un amigo que su psicóloga le había hablado de esto, que, a veces, no hay que ser sinceros. En esto, como en la confesión, los psicólogos no descubren nada nuevo y siguen la senda de la doctrina católica cuando habla de las mentiras piadosas. Un mal menor para proteger un bien mayor.

El problema es que el mal es real y que sea menor que un ¿bien? habría que verlo, claro que aquí decide el interesado. Y el interesado es, siempre, parcial y cobarde, muchas veces. Esto quiere decir que la verdad para él va a ser, sinceramente, relativa. Querrá una cosa y su contrario.

Ser salvajemente sinceros aunque seamos sinceramente salvajes, es algo recomendable. Y no guardar nada en el armario nos hace libres.

Difícil cuestión, en general. Además la sociedad necesita apariencias. A veces, cuando hablas contra usos sociales no estás siendo sincero, cuando vives una cosa no se te ocurre criticar la contraria. Por eso cuidado con los que estamos acostumbrados a criticar, muchas veces no es un ejercicio de sinceridad sino de mala leche destinado a hacer daño.

Hablando de uno mismo pues, sinceramente, no estoy muy allá. Cumplo pronósticos médicos. Ando ya poquillo y tengo pocas ganas de salir ya que me veo torpe y me resulta difícil hacerme entender.

Supongo que esto es parte del proceso y pasará. La redacción de artículos y, sobre todo, de libro, me han dado una ocupación que me ha ido manteniendo. También este blog y la lectura de sus comentarios.

Ahora mismo estoy entrando en una fase más zen en la que prefiero no tener nada que hacer, todo me agobia, y ya me da igual casi todo, casi que no todo. Digamos que estoy una fase en que recupero la consciencia y empiezo a distinguir lo que me merece la pena de lo que no. Aprendiendo otra vez. Iba a decir que como todos pero no. Digamos que yo tengo la suerte de tener todo el tiempo a mi disposición, que me pagan por no trabajar, y sólo tengo que hacer no dar mal. Esta es una situación privilegiada según para qué cosas, no para correr el maratón de Nueva York.

 

 

VANITAS VANITATIS ET OMNIA VANITAS

Eso dice el Eclesiastés. La vanidad o soberbia es uno de los 7 pecados capitales (envidia, lujuria, gula, ira, avaricia, pereza y soberbia) la soberbia es algo que tenemos todos, de hecho se dice que el pecado de Adán (querer ser como Dios) fue un pecado de soberbia. Ya sabemos que en España la envidia, como decían los nikis, es el pecado nacional. Digamos que la soberbia es el pecado universal.

Contra Soberbia, Humildad. Pero ¿qué es la humildad? todos pensamos que es hacernos de menos, y, realmente, no es lo mismo, la humildad es la verdad, la justa autoestima. Si nos hacemos de menos esperamos que los demás nos alaben, no es que seamos menos, es que esperamos que se reconozca públicamente nuestro mérito y lo humildes que somos. Ello lleva parejo que somos buena gente a ojos de los demás.

Pero vemos constantemente gente, que no sabe hacer la “o” con un canuto y que se las da de sabio y trabajador, con ocasión y sin ella. Esto se admite porque la gente pasa o por ser una conducta común. Ser humilde lleva a no practicar la falsa humildad y a decir con naturalidad lo que uno vale aunque el entorno no valga nada.