Si te ha pillao la vaca…..

Con esta entrañable, a la par que tradicional y pegadiza, canción popular empiezo este artículo dedicado a uno de los ediles zaragozanos más famosos: el sr. Cubero. Gran prócer, vigía de occidente, estrella que ilumina el pensamiento actual, sólo superado por Echenique el argentino-aragonés-madrileño en ocurrencias y en todo.

El otro día, consecuencia de que la oposición política no había obtenido lo que quería, les espetó, a micrófono cerrado por supuesto: “Os jodéis”. El negó que lo hubiera dicho, pero frase que denota tan gran inteligencia ¿de quién iba a venir? del alcalde claro está que no , dado, y ello es un dato objetivo, que es tan buen abogado como yo monja teresiana. Esa frase y el modo de decirla, sólo se puede imputar a nuestro concejal de Servicios Públicos, Sr. Cubero. Está en línea, al menos en alguna forma, con los independentistas catalanes que niegan lo que hicieron con tal de no ir a prisión. Yo voy a probar, robo un millón de euros, luego digo que en realidad soy amigo del robado y, si me lleva a la cárcel, me voy antes a Suiza, digo que habíamos votado tres robarle a uno, y que se violan mis ideas y que hemos votado, aquí no hay democracia.

Cubero es lo más, va en línea con la sabiduría popular: “de tontos tontadas”, “el que se acuesta con críos meao se levanta” etc… es decir si, democráticamente se elige a un incapaz, luego no te quejes. Con Zapatero ya pasó, que era tonto era evidente pero se le eligió y se le reeligió, y así nos fue.

Cubero es de los podemitas marxistas que admiran ese dechado de virtudes que es el régimen cubano, claro que se codea con otros intelectuales renombrados como Willy Toledo. Claro que quien escribe estas líneas es un carroza de derechas, políticamente incorrecto, católico, ultramontano y clásico, nada que ver, gracias a Dios, con el moderno marxista de Cubero ni con sus expresiones.

El único problema es que Cubero no ha seguido el sentir popular ese que dice “… si no sabes torear pa qué te metes” es evidente que no sabe torear pero ahí que va, sus compañeros tampoco pero se atreven con todo. La gente les vota, es uno de los defectos que tiene la democracia, pues para ser Ujier hay que pasar pruebas selectivas pero no para ser concejal.

En fin, digamos que se usó, y es claro en Madrid y Barcelona, la técnica “Caballo de Troya” un cabeza de lista presentable y los siguientes ni se sabía quiénes eran. Di que en Zaragoza, si hemos de juzgar al cabeza de lista la operación se podría llamar “Asno de la gomina” y si el primero era malo, imagínate los demás.

Total que, gracias al apoyo del PSOE, tenemos el Ayuntamiento en manos de unos cuentistas incapaces de hacer nada.

 

Creencias

Aprovecharé este post para decir varias cosas. La primera es que, según la última analítica, no estoy nefrótico, o sea ha remitido voluntariamente el indicio de glomérulonefritis. Una menos, mejor. A lo visto sólo estoy “neurótico” con lo que ello conlleva. Era de Justicia decirlo para  no crear más drama aún. Como dice Alaska “No quiero más dramas en mi vida, solo comedias entretenidas.”

Sigo vivo, y si escribo poco por aquí, es porque me cuesta más, no pensar, sino escribir, cada día un poco más y peor.

Ayer estuve en una hora santa del grupo Hakuna de Zaragoza, yo esto lo hacía de joven, pero ahora, en medio de este invierno postmoderno, ya no, aunque da gusto ver gente joven que se dedica a esto en vez de irse de botellón. Además digamos que soy una “piedra” católica, soy más bien incrédulo y rezo fatal, pero ayer en algún instante vi, a través del Santísimo, que estábamos juntos toda la Iglesia, ¿cómo?, no sé, lo mismo fue sugestión, un porrete no que no fumo.

El caso es que pensé en la comunión de los santos, ¿qué es eso? nada, cosas mías, pensé en miles de gentes en todo el mundo currando por los demás. Y aquí, en España, callados, que no está de moda hablar de religión, sólo ser un vago piojoso y cuanto más greñudo y piojoso mejor

Además la hora santa fue en San Juan de Los Panetes, templo que los podemitas zaragozanos, sin un contundente informe en contra de los Servicios Jurídicos municipales, pretendían que fuera “del pueblo”. Además tiene buenas escaleras para la charanga, y así se puede tocar lo de “La Maricarmen no sabe coser…” y esas canciones tan preciosas y edificantes. Además es una iglesia que se puede dedicar al culto de Carlos Marx, Lenin y Stalin, creadores de esa gran patraña que fue y es el comunismo. Pueden estar acompañados de santos locales como san Pablo Iglesias, cuya lengua, como dice la Escritura, que no el Capital, es afilada cual “espada de dos filos”.

Lástima que su reclamación tenía más faltas que una pelota jibosa. En fin…

Como dicen que decía Chesterton; “El que no cree en Dios es capaz de creer en cualquier cosa” y es cierto. Los ateos, abjuradores y demás, han de reemplazar el hueco que deja Dios. De ahí que surjan ocultismos y demás. Pseudoreligiones, en definitiva chorradas para débiles mentales, a ver, técnicas orientales, como el yoga, hay que conocerlas, incluso algo más, pero también hay que conocer los fundamentos de la fe, ¿o no? Ya hace un tiempo, conocí un cura al que en una charla pusieron en duda la concepción virginal de Jesús, él dijo “si no creo esto me doy de baja”. Una vez un amigo me dijo que Jesús era muy majo pero no era Dios, claro para eso seguimos la doctrina del que nos parezca majo ( así yo nunca seguiré a Echenique). No es obligatorio ser católico, pero ser del Zaragoza y esperar que pierda no es muy coherente, es previsible pero no para sus hinchas.

Pseudoreligiones hay muchas, desde Lutero un montón. Distinguir el grano de la paja llega a ser difícil pero, con honradez, se puede. Siento ser tan visceral pero uno es así. A los comunistas, masones, herejes y ateos no los llevo bien, ellos a mi tampoco, o sea que el cariño es mutuo.

Al albur de estas cosas, que surgen de una “obligada” y moderna fuga de lo conocido, aparecen múltiples profetas, mercachifles o vendedores de crecepelo, caracterizados, básicamente, por su incultura, que se sacian en débiles mentales y en personas en situación de necesidad, como fue mi caso. Yo puedo contar tres personas que conocí:

1- Uno que te imponía las manos y te transmitía energía. En fin….

2- Una que veía tu aura y te “operaba”, y además te imponía una dieta sin carne y otras cosas. La manía contra la carne y el aceite de oliva frito es algo común.

3- Y una psicóloga que sólo decía chorradas, pero que su línea argumental era: “todo desastre físico tiene origen en algún tema sensitivo” del que acabas siendo el causante. En fin… se acabó liando con el que imponía las manos.

Cuando te diagnostican que te vas miras todo, luego vas de médicos y dejas de hacer el idiota, pero esto es muy humano, cuando uno saca uno oposición se cree muy listo, y luego se le pasa, si no se le pasa se lo tiene que hacer mirar.

Yo confieso mi nivel de credulidad, en mi descargo diré que era parejo a la gravedad del tema. Con el tiempo diré que creo en lo de siempre, no soy ni mejor ni peor pero voy aprendiendo a escribir sin tapujos porque lo que es hablar ya me parezco al Pato Donald sólo que a él se le entiende más.

Y si vamos a los de la dieta macrobiótica eso sí que es ya el acabose. Cazuelas de un aleación determinada, alimentos que se cortan de una manera determinada, etc… Un rollo, de hecho hay gente sana pero con hijos que no quieren ser macrobióticos ni de coña

En resumidas cuentas: no hacer caso salvo del médico, no mirar internet, si se duda del médico pedir una segunda opinión médica. No creer en esta gente que afirma tener poderes, que yo sepa, suele tener poderes un procurador y nadie más, además los procuradores no se meten en salvar al prójimo.

Total, que recomiendo normalidad y andar a la antigua.

 

Independencia

Aclaremos, en primer término, que lograr la Independencia es algo legítimo. De hecho, a nivel personal, lo deseamos todos, y la dependencia suele ser complicada.

La idea de la Independencia está bien, y si esa idea se materializa suele estar mejor, o no, pero, al fin y al cabo, es lo que queríamos. Independencia no es sinónimo de algo necesariamente bueno.

En España también se logró la Independencia, de ahí el nombre de nuestra famosa guerra contra Napoleón en la que tuvo parte muy activa la, entonces, patriótica Cataluña.

Independientes fueron los reinos de Taifas y el cantón de Cartagena.

Euskadi buscó la Independencia y Cataluña. cíclicamente, la busca, la culpa, parece ser, que la tuvo Felipe V.  El hombre no sabía que un acto de principios del siglo XVIII sería juzgado con criterios del siglo XXI, un poco tarde pero todo viene bien, el que no se consuela es porque no quiere.

La Independencia como fin es, sin duda alguna, algo legítimo. Pero, claro, todo fin tiene un camino para llegar a él. En España no lo hay, pero una amplia base social puede cambiar las normas y trazar el camino. De hecho cosas más difíciles hemos hecho, y que se vaya Cataluña no es la más.

Pero, tras varias elecciones normales y con mucha participación, la conclusión es que el voto independentista nunca llega ni a la mitad. Además se ve que es un voto rural, el urbano no es independentista. Y ni las generales ni las autonómicas las ha ganado un partido independentista. No hay mayoría independentista para cambiar las normas.

Conscientes de ello, los independentistas más inteligentes (Más y Junqueras) planean ir por la mayoría pelada, pasar de la otra mitad de Cataluña,  repetir la matraca independentista ad nauseam a través de TV3 y sus medios, y poner gente  que no sepa hablar de otra cosa que la independencia, ERC consigue a Tardá, Rufián y Rovira y el PDECAT a Puigdemont. Inteligentes no, por favor, que se abren a discutir y aceptan argumentos.

Una hoja de ruta demencial, unos parlamentarios de escaso nivel, pero repitiendo siempre lo mismo, los medios de comunicación propios o subvencionados, un electorado abducido, y el complejico natural de España, era la fórmula perfecta.

Lo que pasa es que en el camino han cometido delitos y desafueros sin término, no han convencido a nadie más, y han despertado a la otra mitad de Cataluña al ver de qué iban.

Si el fin es legítimo, el camino debe serlo. Aquí lo han planteado como una revolución y, ante la revolución, la Justicia, ha actuado, no hay más.

 

Democracia

Dicen que decía Tierno Galván que “la democracia no es sino la lucha por la democracia” entiendo pues, que la democracia no es un concepto estático sino dinámico.

Democracia es un sistema de gobierno que, etimológicamente, significa “poder del pueblo”. Pero claro, se podría entender como “poder Popular”, y hay quien así lo entiende, o poder de las mayorías, y hay quien ha usado esto para convertir una democracia en una dictadura de libro.

Últimamente Puigdemont y sus secuaces hablan mucho de democracia mientras movilizan al enfrentamiento a una parte importante de la población.

Democracia es un concepto antiguo y muy baqueteado. Lo primero habrá que ver qué es. Parece claro que la historia nos da pistas, las democracias populares encubren dictaduras, si se adjetiva el término vamos mal: democracia real, participativa, popular… si se usa mucho (como Puigdemont) algo encubrimos, si se confunde democracia con votar es como mezclar churras con merinas, de hecho se vota en las dictaduras. Es un concepto complejo. Podemos decir que se basa en tres puntos: 1. Respetar la opinión de las minorías, darle un cauce posible y darle la posibilidad de convencer a la mayoría. 2. Respetar el imperio de una ley igual para todos. 3. Concebirla como un concepto dinámico que va cambiando con los avances sociales, es decir, va calando en la vida de la gente: partidos políticos, movimientos sociales, participación ciudadana… En estos puntos se basa, sin ellos no hay democracia, y la democracia los perfecciona.

Además de ello, hay que arbitrar un sistema que le dé la voz a los ciudadanos en los asuntos de gobierno, elección de representantes, participación, etc…

Hay que ver hasta dónde se llega porque no hay que olvidar que la democracia es un sistema de gobierno y dónde no hablamos de gobierno, o hay otros valores, por ejemplo la justicia, o, a lo mejor, la democracia sobra del todo, o, como en muchas decisiones docentes, no puede ser lo mismo el voto de un alumno que el de un profesor. La democracia es un sistema de gobierno, y no otra cosa.

No es una fe, ni algo obligatorio, no es un término unívoco, ni está en posesión de nadie. Es un mero sistema de gobierno sujeto a perfección diaria. Si se va pensando, cabe esa perfección, si se busca alternativas conseguiremos otro sistema de gobierno, ¿mejor o peor? depende.

 

 

Bélgica

Sorprendidos nos hemos levantado los españoles cuando vemos que Bélgica no nos manda ya detenido a Puigdemont. Pero la sorpresa hubiera sido lo contrario porque ¿qué es Bélgica para que le tengamos semejante fe?

El reino de los belgas fue fundado, bajo la protección de Francia y Gran Bretaña, en 1831, par desgajarlo y debilitar a Holanda y en base a una dinastía extranjera sin arraigo ninguno enel nuevo país (no como los Borbones en España, dado que Felipe V era sobrino carnal de Carlos II). Bélgica, desde el principio, era un país conveniente con una sociedad opulenta. De hecho, el Congo se le da, primero como patrimonio personal, a su rey Leopoldo II que lo  explota y sojuzga terriblemente, Cuando no puede retenerlo más, lo pasa al país. Es tan opulenta la sociedad belga que es la única con autopistas gratis e iluminadas en su totalidad, se dice que es del dinero del Congo.

Hace poco volví a Bélgica, es un país bonito pero con tres comunidades y en Flandes no hablan francés, pese a ser oficial, prefieren hablar un mal inglés. Cuando fui el ejército seguía en la calle por los atentados, sin resultado alguno. La policía tampoco ha tenido ningún resultado. De hecho los alcaldes de distrito no se hablan entre sí y no se puede hacer registros por la noche para no perturbar el sueño de los demás.

Con este panorama es normal que se refugio de delincuentes y que su policía sea altamente ineficaz.

Pese a ello, y a su más que evidente riesgo de ruptura interno, son orgullosos, y se creen que dan lecciones a los demás.

Su posición contrasta con la de España, un país más grande y antiguo, que no se formó por mera conveniencia, pero acomplejado. Pedimos perdón, por el descubrimiento de América, por Felipe II, por la bandera, por el Himno, por Felipe V, por Franco, por vivir… y menos mal que Napoleón no era español.

Después de pasar 40 años de dura transición y de entrar en la UE, resulta que un paisito como Bélgica, cuya última proeza reside en que una de sus Regiones bloqueó el tratado UE-Canadá, nos va a dar lecciones, ¿De qué? ¿De comer mejillones? ni aún de eso, que se queden a Puigdemont y que les apoveche.