LOS VIRAJES DEL PAR

Cuando publiqué mi último artículo sobre el PAR alguien me dijo que era debido a un “ataque de cuernos”. Puede ser. Conste que me caen bien Lambán, que, aunque no comulgue con sus ideas, me parece que es el mejor político que tenemos en esta tierra, y Aliaga, cuya profesionalidad y trabajo dicen mucho de él.

Yo es que la política activa no la entiendo. No creo que deba opinar. Claro, uno preferiría que el PAR pudiera gobernar sólo pero ya en tiempos de Hipólito necesitó al PP. Con Eiroa más, y compartió con el PP la oposición tras la moción de censura de Marco.

Luego se coaligó con el PP de Lanzuela, y, tras ganar las elecciones de 1999 este último, el PAR de Biel se fue con el PSOE y Marcelino y él se hicieron muy amigos gobernando juntos. Era una mezcla extraña como la Sandía y el Chorizo.

En 2011, ante la estrepitosa pérdida electoral del PSOE, el PAR de Biel se alía con el PP de Rudi, En 2015 gana la izquierda y pasa del PAR. Pero pasa ampliamente.

A nivel nacional siempre han ido solos o coaligados con el PP o, como en 2019, no han ido. Nada de PSOE. Una vez en las europeas fueron con el PNV y no les votó nadie.

El PAR ha ido bajando diputados de 19 en 1987 a 3 en 2019 y hace tres legislaturas que desapareció del Congreso y del Ayuntamiento de Zaragoza. No ha muerto aún como otros partidos de corte regionalista. Y quizá eso se deba a sus repetidos virajes ideológicos y a que, generalmente, se sobrevive mejor al amparo del PSOE, generalmente.

El PAR no se ha planteado la abstención o un acuerdo de legislatura sin entrar en el Gobierno en ningún momento. Llevan grabada a fuego la máxima de Giulio Andreotti: “Desgasta mucho estar en el Gobierno, pero más desgasta estar en la Oposición”.  Creo que el actual pacto con el PSOE es por supervivencia, no por cuestiones de ADN, el PAR no tiene ADN porque estaban coaligados con el PSOE y no dijeron nada cuando Zapatero en 2008 quiso hacer un trasvase a Barcelona para “agua de boca”. Luego llovió y se olvidó el proyecto.

En fin, cosas de partido de las que no puedo opinar… zapatero a tus zapatos.

 

 

LIBROS: “PRETERITO IMPERFECTO. Historias del mundo desde el año de la Pera hasta ya mismo” de Nieves Concostrina

Ed. La Esfera de los libros. 3ª edición, diciembre 2018. Versión física,

.

Es un libro de anécdotas históricas igual que el “Historias de la Historia” de Carlos Seco Serrano de hace unos 30 años. Sucede que éste encierra todo en un sólo volumen y aquél lo distribuía en varios. Sucede que esta edición es tamaño normal y aquella era de bolsillo. Unamos esto a que la autora es claramente antireligiosa y antimonárquica, ello la lleva, con un didactismo propio de la educación secundaria, a explicarlos sus ideas en cada punto.

Partiendo de que la idea no es mala y usa un tono y expresión populares, configura un libro un tanto largo, a veces,  poco ameno, muy dirigido a adoctrinar y demostrar que quien no piensa como ella es rematadamente tonto, muy ambicioso en querer abarcar toda la Historia de todo el mundo en un volumen, y con un lenguaje que de popular pasa a vulgar sin apenas uso de la ironía.

Una oportunidad desaprovechada, si bien se ve el rigor científico en el conocimiento y uso de los datos, y hay puntos que, al no dar su opinión personal, se leen de modo ameno. Es un libro que le puede gustar a alguien de izquierdas y no muy dado a lecturas históricas. Puede servir también para leer los puntos que a uno le interesen. No aconsejable para católicos de derechas.

He de reconocer que mi juicio está lastrado por sus frecuentes, y a mi juicio gratuitos, ataques a la Iglesia Católica y a los borbones, y por su visión de la Historia de España y el Progreso. En ello es muy clara. Por eso  hay que tener en cuenta las virtudes de un libro que se zambulle en muchos temas de la Historia del mundo y que no dejará indiferente a nadie.

De hecho creo que es bueno leer libros escritor con rigor científico y con ideas contrarias, sirven, como poco, para revisar viejas creencias.

 

 

VOTAR O NO VOTAR

La cuestión ahora es previa si votamos o no, Luego, si decidimos votar, cada cuál verá a quién. Yo siempre he sostenido que votar, siquiera sea en blanco, era manifestar que se cree en el sistema. Pero yo ya no creo en él, ahora se trata de :que los españoles  se pronuncien con mayor claridad. está claro:

1- Que nadie tiene mayoría absoluta y que hace falta un pacto para gobernar.

2-Que nuestros políticos son una pena.

Creo que no votaré, ya vale.

 

La sombra de Biel es alargada

El estar en política desde la preautonomía es lo que tiene. Dejar voluntariamente la política en 2015 te lleva a conservar el afecto de muchos nuevos dirigentes, que, además, tienen mucho que aprender de alguien curtido en mil batallas.

El actual pacto del PAR con el PSOE y su recua comunista, se inscribe en el posibilismo bielista y en la tradicional soberbia de la derecha que, después de muchos años, aún no sabe que el PAR se vende al mejor postor y nunca es fiel a nada ni a nadie.

Es una forma de hacer política. el PAR es un partido bisagra; el aragonesismo y el centrismo son meros disfraces. Sucede que algunos votantes aún no nos hemos dado cuenta. Quizá nos haya despistado la figura de Aliaga o ,quizá, tengamos aún la idea del PAR de Hipólito.

Lo cierto es que, desde1999, la política del PAR es muy clara y va dirigida por las ideas de Biel.

Con este pacto nada ha cambiado ni cambiará.

“El Derecho no es para tanto, o sí”

Este es el libro que Cuatrecasas , en marzo de 2017, me regaló la posibilidad de editar. Escrito desde octubre de 2017 a noviembre de 2018.

Las ilustraciones y la foto se hicieron en diciembre de 2018. En abril de 2019, Woltes Kluver, lo editó.

Se Presentó em el Salón Rioja del Patio de la Infanta en Zaragoza el 24 de junio de 2019. Se presentó por la directora del patio de la infanta, Ana Mª Farré, por  Javier Garanto, socio director de Cuatrecasas Zaragoza, por Juan Manuel Cendoya, vicepresidente para España del Banco de Santander y por Marta López Benedicto, mi mujer.

La crónica de la jornada viene. muy completa, en el Confilegal.

El hacer este libro, el cual no podría escribir ahora, me supuso una importante motivación en tiempos difíciles, y cumplir con la idea de la Firma de dar excelencia. En el libro confieso que lo escribo “de memoria” porque me resultaba difícil consultar textos, no por chulería. Es lo que podía dar. Además, conocedor de lo exigentes que somos los juristas, me dirijo a los legos. Siempre he tenido inclinación a enseñar y nunca a la polémica entre iguales.

El Derecho me gusta como “instrumento social” no le encuentro sentido como ciencia aislada. Parece una tontería pero no lo es. Es la división entre prácticos y teóricos, yo soy, 100%,un práctico pero necesito de los que teorizan para seguir avanzando.

En esa línea va el libro, tras su aparente desenfado y multitud de anécdotas prácticas, existen muchas corrientes teóricas de pensamiento. Se trataba de acercar el Derecho al púbico en general y no de ahuyentarlo.

Espero que la obra haya logrado su cometido.

Política y saber

Son dos cosas que no tienen nada que ver. Pero nada que ver. Lo cierto es que el pueblo español nunca se equivoca nos guste o no la elección.

En el PSOE ya destacó Roldán, y José Luis Corcuera que de electricidad fue Ministro del interior, En el PP Rajoy ocupó todo tipo de ministerios, y la gente prefería a Zapatero, que no tenía oficio ni beneficio. frente a Rajoy que era registrador de la propiedad. Un duro de madera es más auténtico que Pedro Sánchez. Pero Casado es tan listo que sacó media carrera de Derecho en una año, y la gente lo eligió frente a Soraya que es abogado del Estado. Además Casado tiene tanta sensibilidad que puso a una candidata de Madrid de primera por Barcelona.

Rivera era un abogado más, que no somos pocos, Iglesias uno de los numerosos profesores de Universidad y Abascal ni se sabe pero por lo que dice, académicamente, no promete mucho.

La política y el saber son como el agua y el aceite. El saber puede condicionar decisiones políticas y la demagogia es parte de la política. La gente no se lee el cv del candidato, de ahí que un ni- ni como Rufián haya sacado un buen resultado en Cataluña.

No hay que emocionarse ni sofocarse. Tómense la tensión arterial, respiren hondo, y a otra cosa.

RESULTADOS

La verdad es que ni los conozco ni ganas. Parece que gobernará el tonto de Pedro Sánchez, o sea, que nos subirá las pensiones y nos las rebajará si se da cuenta de que la burra no da pa tanto. Casado no tiene problema, es un listo que sacó en un año media carrera de Derecho. Rivera puede seguir con el contigo o con el otro  que es lo que le va. Y Pablito y Abascal seguirán diciendo tontadas, a cual peor.

Un buen panorama, a ver cuánto me dura la fe en el sistema o, por comodidad, dejo de votar. En este estadío de mi vida, las elecciones ya no me resultan interesantes. Además Echenique no ha dicho nada para ponerlo verde.

Todo lo que cuesta vale

Lo contrario es que lo que se da “de gratis” no se valora, para que se valore algo, tiene que haber costado algo conseguirlo.

Yo creo que la mayoría estamos de acuerdo en esto y podríamos poner muchos ejemplos. Y es que la naturaleza humana es así: se valoran las cosas por lo que cuestan, a veces se valoran aunque no cuesten nada pero no es lo mismo.

Fijémonos en el caso de la autonomía aragonesa. Nuestros partidos renunciaron a luchar por la vía de art. 151 de la Constitución y nos fuimos, con casi todos, a la vía lenta del art. 143 y así, como a todos, se nos dio un Estatuto de Autonomía, en nuestro caso el de 1982, cortito y cuya primera transferencia fue la de actividades molestas curiosamente.

Desde agosto de 1987 se podía reformar el Estatuto, pero al Estado Central no le vino bien hasta 1994. La reforma consistió en integrar, en el Estatuto, funciones transferidas por el Estado, a todas las Comunidades de vía lenta, por Ley Orgánica en 1992.

En 1996 hay una verdadera reforma del Estatuto con el límite negativo del art. 149 de la Constitución. En 2007 se da un nuevo Estatuto que ya llega casi al tope competencial. Lo que sucede es que la Autonomía aragonesa, salvando honrosas excepciones, parece regalada para que todos los pueblos de España tengamos lo mismo y seamos, más o menos, iguales.

Todo esto surge del pacto UCD-PSOE de 1981 “Para todos café” así no nos liamos.

Sucede que en Aragón siempre ha habido una fuerte tendencia regionalista que nos diferencia de otras Comunidades Autónomas del 143. Además tenemos unos vecinos en quienes la sola idea de España les repugna. El pensamiento de la mayoría de aragoneses es “cerrar” toda la autonomía o muchas de sus instituciones y que gobierne el Estado que es más barato. Además, en época de crisis, se exacerba mucho el planteamiento económico.

Está claro que la mayoría no valora esta autonomía regalada y poco luchada. Ello lleva a ver varias cosas, la primera es que la gente cree que desaparecerían los funcionarios autonómicos, craso error, seguirían desempeñando sus funciones pero como funcionarios del Estado. La segunda es que la gente no se da cuenta de que la Autonomía hereda del Estado todo un poco calamitoso y la Autonomía lo reluce dado que depende directamente de los usuarios, claro, gasta más. Si lo tuviera igual la pregunta es ¿Para qué sirve la Autonomía?

La Autonomía es acercar la administración a la gente, decidir sobre los propios problemas, etc… No es el fasto y esplendor de algunos, es un forma de servicio al pueblo más cercana. Ello conlleva tomar decisiones propias, no imitar al Estado sin más.

Para tomar decisiones hace falta un amplio staff quizá en esto sí que se hace un gasto nuevo, pero lo contrario es que tome las decisiones Madrid que las tomará en base al número de población en una zona, es decir, criterios lógicos de pura rentabilidad. Y Aragón, excepto Zaragoza capital, no es rentable.