KENOSIS

Los que tenemos cierta edad, respetable ya que no somos ni jóvenes ni viejos, solemos tener algún cura amigo en nuestra generación, cuanto más joven se es, es más difícil, me temo.

Yo tengo más de un amigo cura, o sea sacerdote católico, esa religión que va de más a menos en su papel social o que mucha gente dice profesar aun cuando ni sabe de qué va. Con uno de estos amigos, con el que luego coincidí en un cumpleaños en Madrid, muy agradable por cierto, tomo café una vez al mes. Mi amigo, que estuvo en Roma aunque te habla más de Maella como experiencia vital, me comentó lo de la Kenosis y, como es griego, me dijo que significaba “abajamiento”, y me pregunta por cómo llevo mi personal Kenosis cada vez que quedamos. Y la llevo mal, muy mal, es lo que peor llevo, Claro abajarse, que en mi caso no es voluntario, lleva a depender de todo, de todos, y cada vez más, Abajarse lleva a aceptar y, para cuando acepto, esto ya ha ido a más. Es complicado. Claro, hay que ligar el “abajamiento” con el Misterio central de la Navidad, que no es si papá Noel era de Finlandia o un obispo italiano, es Dios que se convierte en niño, voluntariamente. Se despoja de todo, y acepta la peor de las condiciones y un futuro, en fin, digamos que complicadito.

Yo, hasta hace poco, comparaba esa distancia como la que hay entre el hombre y la hormiga. Pero yo no soy hormiga, o sea, que no vale.

Ahora la comparo entre mi vida independiente y la dependiente. Ambas sé de qué van ambas. Y no acepto la kenosis,  bueno acepto algo, no todo. En el caso de Dios su kenosis no tiene parangón. yo uso la mía porque es lo único que conozco.

Todos tenemos nuestra particular kenosis pero ¿la vemos’ ¿la aceptamos? Buen tema para meditar en este tiempo que se acerca que, seamos católicos o no, que cada vez somos menos,siempre será Navidad, incluso si Puigdemont sigue en Bruselas.

 

 

Colegio agustinos Romareda

Hoy el Apa del Colegio agustinos Romareda de Zaragoza me ha invitado a dar una charla sobre superación de la adversidad, Hace más de dos años que no doy charlas en público, por eso me la he escrito, creo que he dicho algo de lo escrito, además, me ha salido desestructurada, pero yo soy así,  ahí va:

“1-Presentación

Buenas tardes, gracias por venir, me llamo Luis Murillo, hace más de dos años que no hablo en público, me vi­ mal con el habla y me retraje, hoy estoy peor.

Yo nací el 28 de mayo de 1967, estudié en corazonistas, e hice la carrera de Derecho en nuestra Universidad. En 1995, ingresé en la escala de Letrados de la DGA , antes, de 1990 a 1994 intenté Abogado del Estado pero no la saqué. En la DGA fui también secretario del Consejo Consultivo, y vocal de la Junta de reclamaciones económico-administrativas. Impulse y fundé la asociación de Letrados de la DGA.

En 1998 me caso, en 2004 nace mi hija.

En 2005 me compro casa tipo casoplón.

En 2005 pasé a ser Director Jurí­dico de Tv y Radio autonómicas, que entonces se fundaban y partí­amos de cero.

En 2007 pasé a Cuatrecasas con la máxima categoría de abogado excepto los socios-propietarios.

En 2012 tengo los primeros síntomas muy leves de la enfermedad, en julio de 2014 dejo de correr, no puedo, en noviembre de 2014 me diagnostican la enfermedad: ataxia cerebelosa bilateral, no hay medicamentos. En mayo de 2015 dejo de conducir.

El 6 de octubre de 2015 me cojo­ la baja, en octubre de 2016 me cambio de casa, el 26 de diciembre de 2016 me comunicaron la invalidez absoluta, y en septiembre de 2017 vendo mi antigua casa. Ahora hago fisioterapia, dos veces por semana, terapia ocupacional, una vez, xilografí­a japonesa, yoga y logopedia, tengo un blog, facebook, linkedin, twitter, ayudo a preparar oposiciones, y trato de reinventarme día a dí­a.

2- ¿Qué pinto yo aquí­?

La verdad que no lo sé. La gente que me ha invitado piensa que mi testimonio es importante. Yo, siendo sincero, y pese a ser abogado, no lo sé. Una enfermedad como ésta supone una catástrofe y no se supera. Como mucho se acepta, se sabe que la vida va a ser distinta a como venía siendo.

Todo es un proceso de aceptación paulatina, la vida no es la misma y uno no es el mismo. No se trata de superación. La enfermedad no es algo que superar sino algo con que vivir con naturalidad, y eso cuesta.

Acostumbrarse a que te cuiden,

Acostumbrarse a que te hagan todo.

Acostumbrarse a dejar hacer.

Acostumbrarse a escuchar.

Acostumbrarse a hablar raro.

Acostumbrarse a la dependencia.

Acostumbrarse a la silla.

Acostumbrarse a confiar.

La costumbre leva a la aceptación.

Los demás tienen un papel muy activo, con una mera sonrisa o con una simple amabilidad pueden cambiar vidas.

1 Consejo: acostumbrémonos a ser amables siempre y a escuchar.

Adversidades, contradicciones hay muchas, en distinto grado, estemos dispuestos a sobrellevarlas, no se miden objetivamente, sino subjetivamente, en base a su intensidad. No valoremos, escuchemos, acompañemos. Y no digamos gilipolleces objetivas como ” ¡Qué día llevamos, a ti se te muere el padre y yo pierdo el lápiz!

2 Consejo: fomentemos el oír el sentimiento propio sin ser sentimentalistas de lágrima fácil. Dejemos que los niños sientan y no les encerremos en un sistema de normas. Sólo sintiendo distinguirán el grano de la paja.

No pensemos que la solución es formar en valores. Cierto que hay que formar en valores pero hay valores permanentes como la sinceridad, la honradez y el esfuerzo y otros caducos, temporales o poco importantes. Además sucede que hay valores que sirvieron para nosotros pero no para nuestros hijos que crecen en otros que no comprendemos.

Rechazarlos aumenta la brecha generacional.

3 Consejo: la vida es un rio. La vida no es algo rectilíneo, es un iter, un camino, un proceso, con sus baches, sus meandros, etc… la vida nos viene dada, no la diseñamos nosotros, pero somos libres para aceptarla o no.

El hecho de que algo no nos guste no es malo en sí­, por ejemplo: no nos gusta el colegio y vamos, A veces lo que nos gusta no nos conviene: por ejemplo los dulces. La vid no es sólo cuestión de gusto, el gusto es una buena orientación pero nada más. Suele pasar que queremos lo que nos gusta pero hay que saber distinguir.

A mi no me gusta esta enfermedad, me cuesta vivir cada momento, yo sufro, mujer sufre, mi hija sufre, mi familia sufre, la opción es aceptarla y hacer todo lo que se pueda. Sucede que, cuando se hace, se mejora uno y su entorno y todo va costando menos, pero se hace partiendo de las propias limitaciones, porque es absurdo querer correr cuando no se puede andar, lo que no es absurdo es querer que la silla corra más.

Me gusta la imagen del escudo de Parí­s: un barco, unas aguas y el lema “Fluctuat nec mergitut”, fluctúa pero no se hunde, en realidad eso es la vida: fluctuar, y hundirse, inevitablemente por viejo o por enfermedad, al final pero no voluntariamente.

Sucede que todos siempre nos hemos fijado en otros que se enfrentan a adversidades terribles, y siguen, mal o bien fluctúan, tú también eres capaz, todos lo somos. Sólo hace falta una cosa: sentirse querido y respetado. Si la familia y la sociedad te tratan normal, y no te agobian con cariños, compasiones y elogios innecesarios, se puede tirar. No somos gente especial somos gente normal a la que le ha pasado algo, como los rubios por ejemplo, nadie piensa en hacerle nada especial a un rubio, a nosotros tampoco. Lo hay que hacer es adaptar, pero ya eso lo hacemos, todos, de continuo, porque no hablamos igual a todo el mundo.

Como decí­a una, especiales son las pizzas, no nosotros.”

 

 

Hospitales

Ayer vi una noticia curiosa, se contraponía Motorland al nuevo hospital de Alcañiz. Como diciendo, la DGA tiene mucho dinero para los fastos de Motorland, pero poco o nada para el hospital, la DGA atiende lo accesorio pero no lo necesario. Lo mismo sucedía hace unos cinco años con la TV autonómica cuando se valoraba, muy por encima, su coste con el de un hospital.

Demagogia efectiva y barata, muy poderosa, pero pura demagogia. ¿Acaso Motorland y la Tv pública están mal? Motorland nació de recoger una inquietud de la ciudad de Alcañiz, es un polo de desarrollo de la zona, crea muchos puestos de trabajo, atrae mucho dinero y pone a Aragón en el mapa. La Tv autonómica es la de más bajo coste que hay, dinamiza el sector, crea puestos de trabajo, crea posibilidades de negocio a los anunciantes locales, y permite a los aragoneses conocer su tierra. No tienen nada que ver con el gasto en hospitales.

Sucede que con la crisis, la Administración no llega a todo. La DGA ha subido los impuestos que le corresponden todo lo que ha podido y no llega. Si os subiera al doble seguiría sin llegar, pues muchos particulares renunciarían a trabajar más ante la carga impositiva, no se crearían empresas y se renunciarían herencias. Pese a las teorías izquierdistas, sucede que ante la presión fiscal el dinero huye.

Si a esto añadimos el rechazo de donaciones, como la de la Fundación de Amancio Ortega, hemos errado el foco, nos estamos planteando teorías y el problema es el bienestar del ciudadano, nada más.

Es como la educación concertada, quitar conciertos en Aragón ha sido un graves problema paras los padres, para el Colegio, y para el trabajo que crea éste. Pero ¿ha atendido a esto el Departamento de Educación? No, ellos siguen con sus filosofías y su historias irreales, y miembros del Gobierno de Aragón llevando a sus hijos a la privada.

El problema es que todo lo ha de financiar el gasto público, en otro caso es mejor cerrarlo. El particular y la empresa están sólo para cobrarles impuestos, para nada más, su hijos los educa el sistema y la sanidad la reciben del sistema, el sistema es perfecto, no necesita ayudas y llega hasta donde puede sino váyase a Houston como Rocío Jurado.

A mí me sucedió, dí que en mi caso no hay nada, que el sistema sanitario público para investigarme me da una lista de espera de 6 meses para pruebas, y no me permite ir ni a Madrid ni a Barcelona, sino que una vez que el sistema aragonés no tuviera respuesta, que ya te has muerto, me mandaba a Santander como centro de referencia.

Di que uno es como es, los médicos en general pasan de estas cosa, el tener seguro privado de salud facilita hacer pruebas etc… que si llega a ser sólo sistema público estoy que todavía no sé qué me pasa.

Entiendo que hay que dejar de demonizar la iniciativa privada, que hay que explorar la colaboración con el sector privado, y que hay que dejarse de mirar al ombligo.

10 años en Cuatrecasas

En primer lugar quiero decir que voy a ser injusto porque es casi seguro que me olvido de alguno, o me dejo a más de alguno, y no debería. En segundo lugar cada cual cuenta la feria según le va en ella y este es mi relato personal e intransferible.

Comenzaré diciendo que yo le tengo mucho cariño a la firma, yo soy Letrado de la DGA, a mucha honra, pero como profesional he crecido y aprendido en Cuatrecasas.

Lo puedo decir sin temor de pelotear a nadie pues estoy fuera.

Yo conocí la firma en 1993 cuando mi amigo Alvaro Mendiola me invitó a una entrevista en la calle Felipe IV de Madrid con Antonio Hierro. Antonio debe de tener pacto con el diablo porque por él no pasan lo años, luego diré porqué. La entrevista fue muy cordial pero sacamos que tenía que estudiar inglés y  ante ello o intentar sacar las oposiciones a Letrado de la DGA preferí lo segundo.

La cosa me salió bien, lo celebré con Alvaro y cada cual siguió su camino.

En 2006 Antonio García Lapuente me propuso entrar en Cuatrecasas, acepté, a Javier Garanto, director de la oficina de Zaragoza, le pareció bien después de conocerme y me mandó para Madrid. En Madrid dieron el Ok dos socios que eran Antonio Hierro y Alvaro Mendiola, un dejá vu total, Alvaro y yo estábamos más maduros pero Antonio seguía igual. Y tuve que empezar con el inglés, el pobre Julian me ha sufrido como alumno estos años.

Luego me llevó Javier Garanto a entrevistarme con Rafa Fontana a Barcelona, el encuentro fue muy cordial y conocí allí a Emilio Cuatrecasas que venía dopado después de un monumental leche en moto que se había dado, la verdad es que me cayó muy bien. y pensé ¿qué hace un tío de su categoría en moto? y por eso me cayó muy bien.

Yo nunca he sido un personaje pacífico, siempre he dado mi opinión, muchas veces prematura y a destiempo. Estos años Javier Garanto me ha aguantado con paciencia. Fue él quien me ofreció pasar, de iure, de Contencioso a Gestión del Conocimiento Público, donde he desarrollado mi trabajo lo últimos años, al principio sólo, luego con Elicia Rodríguez y bajo la dirección de Mario Macías. En esto siempre he contado con el apoyo y amistad de Joanes Labayen que ya en 2007 nos reunió a un grupo de socios profesionales de público: Mercedes Izquierdo, Mariano Ayuso, Pepe Cudeiro, Enric no me acuerdo del apellido, él y yo donde surgió el tema de la Gestión del Conocimiento Público. Estaba Joanes tan empeñado, y lo veía tan claro, que en 2009 Rafa Hinojosa (entrañable como siempre) contó conmigo y acogió bajo GC Contencioso el pre embrión del GCP.

Luego en 2011 la Firma apostó por la Gestión del Conocimiento y Javier Garanto me lo propuso.

La Gestión del Conocimiento y mi especialidad en contratación y en televisiones me ha permitido ir a casi todas las oficinas de la firma, sólo me faltan Málaga y Alava.

He trabado amistad con profesionales de todas ellas prescindiendo de categorías, repito que no voy a mencionar a todos porque sería muy injusto.

Esto no obstante haré alguna  mención, obviamente la oficina de Sevilla, todos los profesionales que allí he conocido. Sevilla es especial, gente muy profesional que siempre te suben el ánimo. No voy a destacar a nadie en especial porque son todos, sólo al compañero Luis Olivencia, prematuramente fallecido, y al que tuve la suerte de conocer. Era un señor.

Bueno y, como no puedo más, mi querida Mercedes Izquierdo, y Eduardo, Joaquín, Victoria, Macarena, Rafa……. todos.

A Sevilla se le ha unido la oficina de Málaga, mi amigo Jorge Robles, uno de los letrados que conozco que más sabe lo que trabaja.

Junto con Javier Lusarreta en San Sebastián que es tan bueno y preciso como agradable. Con un gran equipo: Eneko y Nerea.

La oficina de Vigo, con Lorenzo y donde trabajaba Eduardo, de Bilbao con Adolfo y Javier, de Girona con Joaquim, de Valencia, con Mariano y su equipo, con la colaboración activa de Enma, de Palma con Pedro y Eva. Y Barcelona y Madrid, nuestras oficinas “grandes” y donde trabé amistad con gente de muchas áreas y donde aprendí qué era un gran firma y cómo se trabaja en equipo, y todas cuentan con gente de la tierra como Cani, Yolanda, Alberto, Jorge, Iván , Isaac, Levón etc…

Obviamente dejo para el final Zaragoza, aquí citaré a Antonio García Lapuente que tiene un olfato comercial absolutamente insuperable tanto con los clientes como con el personal, Francisco Cavero de quien pronto aprendí cómo se negocia y que no debe prevalecer ante lo profesional ninguna consideración personal. A todos los que están y han estado estos años en la firma, a mi equipo, Curro, María, Bea, Eva, Isabel, Pedro, Isaac, Nacho, Alfredo. Jorge…. en fin todos, de todas las áreas, categorías y puestos.

Este gran despacho me ha arropado cuando estaba de IT, un año, y ha levantado el tfn cuando la compañía de salud hacía el tonto.

En fin, todo eso, los mensajes de Rafa Fontana y Jorge Badía, y los de todos este tiempo me han venido muy bien. Me he sentido parte de algo.

En estos momentos, en la celebración del centenario de la firma me siento muy orgulloso de la visita del Rey a la sede de Barcelona, de la acogida, y de las palabras de Emilio Cuatrecasas dichas allí y, con valentía, delante de todos, diciendo simplemente lo que hay.

En este futuro tan curioso que me espera confío en seguir junto al despacho, no ya trabajando, que no puedo, pero sí formando parte de su alumni.

Recomendaciones que ha de seguir todo opositor en un tema general

Me refiero a los grupo A, básicamente,

1- Leer mucho, ampliar temario con temas conexos. La buena costumbre de estar al día con las preocupaciones jurídicas, políticas y sociológicas ha de imponerse desde el minuto 1 de la oposición. Leer. leer y leer. Ampliar la cultura propia-

2- Conciencia de que el tema general no es un tema del temario. Suele suceder que si coinciden o parece que coinciden, el candidato se lanza a escribir sin reflexión y clava el tema de temario sin más. A ver que luego viene un examen sobre el temario. Está bien la coincidencia, ayuda mucho, pero hay que estructurar el tema de modo que el Tribunal permita valorar en él lo que dicen las bases de la convocatoria,

3- Saber lo que se nos pregunta, no suponerlo, leerlo todo y examinarlo bien. Responder sólo y a todo lo que se nos pregunta. Nada de rollos que no hacen al caso.

4- Reflexionar y estructurar bien el tema antes de empezar a escribir, el inicio, cuerpo, conclusión puede ser una buena estructura.

5- Repartir  bien el tipo de escritura, no sea que reflexionemos mucho y nos quedemos o al revés.

6- Acostumbrase a escribir en casa para coger costumbre y velocidad.

7- Escribir por una cara (salvo que el Tribunal diga expresamente que por las dos) para tener sitio en el anverso caso de que se nos olvide algo.

8- Reservarse unos minutos para leer todo el ejercicio al final.

Residencia Pio XI


Ayer cenamos  juntos algunos, que, a principios de los 90, estuvimos en la Residencia Pío XI de Madrid. Había compañeros de master y de oposiciones.

Fue una cena muy agradable y rememoramos situaciones que ya ni recordaba. La verdad es que al final me dolía la barbilla de lo que me reía.

Da gusto ver a la gente, un poquito más mayor, desarrollando bien todo tipo de puestos, e igual que entonces, con las mismas ganas de juerga.

La Residencia era y es peculiar, entonces era sólo masculina, hoy creo que también, sus austeras habitaciones las poblábamos opositores y másteres principalmente, también vivían allí, de modo permanente, algún que otro profesor y algún pirado.

La Residencia pertenecía a la Fundación Pablo VI donde estaba también la Residencia León XIII y el Colegio Mayor Pío XII. la calle se llamaba Juan XXIII con lo que sospecho que sólo hay más papas en el Vaticano. De hecho en aquella zona había mucha casa provincial de órdenes religiosas en España y la llamaban “el pequeño vaticano”.

Como curiosidades diré tres, la primera es que cerca de ahí había un convento que exponía un santo incorrupto, cosa curiosa, cerca estaba el Tribunal Constitucional y la Escuela Diplomática, y el fundador de la residencia y todo el complejo fue el cardenal Herrera Oria.

El cardenal fue una persona interesante, fue abogado del Estado, fundó el periódico el Debate, la Asociación católica nacional de propagandistas, y durante la guerra hizo el seminario el Bélgica, se ordenó sacerdote, luego fue obispo de Málaga y , como obispo, fue creado cardenal.

Durante una noche D. Angel Berna,  director de la Fundación, nos enseñó la capilla privada y habitaciones del cardenal y nos habló de sus costumbres.

La última noticia que tuve es que estaba abierto su proceso de canonización.

La Fundación se dedicaba a la doctrina social de la Iglesia, los opositores a sacar la oposición, algunos a vivir bien, y los que hacían máster a ir al máster y a quedar con compañeros a hacer trabajos.

Ya hace unos más de 20 años de eso; fue una experiencia intensa, como dijo un amigo que no vino a la cena, pero pese a todo no la comentamos a menudo porque esos años del todo agradables no fueron.

Hemos juzgado esos años por el resultado final pero, en esto, hubo de todo. Ahora, transcurridos unos años, quizá deberíamos contar más con lo que aprendimos día a día y las amistades que hicimos. Eso creo que es lo que hacemos todos.

 

LOMBROSO

Cesare Lombroso fue un famoso médico y criminólogo italiano del  siglo XIX, tenía la teoría de que la suma de determinados rasgos físicos hacían que una persona fuera delincuente.

Yo jamás creí en las teorías de Lombroso pero, en mi actuación profesionalo, dí con un Juez de instrucción que sí creía en él.

Esto fue hace años, puede que antes de la LJCA de 1998 solicitando una entrada en domicilio o defendiendo a un menor. Es decir, cuando era Letrado del Gobierno de Aragón.

Es curioso pero jamás pensé en mis oposiciones a Letrado que iba a llevar asuntos de familia o de menores. Sucede que a la Administración Autonómica, como Entidad Pública, le corresponde tramitar acogimientos y adopciones. En Aragón es el Letrado quien promueve judicialmente estos expedientes. Y ahí me ví yo un cierto tiempo, llevando estos casos. Pero, además, en algunos caos, había que solicitar la entrada en domicilio para retirar al menor de la familia biológica; cuando era un caso difícil acudía el Letrado con la solicitud.

En vía civil había ciertos asuntos de familia abiertos, es cierto que la Administración ni se casa ni se divorcia, pero quedaban los temas del acogimiento y la filiación adoptiva.

Además de esto, resultó que, en vía penal, la Administración autonómica contaba con menores tutelados no dados ni en acogimiento ni en adopción. La cuestión era quién los defendía en caso de delinquir. Al principio se les buscaba un abogado de oficio, pero en un par de casos se llamó a una compañera y tanto el Juez de Menores como la Administración quedaron tan complacidos que se la volvió a llamar. A esa compañera la sucedí yo y me ví defendiendo menores todos los viernes. Después de discutirlo con el Juez y otros compañeros, y aunque ningún, juzgado pusiera problema, introdujimos esta actuación del Letrado en la Ley de infancia de Aragón.

Aprendí mucho, humana y penalmente, del Juez, luego de las Jueza, de los y las fiscales, de los educadores, y de los niños, Acabé mis actuaciones en el Gobierno  de Aragón con pleitos en esta materia. Ya en la CARTV escribí un libro, en la colección El Justicia de Aragón, sobre la acción administrativa en materia de menores en Aragón.

Total que, volviendo al principio, mi experiencia dice que Lombroso está bien en el siglo XIX no ahora, sus teorías sobre el aspecto físico son del todo fallidas. Si fueran ciertas, el Juez de Instruccón en cuestión tenía algunos números y eso no  tenía sentido. Determinar al delincuente por sus rasgos físicos es, sen cillamente, absurdo.

Unico e insignificante

Eso es el ser humano, único por que no hay dos iguales, Dios lo hizo libre, etc…. e insignificante si mira lo grande e infinito que es el Universo, ya no te digo si mira a Dios.

En el reconocimiento de la propia insignificancia, uno puede descubrir que es realmente único.

En fin, no filosofo más, eso lo dejo a Errejón que tiene pintas de ser muy listo y no entiendo nada de lo que dice, debe de ser que no soy “gente” o que la “gente” son unos borregos o que sólo dice tontadas.

En mi pobre experiencia nadie es necesario, yo he cambiado dos veces de trabajo, he tenido tres puestos de responsabilidad, ha habido temas que, lógicamente, estaban a mitad, pues bien, mi sucesor los ha rematado y no me ha necesitado para nada.

No he vuelto, salvo de visita y en contadas ocasiones, a mi anterior puesto, y ello por no ser pesao y por no molestar, eso lo aprendí de un antiguo párroco de mi pueblo y lo recomiendo vivamente.

El nuevo necesita y quiere volar solo, el viejo sobra.

Nadie somos necesarios salvo Pablo Iglesias para Podemos, según ha dicho la Bescansa. Sin Pablo no hay Podemos, o sea, Podemos no tiene ideas propias, lo de las asambleas es un bluff, Pablito es como Franco, muerto él adiós régimen. Muy fuerte lo de la Bescansa, todos somos contigentes salvo Pablo que es necesario.

Es el único fundador con cuya desparición no queda nada de su fundación. Pues vaya bluff de fundación, vaya tocada de…narices.

¿Y estos son los que han venido a dar mal?, ¿Los que se quieren comer al PSOE?,¿Los amigos de Pedro Sánchez?

La soberbia de Pablito es ya probervial pero el lameculismo de algunos la supera.

El “qué dirán”

El otro día estaba yendo yo al fisio en mi silla de ruedas cuando, por el Paseo Indepedencia, se cruzó en mi camino un joven que llevaba unas botas nuevas muy chulas. Me fijé en las botas, de modo instintivo, y, en segundo lugar, pensé que el joven podía pensar “pobre hombre” refiriéndose a mí.

Acto seguido me di cuenta que había incumplido una norma básica de todo opositor que es no pensar en lo que piensan los demás.

Los opositores suelen mirar mucho la cara de los miembros del Tribunal, algunos, incluso, si ven alguna mala cara, se levantan despavoridos. Y eso nunca, o te levantan o se acaba el ejercicio,  ahí no estas para juzgarte para eso está el Tribunal y no hay que hurtarle su trabajo.

Una mala cara puede obedecer a: qué mal lo está haciendo el opositor, me duele el callo, luego ceno con mis suegros, me ha tocado de Tribunal con éste al que no soporto, fíjate fulanito va por ahí poniendo los cuernos……etc vaya usted a saber qué. Para volverse loco, yo conozco a más de uno ido de la cabeza por el qué dirán.

El chico del Paseo es más fácil que pensara que llegaba tarde a la cita con su novia que en otra cosa, o en nada.

O sea que conviene no pensar tontadas y no condicionarse por el qué dirán, que nunca se sabe qué es.

 

Este año me voy a sacar una oposición

¿Y por qué no dos? ya puestos. En esta época del año son comunes lo propósitos de Año Nuevo. Comunes y poco realistas, como el de ir a un gimnasio, que mejor no comentar.

Otro propósito es el de sacarse una oposición. Suele ser gente que no ha acabado la carrera recientemente o gente que, habiéndola acabado hace poco, ve flojo su futuro profesional. Por tanto, lo mejor es ser funcionario, con una oposición asequible, estudiando como en época de exámenes  durante la carrera, llevando un buen y comprensivo preparador, y durante no mucho tiempo como fulanito que es un inútil.

Analicemos esto. Está bien ser funcionario, pero el mundo es más grande que la función pública española, conviene examinar lo que hay por ahí dado que no todo el mundo vale para funcionario y hay quien tiene habilidades que no sirven en la función pública española pero sí por ahí. “Oposición asequible” no hay, es un bulo, para que me entiendas: es más cierto lo de los Reyes Magos. Lo de la carrera quedó atrás, aquí se trabaja siempre, no a golpes, es un tema que no tiene nada que ver y hay expedientes brillantes de la carrera que fracasan en la oposición y viceversa. Es bueno que el preparador no sea comprensivo, para eso ya estan los padres del opositor,”Durante no mucho tiempo”, se sabe cuándo se empieza ¿cuándo se acaba? cuando se aprueba, o cuando uno ve que no va a aprobar en la vida (es bueno que en esto el preparador sea muy franco, siempre con “f” minúscula).

La última parte es la comparativa con alguien, persona a la que se pone a caldo, de cuya historia se sabe poco, pero que se usa para justificar la decisión. En fin, sin comentarios, cada vida e historia es independiente, y debe  ser una decisión propia no tomada por lo que nos cuentan de otros.

Sacar una oposición es un propósito típico pero hay que saber 1 ¿Qué queremos ser? 2¿Por  qué? 3 Hay que examinar las propias fuerzas 4 Hay que examinar las fuerzas de la familia 5 Hay que hablar con varios preparadores 6 Hay que ir con un preparador de confianza que no nos cuente lo que queremos oir.

Si, después de examinado eso, empezamos a opositar, adelante que ya es una decisión seria y no un mero propósito de Año Nuevo.