Camino

Toda circunstancia de la vida indican un camino: un carácter pesado, un trabajo que gusta o no gusta, un hijo con problemas, los propios problemas o contrariedades, o la ausencia de problemas, a lo mejor hemos elegido el camino indicado o a lo mejor no. Somos libres de hacer una cosa o la otra. Claro que esa libertad está muy guay. Cuando uno obedece (no cuando un decide libremente obedecer que es distinto)  sus decisiones no son propias, nunca siente el vértigo de acertar o equivocarse.

La libertad da miedo, y ese miedo lleva a renegar de ella y buscar lo que hace todo el mundo del entorno, no desentonar, no tener criterio discrepante, ojalá tengamos criterio propio que coincida con nuestro entorno el problema es que sea propio y no coincida.

Es mejor, desde que se tiene uso de razón utilizarla poco, lo justo, lo que se piensa que hacen los demás. No generarse problemas y no involucrar a la familia en los problemas que genera uno, aunque siempre hay que ver quién involucra a la familia.

Yo no sé otros tiempos porque me ha tocado vivir éstos, y hay cosas buenas y no tan buenas en el camino de cada cuál, lo importante es buscar con honradez el propio camino y seguirlo, esto no e tan fácil, hay signos en el camino pero siempre hace falta algo más, hay que estar al acecho para descubrirlo.

Viajes: Bruselas

La semana pasada estuve, con mi mujer y mi hija, en Bruselas, yo ya la conocía pero merece la pena. Vimos a Nuria, nuestra sobrina, que trabaja hace tiempo allí como arquitecto.

Fuimos un día a Brujas y otro a Amberes, fuimos dos veces al cine en Bruselas ( subtitulado en francés y flamenco, no doblado). Comprobamos que en Flandes no te hablan francés, no como las tontadas que se dicen aquí de Cataluña donde yo nunca he tenido un problema y casi no entiendo el catalán.

Total que todo muy bonito, y muy entrañable. El alojamiento lo cogimos por Air bnb un apartamento muy céntrico y muy bien. Los taxis con la aplicación de Uber, más baratos.

Era la cuarta vez que visitaba Bruselas, en agosto aún hay Sol, en invierno hay que buscarlo y es fácil que llueva.

Era mi primer viaje internacional con silla. Esto cambiaba las cosas y ralentizaba todo.

Los aeropuertos bien, Ryanair ok, aunque, la batería de la silla hay que desmontarla y llevarla consigo en cabina (digo yo que si explota da lugar en cabina o bodega) o sea que hay que saber desmontar y montar la batería de la silla.

Al llegar al aeropuerto de Charleroi lo usual es ir a Buselas en Bus, yo lo hice porque aún ando algo, se echa la silla a la bodega y fin. En caso de no moverse nada, es más complicado, ya es complejo hasta para el avión. Pero bueno, aun no es el caso.

Los trenes muy bien, la asistencia muy eficaz. Ahora describamos la accesibilidad en Bruselas con la afirmación/negación aragonesa, Bruselas está adaptada pero por los cojones, allí si no vas con otras personas estás muerto. Vaya calles, estrechas a más no poder, los bordillos altos como vallas de 100 metros, en fin…lo más nuevo adaptado bien eso sí. Sucede que en España con el chute económico de la UE y la necesidad de ponernos al nivel de nuestros vecinos europeos se ha hecho mucha obra nueva, no así en Bélgica done en 1950 ya eran muy ricos.

En fin Vd. y acompañantes ármense de paciencia, buen humor y buen rollito, no pretendan nada, relájense, y disfruten.

 

10 años en Cuatrecasas

En primer lugar quiero decir que voy a ser injusto porque es casi seguro que me olvido de alguno, o me dejo a más de alguno, y no debería. En segundo lugar cada cual cuenta la feria según le va en ella y este es mi relato personal e intransferible.

Comenzaré diciendo que yo le tengo mucho cariño a la firma, yo soy Letrado de la DGA, a mucha honra, pero como profesional he crecido y aprendido en Cuatrecasas.

Lo puedo decir sin temor de pelotear a nadie pues estoy fuera.

Yo conocí la firma en 1993 cuando mi amigo Alvaro Mendiola me invitó a una entrevista en la calle Felipe IV de Madrid con Antonio Hierro. Antonio debe de tener pacto con el diablo porque por él no pasan lo años, luego diré porqué. La entrevista fue muy cordial pero sacamos que tenía que estudiar inglés y  ante ello o intentar sacar las oposiciones a Letrado de la DGA preferí lo segundo.

La cosa me salió bien, lo celebré con Alvaro y cada cual siguió su camino.

En 2006 Antonio García Lapuente me propuso entrar en Cuatrecasas, acepté, a Javier Garanto, director de la oficina de Zaragoza, le pareció bien después de conocerme y me mandó para Madrid. En Madrid dieron el Ok dos socios que eran Antonio Hierro y Alvaro Mendiola, un dejá vu total, Alvaro y yo estábamos más maduros pero Antonio seguía igual. Y tuve que empezar con el inglés, el pobre Julian me ha sufrido como alumno estos años.

Luego me llevó Javier Garanto a entrevistarme con Rafa Fontana a Barcelona, el encuentro fue muy cordial y conocí allí a Emilio Cuatrecasas que venía dopado después de un monumental leche en moto que se había dado, la verdad es que me cayó muy bien. y pensé ¿qué hace un tío de su categoría en moto? y por eso me cayó muy bien.

Yo nunca he sido un personaje pacífico, siempre he dado mi opinión, muchas veces prematura y a destiempo. Estos años Javier Garanto me ha aguantado con paciencia. Fue él quien me ofreció pasar, de iure, de Contencioso a Gestión del Conocimiento Público, donde he desarrollado mi trabajo lo últimos años, al principio sólo, luego con Elicia Rodríguez y bajo la dirección de Mario Macías. En esto siempre he contado con el apoyo y amistad de Joanes Labayen que ya en 2007 nos reunió a un grupo de socios profesionales de público: Mercedes Izquierdo, Mariano Ayuso, Pepe Cudeiro, Enric no me acuerdo del apellido, él y yo donde surgió el tema de la Gestión del Conocimiento Público. Estaba Joanes tan empeñado, y lo veía tan claro, que en 2009 Rafa Hinojosa (entrañable como siempre) contó conmigo y acogió bajo GC Contencioso el pre embrión del GCP.

Luego en 2011 la Firma apostó por la Gestión del Conocimiento y Javier Garanto me lo propuso.

La Gestión del Conocimiento y mi especialidad en contratación y en televisiones me ha permitido ir a casi todas las oficinas de la firma, sólo me faltan Málaga y Alava.

He trabado amistad con profesionales de todas ellas prescindiendo de categorías, repito que no voy a mencionar a todos porque sería muy injusto.

Esto no obstante haré alguna  mención, obviamente la oficina de Sevilla, todos los profesionales que allí he conocido. Sevilla es especial, gente muy profesional que siempre te suben el ánimo. No voy a destacar a nadie en especial porque son todos, sólo al compañero Luis Olivencia, prematuramente fallecido, y al que tuve la suerte de conocer. Era un señor.

Bueno y, como no puedo más, mi querida Mercedes Izquierdo, y Eduardo, Joaquín, Victoria, Macarena, Rafa……. todos.

A Sevilla se le ha unido la oficina de Málaga, mi amigo Jorge Robles, uno de los letrados que conozco que más sabe lo que trabaja.

Junto con Javier Lusarreta en San Sebastián que es tan bueno y preciso como agradable. Con un gran equipo: Eneko y Nerea.

La oficina de Vigo, con Lorenzo y donde trabajaba Eduardo, de Bilbao con Adolfo y Javier, de Girona con Joaquim, de Valencia, con Mariano y su equipo, con la colaboración activa de Enma, de Palma con Pedro y Eva. Y Barcelona y Madrid, nuestras oficinas “grandes” y donde trabé amistad con gente de muchas áreas y donde aprendí qué era un gran firma y cómo se trabaja en equipo, y todas cuentan con gente de la tierra como Cani, Yolanda, Alberto, Jorge, Iván , Isaac, Levón etc…

Obviamente dejo para el final Zaragoza, aquí citaré a Antonio García Lapuente que tiene un olfato comercial absolutamente insuperable tanto con los clientes como con el personal, Francisco Cavero de quien pronto aprendí cómo se negocia y que no debe prevalecer ante lo profesional ninguna consideración personal. A todos los que están y han estado estos años en la firma, a mi equipo, Curro, María, Bea, Eva, Isabel, Pedro, Isaac, Nacho, Alfredo. Jorge…. en fin todos, de todas las áreas, categorías y puestos.

Este gran despacho me ha arropado cuando estaba de IT, un año, y ha levantado el tfn cuando la compañía de salud hacía el tonto.

En fin, todo eso, los mensajes de Rafa Fontana y Jorge Badía, y los de todos este tiempo me han venido muy bien. Me he sentido parte de algo.

En estos momentos, en la celebración del centenario de la firma me siento muy orgulloso de la visita del Rey a la sede de Barcelona, de la acogida, y de las palabras de Emilio Cuatrecasas dichas allí y, con valentía, delante de todos, diciendo simplemente lo que hay.

En este futuro tan curioso que me espera confío en seguir junto al despacho, no ya trabajando, que no puedo, pero sí formando parte de su alumni.

Pablo Ráez

La verdad es que acojonado me ha dejado este chaval. Con 18 añitos, fuerte, joven, atlético, alto, le notifican, sin más ni más, una leucemia. El tío contaba que fue un mal día, pero peor el tratamiento, encerrado, el no superar el primer trasplante, pero lo peor fue no superar el segundo.

Al final acaba de morir con 20 años. Hasta aquí he contado lo “jodido” que lo es, pero el tío era valiente y positivo,  y sonreía de verdad.

Y a mí, que estoy con una enfermedad degenerativa poco simpática, este chico joven me removió no sé el qué, pensaba que yo afrontaba la adversidad de modo guay pero no, para guay este tío que con 20 años deja muchas lecciones a todos.

Hubiera estado bien conocerlo, creo que se ha ido alguien que sabía lo que de verdad importa. A mí, como relativista que soy, me cuesta reconocer que hay gente 100% honesta y buena y Pablo lo era. Tendría sus cosas, como todos pues lo jodido es no ser un ángel en estos casos, pero a nadie le han importado.

Mucho que aprender de él, mucho que rezarle, y mucho que imitar si se puede.

Pero, además, esta semana leyendo “Patria” de Fernando Aramburu (libro muy interesante) me encontré con un personaje que pasaba de encantador a ogro deprimido por un despido. Es decir, una contrariedad económica, algo objetivamente grave. Pero el tío era tan petardo que no se fijaba en los esfuerzos de su mujer, transmitía su amargura a sus hijos, y a toda su familia. Al final se recolocaba y mejoraba si bien su mujer ya no. El se creía que tenía justificación para todo, e incluso que, en esta vida, tenía derecho a una cuota-parte de felicidad.

Bueno el 99% de los mortales somos más o menos como él, aunque algunos nos pasemos la vida disimulando, no queremos contrariedades, aceptamos las evidentes porque es absurdo negarlas pero incluso nos negamos lo que no es evidente a todas luces. No aceptamos las contrariedades ordinarias, nunca pensamos que le puedan pasar a la persona que nos apoya por en ese caso, ¿qué haríamos? no sólo no sabemos hacer nada sino es que nunca lo hemos agradecido ya que, es algo objetivo, tenemos bastante con lo nuestro.

Todos pensamos, de una manera u otra, que tenemos derecho a nuestra cuota-parte de felicidad, no la trabajamos, queremos que nos la den, es nuestra ya que somos muy buenos y bastante sufrimos (por lo que sea).

Como veis es la antítesis de Pablo, leed algo de él, yo espero comprender, de momento me parece que merece la pena,  y no es poco.

 

 

Complejos

No he escrito en una semana porque he estado en Bruselas. La segunda vez que estuve fue en 1995, la primera en 1985 fue sólo un rato.

En 1995 había empezado a trabajar y me di cuenta de que los belgas no trabajaban más ni mejor que nosotros sino que arrastrábamos muuucho complejo.

A mí  Europa no me disgusta, digamos que me gusta, pero como en España en ningún sitio, no tenemos nada en qué fijarnos, sólo que tenemos mayor excedente de gilipollas que muchos países europeos y algunos llegan a ministros, incluso hay uno, Zapatero, que fue presidente.

En lo demás, por mucho que le duela a Pablo Iglesias y su comparsa, somos como los países de nuestro entorno.

Eso sí, aun sin ser una maravilla, ganamos en accesibilidad, en Bruselas sin ayuda uno no puede ir muy lejos con la silla, en Zaragoza sí.

Además la gente que te ayuda en los Servicios Públicos en España es más amable que en Bélgica donde son fríos  y eficaces.

O sea que somos iguales o mejores que los demás salvo en número de tontos donde ganamos por goleada.

 

Sonsáqueme Padre

Una persona mayor, ya hace tiempo y ya ha fallecido, contaba que alguna gente en los pueblos aquí en Aragón, hace muchos, años le decían al cura, en la confesión y temerosos dejarse algo, que les “sonsacara”.

A mí no me pareció tan raro, pero esa persona era de Madrid y el verbo le hizo mucha gracia.

Cierto que  en Aragón usamos modismos con naturalidad como pozal por cubo, pero también es cierto que, salvo un poco de simpático acento, aquí se habla el mejor castellano de España (afirmación que estoy dispuesto a sostener y no enmendar si se me rebate).

Hablando de modismos aragoneses, recuerdo una comida en la Residencia Pío XI con varios compañeros, y estaban uno de Huesca, uno de Pina de Ebro y yo.

Empezamos con las palabras aragonesas y su significado: pozal, retabillo, garrampa, garrampazo, dar de mano, escobar…. el caso es que me dio la risa y sólo pude parar media hora después de la comida.

En fin, a veces, el idioma llega a ser divertido, incluso para las independentistas y los independentistos aunque carezcan de sentido del humor con según qué cosas.

El retablo mayor de la Iglesia de Perdiguera

    

 

La verdad es que siempre me ha gustado, llevo toda la vida observándolo y da una armonía clara al conjunto.

Algo he leído de él, tengo además mis propias teorías y que me perdonen y rectifiquen los eruditos en la materia.

Para mí que es el más antiguo de la Iglesia, a veces se ha sostenido que el antiguo de Santa Beatriz pero creo que no por dos razones:

1- Santa Beatriz fue proclamada patrona de Perdiguera en el siglo XVII, no antes, y el retablo se hizo para custodiar sus reliquias. El retablo mayor es de siglo XVI como la Iglesia que es de poco antes, últimamente han aparecido, pintadas en la pared unas barra de Aragón, pueden ser del escudo de los arzobispos de la casa real de Aragón que serían mecenas del templo y son también del siglo XVI.

2- El estilo del altar mayor, a diferencia de todos los demás, es más de transición del gótico al renacimiento y ello por la existencia de calles de pinturas y un remedo lateral o una idea de lo que en algunos retablos góticos ers dos grandes puertas que tapaban el retablo.

Pero todo esto son teorías de alguien que sabe poco del tema. El retablo consta de un banco donde está el sagrario rodeado por cuatro tablas relativas todas a la pasión del Señor separadas por una base de columna donde en cada una hay un bajo relieve de un santo.

Encima del sagrario está la hornacina con la Virgen, la Parroquia está dedicada a la Asunción de María, sin embargo, la titular del retablo es una Virgen con Niño.

Algún párroco, en su ortodoxia, ha visto aquí una terrible contradicción y ha cambiado a la titular por una Asunción de escayola y vivos colores.

La hornacina de la Virgen se halla decorada con motivos vegetales, rematada por una concha. franqueada por dos ángeles que sostienen instrumentos musicales, y en la concha, en su cima, hay cuatro ángeles que sostienen la corona de la reina del cielo.

La Virgen aparece en posición pausada, ataviada cual matrona romana y nos muestra al Niño que lleva el globo terráqueo coronado por la cruz.

Al lado de la hornacina cuatro pinturas, dos a cada lado, sobre la vida de la Virgen: anunciación, visitación, nacimiento, presentación.

Sobre la hornacina una calle con tres pinturas: la ascensión del Señor, la dormición de la Virgen, la resurrección. Estas pinturas se hallan separadas no por columnas sino que aquí las columnas se convierten en cariátides, diferentes entre ellas.

Rematando el altar hay un cuadro sobre la crucifixión. A los lados del altar hay dos remedos de puertas como para cerrarlos que hacen una función decorativa, no son simétricos en motivos si bien se hallan rematados ambos por la escultura de un niño en bulto redondo.

La tabla de la crucifixión remata el altar, a su lado hay dos figuras sentadas talladas en la madera del retablo y que dejan ver dos efigies ¿quienes costearon el retablo? otra suposición.

En cualquier caso una pieza de primer orden, y aunque se dedica mucho a la vida del Señor, es predominantemente mariano, así puede verse en la multitud de escenas de la vida de la Virgen, en la hornacina central, en la  escena de la dormición entre la de la ascensión y la resurrección, y en que la Virgen aparece en la escena de la crucifixión.

 

Recomendaciones que ha de seguir todo opositor en un tema general

Me refiero a los grupo A, básicamente,

1- Leer mucho, ampliar temario con temas conexos. La buena costumbre de estar al día con las preocupaciones jurídicas, políticas y sociológicas ha de imponerse desde el minuto 1 de la oposición. Leer. leer y leer. Ampliar la cultura propia-

2- Conciencia de que el tema general no es un tema del temario. Suele suceder que si coinciden o parece que coinciden, el candidato se lanza a escribir sin reflexión y clava el tema de temario sin más. A ver que luego viene un examen sobre el temario. Está bien la coincidencia, ayuda mucho, pero hay que estructurar el tema de modo que el Tribunal permita valorar en él lo que dicen las bases de la convocatoria,

3- Saber lo que se nos pregunta, no suponerlo, leerlo todo y examinarlo bien. Responder sólo y a todo lo que se nos pregunta. Nada de rollos que no hacen al caso.

4- Reflexionar y estructurar bien el tema antes de empezar a escribir, el inicio, cuerpo, conclusión puede ser una buena estructura.

5- Repartir  bien el tipo de escritura, no sea que reflexionemos mucho y nos quedemos o al revés.

6- Acostumbrase a escribir en casa para coger costumbre y velocidad.

7- Escribir por una cara (salvo que el Tribunal diga expresamente que por las dos) para tener sitio en el anverso caso de que se nos olvide algo.

8- Reservarse unos minutos para leer todo el ejercicio al final.

La causa de los contratos

Recapitulemos, el art 1261 del Cc dice en su punto tercer que uno de los requisitos esenciales de todo contrato es la causa de la obligación que se establezca.

De todo contrato nacen obligaciones para las partes, y esas obligaciones han de tener una causa, un fin.

En los particulares será el lucro, Lucro normal y necesario pues sin ánimo de lucro es difícil que funcione cualquier cosa y aun el mero comer, En la Administración el fin es el interés general.

En los contratos públicos no puede haber otro fin so pena de delinquir o de no ser verdaderos contratos públicos.

Pero cuestiones de interés general hay muchas, más que dinero público, por ello sería bueno razonar en el expediente por qué se atienden unas necesidades y por qué otras no, Por ejemplo si se asfaltan ciertos kilómetros de carretera y otros no habrá que decirse porqué, y ahí no caben explicaciones políticas sino técnicas.

Las razones políticas son legítimamente incontrolables, hay un ámbito en la decisión que supone suplantar el libre criterio del que decide y eso no puede ser, Otra cosa es controlar los elementos reglados en que basa su libre decisión, Es como para el nombramiento de Fiscal General del Estado, se precisan 15 años de profesión jurídica, cumplido esto el Gobierno puede elegir a cualquiera de los concurrentes. Los 15 años de jurista son controlables y así lo señaló el TS en el caso de Eligio Hernández.

Yo sostengo que la cusa de los obligaciones es controlable salvo en lo que tenga de elemento político. En otro caso acabaría habiendo contratos sin causa ni razón alguna y cuyo servicio al interés general sería ninguno.

 

Residencia Pio XI


Ayer cenamos  juntos algunos, que, a principios de los 90, estuvimos en la Residencia Pío XI de Madrid. Había compañeros de master y de oposiciones.

Fue una cena muy agradable y rememoramos situaciones que ya ni recordaba. La verdad es que al final me dolía la barbilla de lo que me reía.

Da gusto ver a la gente, un poquito más mayor, desarrollando bien todo tipo de puestos, e igual que entonces, con las mismas ganas de juerga.

La Residencia era y es peculiar, entonces era sólo masculina, hoy creo que también, sus austeras habitaciones las poblábamos opositores y másteres principalmente, también vivían allí, de modo permanente, algún que otro profesor y algún pirado.

La Residencia pertenecía a la Fundación Pablo VI donde estaba también la Residencia León XIII y el Colegio Mayor Pío XII. la calle se llamaba Juan XXIII con lo que sospecho que sólo hay más papas en el Vaticano. De hecho en aquella zona había mucha casa provincial de órdenes religiosas en España y la llamaban “el pequeño vaticano”.

Como curiosidades diré tres, la primera es que cerca de ahí había un convento que exponía un santo incorrupto, cosa curiosa, cerca estaba el Tribunal Constitucional y la Escuela Diplomática, y el fundador de la residencia y todo el complejo fue el cardenal Herrera Oria.

El cardenal fue una persona interesante, fue abogado del Estado, fundó el periódico el Debate, la Asociación católica nacional de propagandistas, y durante la guerra hizo el seminario el Bélgica, se ordenó sacerdote, luego fue obispo de Málaga y , como obispo, fue creado cardenal.

Durante una noche D. Angel Berna,  director de la Fundación, nos enseñó la capilla privada y habitaciones del cardenal y nos habló de sus costumbres.

La última noticia que tuve es que estaba abierto su proceso de canonización.

La Fundación se dedicaba a la doctrina social de la Iglesia, los opositores a sacar la oposición, algunos a vivir bien, y los que hacían máster a ir al máster y a quedar con compañeros a hacer trabajos.

Ya hace unos más de 20 años de eso; fue una experiencia intensa, como dijo un amigo que no vino a la cena, pero pese a todo no la comentamos a menudo porque esos años del todo agradables no fueron.

Hemos juzgado esos años por el resultado final pero, en esto, hubo de todo. Ahora, transcurridos unos años, quizá deberíamos contar más con lo que aprendimos día a día y las amistades que hicimos. Eso creo que es lo que hacemos todos.