Viajes: Bruselas

La semana pasada estuve, con mi mujer y mi hija, en Bruselas, yo ya la conocía pero merece la pena. Vimos a Nuria, nuestra sobrina, que trabaja hace tiempo allí como arquitecto.

Fuimos un día a Brujas y otro a Amberes, fuimos dos veces al cine en Bruselas ( subtitulado en francés y flamenco, no doblado). Comprobamos que en Flandes no te hablan francés, no como las tontadas que se dicen aquí de Cataluña donde yo nunca he tenido un problema y casi no entiendo el catalán.

Total que todo muy bonito, y muy entrañable. El alojamiento lo cogimos por Air bnb un apartamento muy céntrico y muy bien. Los taxis con la aplicación de Uber, más baratos.

Era la cuarta vez que visitaba Bruselas, en agosto aún hay Sol, en invierno hay que buscarlo y es fácil que llueva.

Era mi primer viaje internacional con silla. Esto cambiaba las cosas y ralentizaba todo.

Los aeropuertos bien, Ryanair ok, aunque, la batería de la silla hay que desmontarla y llevarla consigo en cabina (digo yo que si explota da lugar en cabina o bodega) o sea que hay que saber desmontar y montar la batería de la silla.

Al llegar al aeropuerto de Charleroi lo usual es ir a Buselas en Bus, yo lo hice porque aún ando algo, se echa la silla a la bodega y fin. En caso de no moverse nada, es más complicado, ya es complejo hasta para el avión. Pero bueno, aun no es el caso.

Los trenes muy bien, la asistencia muy eficaz. Ahora describamos la accesibilidad en Bruselas con la afirmación/negación aragonesa, Bruselas está adaptada pero por los cojones, allí si no vas con otras personas estás muerto. Vaya calles, estrechas a más no poder, los bordillos altos como vallas de 100 metros, en fin…lo más nuevo adaptado bien eso sí. Sucede que en España con el chute económico de la UE y la necesidad de ponernos al nivel de nuestros vecinos europeos se ha hecho mucha obra nueva, no así en Bélgica done en 1950 ya eran muy ricos.

En fin Vd. y acompañantes ármense de paciencia, buen humor y buen rollito, no pretendan nada, relájense, y disfruten.

 

10 años en Cuatrecasas

En primer lugar quiero decir que voy a ser injusto porque es casi seguro que me olvido de alguno, o me dejo a más de alguno, y no debería. En segundo lugar cada cual cuenta la feria según le va en ella y este es mi relato personal e intransferible.

Comenzaré diciendo que yo le tengo mucho cariño a la firma, yo soy Letrado de la DGA, a mucha honra, pero como profesional he crecido y aprendido en Cuatrecasas.

Lo puedo decir sin temor de pelotear a nadie pues estoy fuera.

Yo conocí la firma en 1993 cuando mi amigo Alvaro Mendiola me invitó a una entrevista en la calle Felipe IV de Madrid con Antonio Hierro. Antonio debe de tener pacto con el diablo porque por él no pasan lo años, luego diré porqué. La entrevista fue muy cordial pero sacamos que tenía que estudiar inglés y  ante ello o intentar sacar las oposiciones a Letrado de la DGA preferí lo segundo.

La cosa me salió bien, lo celebré con Alvaro y cada cual siguió su camino.

En 2006 Antonio García Lapuente me propuso entrar en Cuatrecasas, acepté, a Javier Garanto, director de la oficina de Zaragoza, le pareció bien después de conocerme y me mandó para Madrid. En Madrid dieron el Ok dos socios que eran Antonio Hierro y Alvaro Mendiola, un dejá vu total, Alvaro y yo estábamos más maduros pero Antonio seguía igual. Y tuve que empezar con el inglés, el pobre Julian me ha sufrido como alumno estos años.

Luego me llevó Javier Garanto a entrevistarme con Rafa Fontana a Barcelona, el encuentro fue muy cordial y conocí allí a Emilio Cuatrecasas que venía dopado después de un monumental leche en moto que se había dado, la verdad es que me cayó muy bien. y pensé ¿qué hace un tío de su categoría en moto? y por eso me cayó muy bien.

Yo nunca he sido un personaje pacífico, siempre he dado mi opinión, muchas veces prematura y a destiempo. Estos años Javier Garanto me ha aguantado con paciencia. Fue él quien me ofreció pasar, de iure, de Contencioso a Gestión del Conocimiento Público, donde he desarrollado mi trabajo lo últimos años, al principio sólo, luego con Elicia Rodríguez y bajo la dirección de Mario Macías. En esto siempre he contado con el apoyo y amistad de Joanes Labayen que ya en 2007 nos reunió a un grupo de socios profesionales de público: Mercedes Izquierdo, Mariano Ayuso, Pepe Cudeiro, Enric no me acuerdo del apellido, él y yo donde surgió el tema de la Gestión del Conocimiento Público. Estaba Joanes tan empeñado, y lo veía tan claro, que en 2009 Rafa Hinojosa (entrañable como siempre) contó conmigo y acogió bajo GC Contencioso el pre embrión del GCP.

Luego en 2011 la Firma apostó por la Gestión del Conocimiento y Javier Garanto me lo propuso.

La Gestión del Conocimiento y mi especialidad en contratación y en televisiones me ha permitido ir a casi todas las oficinas de la firma, sólo me faltan Málaga y Alava.

He trabado amistad con profesionales de todas ellas prescindiendo de categorías, repito que no voy a mencionar a todos porque sería muy injusto.

Esto no obstante haré alguna  mención, obviamente la oficina de Sevilla, todos los profesionales que allí he conocido. Sevilla es especial, gente muy profesional que siempre te suben el ánimo. No voy a destacar a nadie en especial porque son todos, sólo al compañero Luis Olivencia, prematuramente fallecido, y al que tuve la suerte de conocer. Era un señor.

Bueno y, como no puedo más, mi querida Mercedes Izquierdo, y Eduardo, Joaquín, Victoria, Macarena, Rafa……. todos.

A Sevilla se le ha unido la oficina de Málaga, mi amigo Jorge Robles, uno de los letrados que conozco que más sabe lo que trabaja.

Junto con Javier Lusarreta en San Sebastián que es tan bueno y preciso como agradable. Con un gran equipo: Eneko y Nerea.

La oficina de Vigo, con Lorenzo y donde trabajaba Eduardo, de Bilbao con Adolfo y Javier, de Girona con Joaquim, de Valencia, con Mariano y su equipo, con la colaboración activa de Enma, de Palma con Pedro y Eva. Y Barcelona y Madrid, nuestras oficinas “grandes” y donde trabé amistad con gente de muchas áreas y donde aprendí qué era un gran firma y cómo se trabaja en equipo, y todas cuentan con gente de la tierra como Cani, Yolanda, Alberto, Jorge, Iván , Isaac, Levón etc…

Obviamente dejo para el final Zaragoza, aquí citaré a Antonio García Lapuente que tiene un olfato comercial absolutamente insuperable tanto con los clientes como con el personal, Francisco Cavero de quien pronto aprendí cómo se negocia y que no debe prevalecer ante lo profesional ninguna consideración personal. A todos los que están y han estado estos años en la firma, a mi equipo, Curro, María, Bea, Eva, Isabel, Pedro, Isaac, Nacho, Alfredo. Jorge…. en fin todos, de todas las áreas, categorías y puestos.

Este gran despacho me ha arropado cuando estaba de IT, un año, y ha levantado el tfn cuando la compañía de salud hacía el tonto.

En fin, todo eso, los mensajes de Rafa Fontana y Jorge Badía, y los de todos este tiempo me han venido muy bien. Me he sentido parte de algo.

En estos momentos, en la celebración del centenario de la firma me siento muy orgulloso de la visita del Rey a la sede de Barcelona, de la acogida, y de las palabras de Emilio Cuatrecasas dichas allí y, con valentía, delante de todos, diciendo simplemente lo que hay.

En este futuro tan curioso que me espera confío en seguir junto al despacho, no ya trabajando, que no puedo, pero sí formando parte de su alumni.

Complejos

No he escrito en una semana porque he estado en Bruselas. La segunda vez que estuve fue en 1995, la primera en 1985 fue sólo un rato.

En 1995 había empezado a trabajar y me di cuenta de que los belgas no trabajaban más ni mejor que nosotros sino que arrastrábamos muuucho complejo.

A mí  Europa no me disgusta, digamos que me gusta, pero como en España en ningún sitio, no tenemos nada en qué fijarnos, sólo que tenemos mayor excedente de gilipollas que muchos países europeos y algunos llegan a ministros, incluso hay uno, Zapatero, que fue presidente.

En lo demás, por mucho que le duela a Pablo Iglesias y su comparsa, somos como los países de nuestro entorno.

Eso sí, aun sin ser una maravilla, ganamos en accesibilidad, en Bruselas sin ayuda uno no puede ir muy lejos con la silla, en Zaragoza sí.

Además la gente que te ayuda en los Servicios Públicos en España es más amable que en Bélgica donde son fríos  y eficaces.

O sea que somos iguales o mejores que los demás salvo en número de tontos donde ganamos por goleada.

 

Sonsáqueme Padre

Una persona mayor, ya hace tiempo y ya ha fallecido, contaba que alguna gente en los pueblos aquí en Aragón, hace muchos, años le decían al cura, en la confesión y temerosos dejarse algo, que les “sonsacara”.

A mí no me pareció tan raro, pero esa persona era de Madrid y el verbo le hizo mucha gracia.

Cierto que  en Aragón usamos modismos con naturalidad como pozal por cubo, pero también es cierto que, salvo un poco de simpático acento, aquí se habla el mejor castellano de España (afirmación que estoy dispuesto a sostener y no enmendar si se me rebate).

Hablando de modismos aragoneses, recuerdo una comida en la Residencia Pío XI con varios compañeros, y estaban uno de Huesca, uno de Pina de Ebro y yo.

Empezamos con las palabras aragonesas y su significado: pozal, retabillo, garrampa, garrampazo, dar de mano, escobar…. el caso es que me dio la risa y sólo pude parar media hora después de la comida.

En fin, a veces, el idioma llega a ser divertido, incluso para las independentistas y los independentistos aunque carezcan de sentido del humor con según qué cosas.

Teoría general de la contratación

Estaba pensando en la contratación pública cuando, de repente, me ha venido a la cabeza, con música y todo, el salmo 69: “Dios mío ven en mi auxilio, Señor date prisa en socorrerme”. Hecha la inevitable relación, y viendo que el salmo valía excepto para politeistas y ateos, lo he rezado con devoción antes de afrontar lo que me propongo.

Y me propongo hacer fácil lo que se nos antoja difícil, en este caso la contratación pública.

Hemos de partir de la teoría general de los contratos del derecho civil, no saber derecho civil es como ir a conducir una bicicleta y no saber cómo funciona. Es lo que pasa cuando opina en derecho gente que no sabe, la de tonterías que uno ha tenido que oir en mesas de contratación dan para empapelar varios pisos.

Pero sigamos con la teoría general, como dice el art, 1254 del Cc “El contrato existe cuando una o  varias personas consienten en obligarse respecto a otra u otras en dar alguna  cosa o prestar algun servicio”

Es una definición que nos vale para todo tipo de contratos, incluidos los públicos, que no son del género marciano.

En todo contrato están las partes, dos o más, depende del contrato ( por ejemplo en el contrato de sociedad puede haber varios).

También está el objeto, que hay que definirlo muy bien.

Y la causa, el fin, el porqué, el objetivo del contrato.

Todos estos elementos son básicos, hay que conocer muchos más datos civiles, pero, sin éstos, no vamos a ningún lado.

Pueden parecer algo obvio y evidente pero, en mi vida profesional, he tenido que insistir mucho no solos en que se definieran bien estos tres elementos sino en su necesaria explicitació, clara y en su sitio, por escrito.

 

Los Contratos públicos

Uno de los temas más importantes del Derecho Administrativo es la Contratación pública.

Para mí ha sido una especie de maldición pues, después de no hacerle mucho caso en la carrera y la televisión, me dediqué a ella como letrado de la DGA desde el primer mes de trabajo y luego me toco especializarme en ello, en la CARTV tuve que diseñar todo el sistema de contratos que la sustentaban, y en Cuatrecasas he tenido muchas consultas y pleitos al respecto.

Parece un peñazo pero no lo es. Al fin y al cabo es la mayor labor que lleva a cabo la Administración. contratar obras, servicios y suministros. Llevo idea de ir hablando poco a poco de esto, para que este blog sirva de algo a quienes se internen en el estudio de la nueva Ley de Contratos Públicos, que está por salir.

Hay y habrá temas importantes, en realidad nunca hay muchos cambios. Abordaré la contratación desde muchos puntos de vista.

Para mi ha habido muchos difíciles, hoy solo voy a referir el primero de ellos que fue la redacción de pliegos.

Al principio de mi trabajo (1995) en la DGA, como Letrado, informaba pliegos y veíamos pasar cada cual de su padre y de su madre.

Luego se formó una comisión para redactar pliegos tipo para toda la Administración. Ahí me dí cuenta lo difícil que era  redactar cada cláusula, pero fue una buena experiencia para seguir con el tema. En la CARTV me tocó redactarlos a mí solito y la experiencia previa me vino muy bien.

Los pliegos tienen vida propia, eso me dijo un jefe mío y debe saberlo quien se dedique a tal menester, y no solo porque pueden contener errores, sino porque la realidad es más rica que la ficción, y porque hay matices y sentidos en la letra de los pliegos que no han sido ni pensados por sus redactores.

Veremos a ver en qué lugar deja la nueva ley a los pliegos pero creo que no va a haber cambios.

 

Stultorum infinitus est numerus

“Es infinito el número de los necios” dice el Eclesiastés, que, como toda la Biblia, goza del don de la inerrancia. O sea que es una verdad incontrovertida lo que dice Carlos Herrera: “hay más tontos que botellines”. Para mi que es verdad y parto de ello.

Pero no sólo yo sino mucha más gente. Véase don José Calvo Sotelo en su discurso en las Cortes contra Casares Quiroga pronunciado justo antes de que lo mataran. D. José no creía en el sufragio universal, ha de verse el discurso en ese conexto, pero la oratoria de aquellos tiempos no tiene nada que ver con la de los rufianes de hoy en día.

Calvo Sotelo decía que “somos los más” es grito de tribu, que habría que decir “somos los mejores”. Este debate ha estado siempre presente, de ahí teorías que apuntan a un sufragio censitario (sólo votan los que tienen bienes) o capacitario (sólo votan los que tienen cierta instrucción académica). En el sg XIX era un debate común, no podemos votar todos y que el voto valga lo mismo.

De hecho Carolina Bescansa dijo que si en las últimas elecciones se hubiera votado hasta los 35  años, hubiera ganado Podemos, hay quien le dijo que si hubieran votado los de 8 años hubiera ganado Peppa Pig.

Para mi los mejores no son el cursi de Pablito Iglesias y su gente, para mí son de lo peor, pero es seguro que yo, y la gente como yo, no somos santos de su devoción.

Hoy, paseando a mi perrita, he leido la placa que el Ayuntamiento podemita de Zaragoza dedicaba a los funcionarios municipales fusilados en el “golpe militar” de 1936 contra la “legalidad constitucional republicana” . Resumir 3 años de guerra civil llamándolo “golpe militar” no es justo para ningún bando, y lo de la legalidad constitucional es difícil de defender con una izquierda que calla la sublevación de Asturias en 1934 contra un gobierno de centro derecha, la negativa por la izquierda del voto femenino ya que se pensaba que votarían a las derechas, la quema de Iglesias, etc…. ¿legalidad? para algunos.

En definitiva,  quiénes son los mejores es terriblemente subjetivo. Cada cual vota por su interés, sea el que sea. Aún sabiendo que stultorum infinitus est numerus, es mejor el sufragio universal sin restricciones porque ¿en base a qué restingimos? ¿quién lo hace? ¿a quien? ¿por qué?.

Es cierto que  es infinito el número de los necios pero, para algunos, los necios somos tú o yo, y tienen sus razones.

 

Los Fueros de Aragón (I)

images

Pero ¿qué son? cuando alguien dice que algo es así  esto es así porque lo dicen los fueros de Aragón sabemos a ciencia cierta que no es perito en la materia, y que la frase puede querer decir dos cosas: 1- esto es así porque lo digo yo, o mentando cierta parte anatómica que no tiene mucho que ver con el habla  2- o, me suena que algo hay, algo me han dicho.

Para saber qué son los Fueros hemos de remontarnos al año 1035 de nuestra era en el que muere Sancho el mayor de Navarra y su hijo bastardo Ramiro hereda el condado de Aragón y  se convierte en su primer rey: Ramiro I.

Su hijo el rey Sancho Ramírez convierte la villa de Jaca en su capital y le otorga fueros: el Fuero de Jaca, datado en 1063.

Los Fueros tenían una doble intención 1) atraer pobladores a un lugar dando ciertas exenciones 2) dotar de normas jurídicas a una zona.

Además el Fuero de Jaca no es un conjunto de normas basado en el Derecho romano, o en el visigótico, o en el germánico, es, predominántemente, autóctono. El Reino de Aragón nace en un valle cuyas comunicaciones con Franci,a el sur musulmán, y otros valles cristianos no son un prodigio, y ello , entre otras cosas, le lleva a buscar soluciones propias.

En fin, sea como fuere, la primera norma importante del Reino de Aragón era más autóctona que otra cosa.

El fuero de Jaca fue considerado un “buen fuero” y se fue repitiendo en el Reino de Aragón a medida que éste se expandía.

La unión con cataluña, forjada por el matrimonio de la reina Petronila con el conde Ramón Berenguer, no supuso cambios, cada territorio conservó sus instituciones y su derecho. Eso mismo pasó cuando se crearon los reinos de Valencia y Baleares con Jaime I, cada terriotorio tenía sus cortes y su derecho.

Fue con Jaime I cuando, en las Cortes de Huesca de 1247, cuando se aprueba la Compilación de los Fueros de Aragón. En ella predominó la mano del obispo Vidal de Canellas y el mayor influjo canonista, y por ende del Derecho Romano.

A la Compilación de Huesca su unieron las compilaciones de las Observancias, que eran las decisiones de los Justicias.

Con el matrimonio de los Reyes Católicos vino la unidad de los reinos hispánicos en torno a sus reyes pero cada cual tenia sus cortes y su derecho propio.

Con los sucesos de Antonio Pérez y la intervención de Felipe II hubo lugar a una inssurrección aragonesa que fue aplastada por el ejército real y llevó a la decapitación del Justicia,

En las Cortes de Tarazona, 1592, se produjeron ciertos ajustes, favorables al rey, en  nuestros fueros en sus aspectos de Derecho público.

La dificultad para el rey era el tener que pedir subsidios en las diferentes cortes de la corona de Aragón, para sostener sus guerras. En tiempos de la casa de Austria, la situación jurídica de España llevaba a eso, haciendo recaer en Castlla un peso que el propió conde-duque de Olivares intentó, sin conseguirlo, repartir con los reinos de la corona de Aragón.

Asi pues, cuando Carlos II muere en 1700 su testamento deja todos sus reinos a su sobrino Felipe d´Anjou, nieto de Luis XIV, rey de la muy poderosa y centralista Francia.

Felipe V toma posesión de sus reinos, jurando en todas las cortes, pero pronto se produce la guerra de sucesión española y los reinos de la corona de Aragón se posicionarán con el pretendiente austriaco en la creencia  de que respetará sus fueros.

Los consejeros franceses aconsejan al monarca que vaya suprimiendo los fueros en la medida en que entra en los reinos sublevados. Así en 1707 suprime los fueros de Aragón y  sus insttuciones de gobierno.

Pero así como era fácil suprimir Cortes y Justicia, derecho público y penal y  ordenar que todo se rigiera por lo establecido para Castilla, era más difícil ordenar que pasara lo mismo en el derecho civil. La normativa civil deriva de la costumbre o de unas formas de hacer asumidas por los particulares y es difícil que estos cambien.

En los años siguientes a 1707 se constató la vigencia y arraigo del derecho civil foral. Así que en 1711 Felipe V permite la vigencia del derecho civil foral en Aragón, Cataluña y Baleares, no así en Valencia.

Claro el derecho civil pero sin Cortes aragonesas que lo adapten, queda, pues, como un jarrón chino.

Así llegamos a la etapa codificadora, sg XIX, y el más claro intento (código de García Goyena 1850) fracasa ante la oposición de las regiones forales.

El código civil de 1889 sale a la luz tras respetar los derechos forales y reservarles un sistema de apédices, del que sólo se aprobó el aragonés en 1925.

La cuestión foral, irresoluta, se abordó en el congreso de jurisconsultos de Zaragoza de 1945. En ese Congreso se decidió caminar hacia un código civil general para toda España, pero antes recoger en compilaciones la normativa propia de cada terrtorio foral. Así se aprobaron las complilaciones de Galicia, Alava y Vizcaya, Cataluña, Baleares, Aragón y Navarra.

La compilación aragonesa fue aprobada en 1967. En 1973 se reforma el título preliminar del código civil y queda claro que los derechos forales, en los territorios precitados, se aplicarán con prioridad al código civil, el cual, en todo caso, quedará como derecho supletorio de todos ellos.

Dejo para otros capítulos la siuación actual del derecho civil aragonés, pero, como vemos, es lo  que queda de nuestros antiguos fueros, no es nada mas ni nada menos.

 

Ignorantia iuris non excusat

También se dice Neminem licet ignorare ius, máximas que fueron transcritas a nuestro Código Civil de 1889 y hoy lucen en el art. 6.1 del citado Cc: La ignorancia delas leyes no exime de su cumplimiento. Lo contrario a Puigdemont le vendría muy bien para el caso de los bienes de Sijena.

Ya en 1889 Joaquín Costa se opuso a esta regla, y no por las mismas razones de Puigdemont. Yo creo que es una máxima precisa para hacer cumplir todo el ordenamiento jurídico, pero lo cierto es que la oposición de Costa siempre me dejó un poco mosca. Costa calificaba esta norma como de “tiranía jurídica” lo que pasa es que no dejaba alternativa si la aludida ignorancia del Derecho llevaba a incumplir la norma incómoda.

El día 31, hablando con un amigo no jurista, me comentaba cómo una mujer de pueblo, con la instrucción justa, había recibido carta, sin certificar, de una Registradora, que le daba plazo para que realizara alegaciones sobre su propiedad de un bien.

Claro para los juristas esto es normal y sabemos qué hacer, la señora en cuestión no. A lo largo de mi vida profesional me acuerdo de tres personas que, a través de empleados y compañeros,  tuvieron conocimiento y notificación formal de demandas de procesos monitorios. Uno reaccionó a tiempo, pese a no entender nada, vino a mi como abogado, nos opusimos, paramos el tema y luego ganamos el juicio. Los otros dos reaccionaron  tarde y ya les expliqué que se les daba por confesos y a pagar por mucho que les pareciera injusto. Si era muy injusto luego podían poner un juicio ordinario para recuperar.

El juicio monitorio es una muestra clara de la injusticia del sistema, bastaría con regularlo de otra manera ,  de modo que el demandado en persona supiera sus consecuencias, para restaurar la seguridad jurídica.

Si, hoy en día, mantenemos el art 6.1 del  Cc, es preciso que la gente sepa de qué va lo que se le comunica antes de decidir si acude a un abogado.

En pleno siglo XXI no cabe lo que he señalado para el proceso monitorio ni lo que hizo la Registradora, además, para más INRI, la Registradora, suponiendo que la señora tenía acceso a internet, le manda la dirección de una página web para que vea la situación física de la finca. Tela con el asunto.

Hay que recordar que el art. 9.1 de la Constitución proclama el principio de seguridad jurídica, principio que nos ayuda a interpretar el art. 6.1 del Cc.

Hoy en día, las notificaciones deberían ser más claras, advertir de los peligros y de las consecuencias mejor ( muchas normas son muy técnicas), y dar dos direcciones, una física y otra electrónica para que el interesado pudiera consultar su posición con funcionarios peritos en la materia. Debería darse un plazo para acudir a esa oficina, señalar que, desde entonces, se cuenta el plazo, y advertir de las consecuencias.

Hoy en día el procedimiento no puede quedarse en cosas que eran un avance en el sg XIX, hay que ir más allá. No se puede, además, normar para el ciudadano sino desde el ciudadano, lo demás es una especie de despotismo ilustrado.

Deberían opinar los ciudadanos con menor nivel de instrucción, cubierto lo más grave, se puede trabajar para todos los demás.

Cierto que la Administración, dado que vela por el bien común (art. 103 de la Constitución) ha de ser una potentior persona, pero cierto es que muchas veces se olvida de ese servicio al interés común y se prevale de sus privilegios injustamente.

Hoy día la Administración y la Justicia han de dar un paso más en beneficio del ciudadano.

 

Este año me voy a sacar una oposición

¿Y por qué no dos? ya puestos. En esta época del año son comunes lo propósitos de Año Nuevo. Comunes y poco realistas, como el de ir a un gimnasio, que mejor no comentar.

Otro propósito es el de sacarse una oposición. Suele ser gente que no ha acabado la carrera recientemente o gente que, habiéndola acabado hace poco, ve flojo su futuro profesional. Por tanto, lo mejor es ser funcionario, con una oposición asequible, estudiando como en época de exámenes  durante la carrera, llevando un buen y comprensivo preparador, y durante no mucho tiempo como fulanito que es un inútil.

Analicemos esto. Está bien ser funcionario, pero el mundo es más grande que la función pública española, conviene examinar lo que hay por ahí dado que no todo el mundo vale para funcionario y hay quien tiene habilidades que no sirven en la función pública española pero sí por ahí. “Oposición asequible” no hay, es un bulo, para que me entiendas: es más cierto lo de los Reyes Magos. Lo de la carrera quedó atrás, aquí se trabaja siempre, no a golpes, es un tema que no tiene nada que ver y hay expedientes brillantes de la carrera que fracasan en la oposición y viceversa. Es bueno que el preparador no sea comprensivo, para eso ya estan los padres del opositor,”Durante no mucho tiempo”, se sabe cuándo se empieza ¿cuándo se acaba? cuando se aprueba, o cuando uno ve que no va a aprobar en la vida (es bueno que en esto el preparador sea muy franco, siempre con “f” minúscula).

La última parte es la comparativa con alguien, persona a la que se pone a caldo, de cuya historia se sabe poco, pero que se usa para justificar la decisión. En fin, sin comentarios, cada vida e historia es independiente, y debe  ser una decisión propia no tomada por lo que nos cuentan de otros.

Sacar una oposición es un propósito típico pero hay que saber 1 ¿Qué queremos ser? 2¿Por  qué? 3 Hay que examinar las propias fuerzas 4 Hay que examinar las fuerzas de la familia 5 Hay que hablar con varios preparadores 6 Hay que ir con un preparador de confianza que no nos cuente lo que queremos oir.

Si, después de examinado eso, empezamos a opositar, adelante que ya es una decisión seria y no un mero propósito de Año Nuevo.