La diada, ¿fiesta nacional o follón anual?

Todo país necesita acontecimientos históricos y leyendas para surgir. El problema tes cuando la leyenda se confunde con la Historia. Y a veces, hechos históricos se interpretan de forma interesada.

Las bases del nacionalismo catalán las puso gente, generalmente,  muy inteligente, pero,  sus herederos independentistas, son otra cosa y  tiran de parte de la historia que les contaron su mayores.

Y todo empieza con Wifredo el velloso, conde de Barcelona, conquistada por el rey franco Pipino el Brebe, conde que no tenía armas en su escudo. Se dice que en una batalla, luchando al lado el rey francés, fue herido aunque la batalla se ganó por su gran valor, y el rey le concedió armas y, metiendo la mano en su herida dibujó sobre el escudo amarillo las cuatro barras rojas. ¿Bonito no? como lo del dragón de San Jorge, igual de cierto.

O se asimilaría a la tradición de la venida de la Virgen de Pilar a Zaragoza, o el milagro de San Lamberto que andó una cuantas leguas con la cabeza en la mano.¿Se lo creen? Yo el de la Virgen del Pilar sí.

Total que lo del pobre Wifredo no se lo he oído a catalán alguno. O sea que es un mito para contar a los niños.

Lo peor es la diada, pues es el día en que se expresa la separación de la Sociedad Catalana entre unionistas y secesionistas. Y se pone de héroe a Rafael Casanova, conseller en Cap de Barcelona y máxima autoridad militar y política de Cataluña durante la Guerra de Sucesión que acabó el 11 de septiembre de 1714 con la toma de Barcelona por las tropas de Felipe V.

Lo primero que hay que decir es que Casanova murió en 1743, o sea que Felipe V no era un villano sanguinario que mataba a sus enemigos tal y com0 se cuenta en el Ministerio del tiempo.

También está claro que Casanova no era un independentista sino un partidario del candidato austriaco al trono español. Como jurista que era quería la conservación de los fueros catalanes y no la imposición del Derecho castellano consecuencia de las políticas centralistas de Felipe V. Digamos que quería seguir con la casa de Austria, como en tiempos de Felipe II (1556-1598).

La historia que cuenta el nacionalismo, y yo la oí de boca del molt honorable president Pujol el año 2000, es que los catalanes (todos) eran partidarios de la situación previa a 1714 y por eso muchos se exiliaron.

De hecho la guerra dels segados ( en 1640 reinando Felipe IV) fue una sublevación contra Felipe IV, con el apoyo de la Francia de Luis XIII a la que se pretendía incorporar Cataluña,  como contestación a los impuestos que les quería imponer el Conde Duque de Olivares. Cataluña se quería unir a Francia, donde había mucho hugonote y de ahí, dicen algunos, el rey, camino de la guerra en Cataluña, fue a Calanda a besar la pierna de Miguel Pellicer, una vez repuesta por la Virgen del Pilar.

O sea que Cataluña, defendiendo su singularidad, siempre ha buscado estar dentro de España o de Francia.

En la Guerra de la Independencia lucha con fiereza a favor de Fernando VII. Y luego Prim, que fue Presidente del Gobierno, entre otras cosas, era de Reus.

Surge el nacionalismo catalán a fines del sg. XIX, en la Segunda República ERC es, abiertamente, secesionista.  En 1931 Companysb( President de la Generalitat) intenta la primera secesión que es abortada por la República. Con la Constitución de1978 y el Estatuto de 1979 Cataluña entra por la senda autonómica. De ahí al intento de Independencia de 2017 hay mucha desinformación, mucho desencuentro y poca trasparencia. Los partidos nacionales, cuando han necesitado el voto catalán han concedido muchas cosas, cuando no, se han comportado con dureza, esto confunde a la gente, había mucho cabreo en el nacionalismo catalán que pensaba haber dado mucho y recibido muy poco.

La gota que colmó el vaso fue la reducción por el TC del nuevo Estatuto, después de la promesa de ZP de que saldría lo que dijera el Parlamento de Cataluña.

Un lío que se acabó aplicando el art. 155 de la Constitución, Total que el lío se revive cada año con la celebración de la Diada. Cada CA tiene su fiesta pero sirven para unir y no para separar.En Cataluña no, es al contrario. Cierto que, sin cierta interpretación histórica interesada, el nacionalismo catalán no pasa de 1931. Pero, cierto también, que, con la interpretación nacionalista, la fecha elegida no es apropiada para celebrar una fiesta de unidad.

 

 

 

 

LIBROS:”Memorias del maestre de campo de los Tercios Julián Romero. SAN QUINTIN” José Javier Esparza.

Libro recomendable, desarrolla un importante estudio histórico. Normalmente nos regodeamos en desastres y tragedias y no estudiamos los muchos momentos brillantes de nuestra historia.

Yo de la batalla de San Quintín sabía poco: la fecha y , como se dio el día de San Lorenzo, Felipe II decidió edificar un monasterio al Santo (que fue San Lorenzo del Escorial). Este libro es un estudio detallado, de sus motivos y consecuencias, en torno a l figura, histórica pero novelada, de Julián Romero.

Interesante para ver episodios brillantes de la Historia de España y no hacer, como muchos escritores con mucha venta, fijarnos solo en derrotas y autoflagelarnos.

Literariamente no es una gran novela, ya que la profesión principal el autor no es ser escritor, pero rescatar esta gran batalla y su descripción detenida, suple toda pega.

LIBROS: “EN DEFENSA DE ESPAÑA. Desmontando mitos y Leyendas negras” de Stanley G. Payne.

Me resultó curioso que el pensamiento de este hispanista estadounidense estuviera más cerca del centro derecha que de la izquierda, de hecho, no responde a las ideas que son moneda común en España incluso habla del “asesinato de Calvo Sotelo” y no de la “muerte de Calvo Sotelo” en la 2ª República no habia asesinatos, la gente de derechas se morñia por fastidiar. Un libro recomendable y de fácil y amena lectura.

Su tesis es que España, con su peculiar historia, siempre ha sido un país de Occidente. Trata la Hiatoria de España de modo objetivo y con datos. Pero yo creo que España no es una nación, este es un concepto del sg. XIX que se le queda corto. Las Leyes Orgánicas de Franco decían que España era una “unidad de destino en lo universal” o sea nada.

España nace en el sg XV como una unión personal de territorios, luego, en el XVI, se expande por América (como en la Corona de Aragón) en el XVIII los borbones anulan la Corona de Aragón y establecen allí la planta y leyes castellanas (que ya regían en América), es en el XIX cuando se trata de acomodar a España el comcepto de nación, creado para comunidades que no tienen estado. Un concepto desvalorizante del estado y de toda idea que no coincida con él, incluso con el resto de naciones, algo contrario a la soklidaridad y que impide avanzar. Algo que está en el germen de muchos conflictos y que bo ha dado lugar a  nada bueno, ES fiijarse en lo propio y pasar del vecino, que es malo y le hago un muro. España no se acomoda bien a ese conepto. Ya sabemos qué no es, dejo para siguientes artículos definir lo que es.

 

//

ETAPAS

“Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar que es el morir” así de alegre se expresaba Jorge Manrique en el siglo XIV. La experiencia dice que, más tarde o más temprano, mejor o peor, todos palmamos. Por tanto, salvo una vida muy corta, la vida tiene etapas. Tampoco hace falta llegar a ser un abuelito para ello. En mi caso. con 52 años, he experimentado varias etapas, incluso dentro de la enfermedad he tenido varias.

Lo contrario es tener una vida convencional, rectilínea e inexistente, cuya existencia proclamamos y vemos en algunos vecinos que, según nosotros, llevan “una buena vida”. Antes de esto no nos fijamos en casos como divorcios y separaciones, los borramos de nuestra mente y borramos el dolor que generan  “porque es algo normal y cotidiano”. Los minusválidos somos un problema. Primero porque no saben cómo llamarnos, ahora lo sordos son “discapacitados auditivos” aunque, después de tanta mandanga, oyen igual de mal. Es algo estético, no real, se trata de borrar una realidad. Es como la ley de Dependencia: hay que dar repuesta a los dependientes y punto.  Cuando se dote, cuanto antes mejor, la Sociedad se podrá olvida tranquilamente de nosotros, alegarán que la Sociedad hace todo y más, y que hay mucho caradura cobrando ayudas que no le corresponden. Será otra lucha.

Una vida recta ni tiene meandros ni etapas. Lo que pasa es que nuestra vida es como un rio y no sé de ningún río que sea recto. Se de gente que no le gustan las sorpresas que depara la vida. Unas son agradables y otras, aparentemente, no. Pero de todas hay que aprender, es la situación que nos toca vivir. Lo contrario es bloquear el rio y que el agua no fluya, se estanque, se pudra y no sirva ni para beber. Esto nos puede pasar a todos, nadie, salvo autoengaño, tiene una vida rectilínea, quizás Alicia, pero, mala noticia, no existió.

Las etapas, que pasa cada cual, son oportunidades de aprender o de desaprovecharlas. Integramos mucho cuento que nos lleva al sufrimiento, por no parecernos al modelo ideal, a la desesperación y al desaprovechamiento y así seguimos igual no aportando nada bueno sino sólo cosas malas por una idea inexistente.

 

“El Derecho no es para tanto, o sí”

Este es el libro que Cuatrecasas , en marzo de 2017, me regaló la posibilidad de editar. Escrito desde octubre de 2017 a noviembre de 2018.

Las ilustraciones y la foto se hicieron en diciembre de 2018. En abril de 2019, Woltes Kluver, lo editó.

Se Presentó em el Salón Rioja del Patio de la Infanta en Zaragoza el 24 de junio de 2019. Se presentó por la directora del patio de la infanta, Ana Mª Farré, por  Javier Garanto, socio director de Cuatrecasas Zaragoza, por Juan Manuel Cendoya, vicepresidente para España del Banco de Santander y por Marta López Benedicto, mi mujer.

La crónica de la jornada viene. muy completa, en el Confilegal.

El hacer este libro, el cual no podría escribir ahora, me supuso una importante motivación en tiempos difíciles, y cumplir con la idea de la Firma de dar excelencia. En el libro confieso que lo escribo “de memoria” porque me resultaba difícil consultar textos, no por chulería. Es lo que podía dar. Además, conocedor de lo exigentes que somos los juristas, me dirijo a los legos. Siempre he tenido inclinación a enseñar y nunca a la polémica entre iguales.

El Derecho me gusta como “instrumento social” no le encuentro sentido como ciencia aislada. Parece una tontería pero no lo es. Es la división entre prácticos y teóricos, yo soy, 100%,un práctico pero necesito de los que teorizan para seguir avanzando.

En esa línea va el libro, tras su aparente desenfado y multitud de anécdotas prácticas, existen muchas corrientes teóricas de pensamiento. Se trataba de acercar el Derecho al púbico en general y no de ahuyentarlo.

Espero que la obra haya logrado su cometido.

Mantenerse en sus XIII

Pedro Martínez de Luna y Gotor, cardenal de Aragón, fue electo al solio pontificio con el nombre de Benedicto XIII, durante el Cisma de Occidente, fijando  su sede en Avignon. Era aragonés, conocido como el Papa Luna, era de Illueca concretamente, con lo cual no tenía pedigrí para ser precursor ilustre del independentismo. Era un hombre normal, un tanto cabezudo, dado que hasta su muerte, con más de 90 años (acaecida en Peñíscola en 1423), se consideró verdadero y único Papa (“se mantuvo en sus XIII”).

Lo que mucha gente no sabe son dos cositas;

  • Avignon era un territorio papal que no inició cisma alguno. Allí se fueron a vivir los Papas porque en Roma no se podía estar. Duró la vida pontificia en Avignon de 1309 a 1377. Hubo 7 Papas legítimos: Clemente V, Juan XXII, Benedicto XII, Clemente VI, Inocencio VI,  Urbano V y Gregorio XI que volvió a Roma, a instancias de Santa Catalina de Siena, donde falleció en 1378. A esta época se la denominó “El cautiverio de Avignon” por su similitud temporal con el “cautiverio de Babilonia” que sufrieron los judíos según la Biblia.
  • Es en 1378, cuando, tras diversos tumultos en Roma, se inicia el “Cisma de Occidente”, se elige a Urbano VI que se queda en Roma y a Clemente VII que vuelve a Avignon.

Tenemos 2 Papas, o sea un buen cisma. Y este era por si el Papa estaba bien elegido o no. No era, como con los ortodoxos, por si el  Espíritu Santo procedía del Padre o del Padre y el Hijo, o como con los monofisitas por la naturaleza de Cristo, si era sólo divina o divina y humana. Algo transcendente en sus vidas diarias, e importante para comprar el pan. Lo otro se las traía, aunque a la gente corriente le daba igual.

La Iglesia Católica, como toda organización, se rige por el Derecho y ello ha provocado cosas  buenas y lamentables como esta. Esto pasa cuando no hay normas o no son claras, porque nunca pasa nada y “hay confianza”, a la divina providencia es mejor limpiarle el camino de tontadas diversas.  A Clemente VII le sucede Benedicto XIII y surge la “solución conciliar” se convoca un concilio, se depone a los 2 Papas y se elige al legítimo. Con ello se consiguió  que hubiera 3 Papas, como pasó en el concilio de Pisa.

El aragonés se mantuvo hasta el final (hasta su deposición por el Concilio de Constanza, la retirada de obediencia del rey de Aragón, la declaración de antipapa  y su exilio en Peñíscola) no llevó esta vida por soberbia o por construir un Derecho falso y a medida,  sino que tuvo una vida martirial (o casi) por sostener la teoría jurídica de que el poder del Papa era superior al del concilio, por tanto, un concilio no le podía deponer. Lo cual demuestra que no es que los aragoneses seamos tercos, es que, como dice Leo Harlem, tenemos razón

Además, hemos de señalar que, como vivió tanto tiempo, era el único cardenal nombrado por un Papa no dudoso. Y eso no era discutible, si bien no se preveía un concilio con un solo cardenal elector.

Por tanto, respetaba las normas, y las respetó incluso en su exilio en Peñíscola, llamada “el Arca de Noé”, desde dónde firmó varios documentos pontificios.

Siendo así, su figura despierta poco interés en la vida actual, sobre todo para algunos que se las dan de demócratas violando la ley, yo creo que ni Fidel Castro era precursor de esta gente.

Regirse por la ley, la palabra dada etc… queda fuera de concilios, conciliábulos, compadreos y cosas raras.

Quizá el pactar sea, hoy en día, lo más razonable, pero siempre toda posición ha de tener un sustento.

Política y saber

Son dos cosas que no tienen nada que ver. Pero nada que ver. Lo cierto es que el pueblo español nunca se equivoca nos guste o no la elección.

En el PSOE ya destacó Roldán, y José Luis Corcuera que de electricidad fue Ministro del interior, En el PP Rajoy ocupó todo tipo de ministerios, y la gente prefería a Zapatero, que no tenía oficio ni beneficio. frente a Rajoy que era registrador de la propiedad. Un duro de madera es más auténtico que Pedro Sánchez. Pero Casado es tan listo que sacó media carrera de Derecho en una año, y la gente lo eligió frente a Soraya que es abogado del Estado. Además Casado tiene tanta sensibilidad que puso a una candidata de Madrid de primera por Barcelona.

Rivera era un abogado más, que no somos pocos, Iglesias uno de los numerosos profesores de Universidad y Abascal ni se sabe pero por lo que dice, académicamente, no promete mucho.

La política y el saber son como el agua y el aceite. El saber puede condicionar decisiones políticas y la demagogia es parte de la política. La gente no se lee el cv del candidato, de ahí que un ni- ni como Rufián haya sacado un buen resultado en Cataluña.

No hay que emocionarse ni sofocarse. Tómense la tensión arterial, respiren hondo, y a otra cosa.

RESULTADOS

La verdad es que ni los conozco ni ganas. Parece que gobernará el tonto de Pedro Sánchez, o sea, que nos subirá las pensiones y nos las rebajará si se da cuenta de que la burra no da pa tanto. Casado no tiene problema, es un listo que sacó en un año media carrera de Derecho. Rivera puede seguir con el contigo o con el otro  que es lo que le va. Y Pablito y Abascal seguirán diciendo tontadas, a cual peor.

Un buen panorama, a ver cuánto me dura la fe en el sistema o, por comodidad, dejo de votar. En este estadío de mi vida, las elecciones ya no me resultan interesantes. Además Echenique no ha dicho nada para ponerlo verde.

Todo lo que cuesta vale

Lo contrario es que lo que se da “de gratis” no se valora, para que se valore algo, tiene que haber costado algo conseguirlo.

Yo creo que la mayoría estamos de acuerdo en esto y podríamos poner muchos ejemplos. Y es que la naturaleza humana es así: se valoran las cosas por lo que cuestan, a veces se valoran aunque no cuesten nada pero no es lo mismo.

Fijémonos en el caso de la autonomía aragonesa. Nuestros partidos renunciaron a luchar por la vía de art. 151 de la Constitución y nos fuimos, con casi todos, a la vía lenta del art. 143 y así, como a todos, se nos dio un Estatuto de Autonomía, en nuestro caso el de 1982, cortito y cuya primera transferencia fue la de actividades molestas curiosamente.

Desde agosto de 1987 se podía reformar el Estatuto, pero al Estado Central no le vino bien hasta 1994. La reforma consistió en integrar, en el Estatuto, funciones transferidas por el Estado, a todas las Comunidades de vía lenta, por Ley Orgánica en 1992.

En 1996 hay una verdadera reforma del Estatuto con el límite negativo del art. 149 de la Constitución. En 2007 se da un nuevo Estatuto que ya llega casi al tope competencial. Lo que sucede es que la Autonomía aragonesa, salvando honrosas excepciones, parece regalada para que todos los pueblos de España tengamos lo mismo y seamos, más o menos, iguales.

Todo esto surge del pacto UCD-PSOE de 1981 “Para todos café” así no nos liamos.

Sucede que en Aragón siempre ha habido una fuerte tendencia regionalista que nos diferencia de otras Comunidades Autónomas del 143. Además tenemos unos vecinos en quienes la sola idea de España les repugna. El pensamiento de la mayoría de aragoneses es “cerrar” toda la autonomía o muchas de sus instituciones y que gobierne el Estado que es más barato. Además, en época de crisis, se exacerba mucho el planteamiento económico.

Está claro que la mayoría no valora esta autonomía regalada y poco luchada. Ello lleva a ver varias cosas, la primera es que la gente cree que desaparecerían los funcionarios autonómicos, craso error, seguirían desempeñando sus funciones pero como funcionarios del Estado. La segunda es que la gente no se da cuenta de que la Autonomía hereda del Estado todo un poco calamitoso y la Autonomía lo reluce dado que depende directamente de los usuarios, claro, gasta más. Si lo tuviera igual la pregunta es ¿Para qué sirve la Autonomía?

La Autonomía es acercar la administración a la gente, decidir sobre los propios problemas, etc… No es el fasto y esplendor de algunos, es un forma de servicio al pueblo más cercana. Ello conlleva tomar decisiones propias, no imitar al Estado sin más.

Para tomar decisiones hace falta un amplio staff quizá en esto sí que se hace un gasto nuevo, pero lo contrario es que tome las decisiones Madrid que las tomará en base al número de población en una zona, es decir, criterios lógicos de pura rentabilidad. Y Aragón, excepto Zaragoza capital, no es rentable.