Agosto

Sin darnos cuenta, nos está pasando lo mismo que en Navidades la diferencia es que la Navidad es, totalmente, artificial. Empezó siendo una festividad religiosa y ha pasado a ser un periodo consumista de paz, amor y buen rollo que acaba, abruptamente, el 7 de enero. El problema es para quien le falta, o se lleva mal, con un ser querido o quien no tiene dinero para comprar regalos…Vamos, los efectos secundarios.

Agosto es otra cosa. primero el calendario y el calor lo han convertido en un mes de parón y renovación. es un mes de descanso necesario. Es un mes de vacaciones.

Toda esta exageración;

1– Hace daño al que se tiene que quedar por la razón que sea.

2- Por más que uno se quede el calor se siempre el mismo y la repetición de que “hace calor” además de obvia es molesta.

3- Es molesto para el que quiere y no puede irse e vacaciones…. etc…

 

El efecto secundario otra vez. que se incrementa con la “crisis post vacacional” que surge al crear como “paraíso” lo que es un tiempo de renovación física y mental y no una huida.

Agosto ha de servir para tomar fuerzas para seguir con nuestra vida y no para huir de ella..

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *