Delitos políticos

Con todo esto del procés se puede decir claramente  que, en buena lógica, hay delitos  de raigambre política como la rebelión.  Y sus autores, que los hay en el caso de España y se diga lo que se diga, son villanos para unos y héroes para otros.

Todo delito exige una acción, no basta el mero pensamiento. Eso podría ser un pecado, pero todo delito exige una acción, una exteriorización. Todo Estado que se precie a sí mismo defiende su integridad territorial mediante las leyes penales. Por tanto, el que pretende crear otro Estado no puede estar en la legalidad del primero.

Un independentista es un insurrecto contra el Estado del que pretende salir. No un demócrata, eso es otra cosa.

Los Estados no prevén autodeterminaciones, ni los independentistas van a preverlas. Los independentistas están en una lucha constante contra el Estado. usan todo y es normal, no les queda otra.

El Estado tipifica Delitos de raigambre política para defenderse, es normal. Luchamos  con dos concepciones de la realidad contrapuestas. Cada cual defiende su idea, si la lucha se desliza al diálogo sólo sirve para constatar que no puede existir o para dar la razón a uno o a otro. Dialogar en esta tesitura no es más que un señuelo para crédulos y bienquedas.

Las cosa claras. Lo malo es entrar en lo que pretenden lo otros, ello supone asumir que alguien se equivoca, y ese alguien no va a ser quien dice y hace de todo para obtener la independencia.

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *