VANITAS VANITATIS ET OMNIA VANITAS

Eso dice el Eclesiastés. La vanidad o soberbia es uno de los 7 pecados capitales (envidia, lujuria, gula, ira, avaricia, pereza y soberbia) la soberbia es algo que tenemos todos, de hecho se dice que el pecado de Adán (querer ser como Dios) fue un pecado de soberbia. Ya sabemos que en España la envidia, como decían los nikis, es el pecado nacional. Digamos que la soberbia es el pecado universal.

Contra Soberbia, Humildad. Pero ¿qué es la humildad? todos pensamos que es hacernos de menos, y, realmente, no es lo mismo, la humildad es la verdad, la justa autoestima. Si nos hacemos de menos esperamos que los demás nos alaben, no es que seamos menos, es que esperamos que se reconozca públicamente nuestro mérito y lo humildes que somos. Ello lleva parejo que somos buena gente a ojos de los demás.

Pero vemos constantemente gente, que no sabe hacer la “o” con un canuto y que se las da de sabio y trabajador, con ocasión y sin ella. Esto se admite porque la gente pasa o por ser una conducta común. Ser humilde lleva a no practicar la falsa humildad y a decir con naturalidad lo que uno vale aunque el entorno no valga nada.

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *