El hundimiento, las ratas y la orquesta del Titanic

Buenas tardes a todos. Empezaré con noticias de mi salud. En febrero dio un repunte mi glomerulonefritis que es membranosa y autoinmune, parecía que había negativizado pero no, y en mayo comencé  a tomar inmunosupresores, o sea, que en vez de un enfermedad tengo, soy un muestrario vivo de enfermedades.

Una vez expuesto esto, a darle como dice mi amigo Eduardo Natalías.

Los que conocimos el PAR cuando vestíamos pantalón corto y Biel era de la UCD, atisbamos con desesperanza estas elecciones. Que el PAR va a bajar es casi seguro, si baja y no toca poder se hunde, si baja pero se convierte en decisivo ya veremos. No se puede decir nada. Se vislumbra el hundimiento pero puede que no. La verdad es que Biel se fumó la credibilidad del partido y lo dejó abocado al hundimiento.

Lo que es evidente es que, cuando un barco se hunde, las ratas se van primero. No voy a establecer paralelismo alguno entre este noble animal y la gente que ha ido dejando el PAR. Muchos, como Biel, no han dicho nada, lo cual se agradece además porque no se supone que tengan algo interesante que decir, otros se han ido a la privada con su gran bagaje de cómo hacerlo mal en la gestión pública, y otros, ante la pérdida de las cotidianas lentejas, se han ido a otro partido buscando un lugar bajo el sol.

Empezó la marcha Biel y siguió otra gente, cada cual por sus propios y respetables motivos.

El caso es que el barco se halla con la gente justa y sin credibilidad alguna. El capitán desarrolla una labor encomiable y sigue al frente del timón pese a que puede volver a la función pública cuando quiera y tiene contactos para irse a la privada cuando quiera. El capitán dispuesto a hundirse con el barco si es necesario. Es lo que tiene ser político vocacional y no profesional.

Junto al capitán se halla su fiel tripulación que, emulando la Orquesta del Titanic, están dispuestos, si hace falta, a hundirse con el barco.

Los que quedan en el barco, en esta época de penuria, son fieles a la ideología. Los que se han ido son…. lo que Vd. quiera, pero no se precipite pues hay quien ha dejado puestos de responsabilidad pero no se ha ido del partido. Y hay quien, después de significarse mucho, se ha ido aunque nominalmente siga como afiliado. A estos unimos los que o han fundado otro partido político, luego unido a Ciudadanos, que propugna el “adelgazamiento” de las CCAA, y los que se han ido al PSOE y tenemos la foto completa. Sólo nos falta VOX.

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *