Politiquerías diversas

Me escribe un amigo y me dice que no he hablado ni de Lopetegui ni de la moción de censura, la verdad es que, hasta la fecha, son temas que no me han interesado, ahora sí.

De fútbol ni sé, ni voy a hablar, pero lo de Lopetegui demuestra el amor al dinero del español medio, no hay más, y cerebro parece que ya no había. Negociar con otra empresa sin saberlo la propia, en esto llevará desde que se fue Zidane. Irse a Rusia como si tal cosa, y saberse la noticia dos días antes del debut, o sea me quedo aquí sí o sí y luego me voy. Forzar a la FEF en plan “O yo o el Caos”, el nuevo presidente de la FEF ha visto claro que el caos era él y su chulesca actitud. Como a muchos, luego les extraña la “dureza” de la respuesta.

En fin, no merece la pena comentar más, pero la media de este país somos parecidos.

La moción de censura, por mucho que les pese a los del PP, ha sido estrictamente constitucional, la pidieron lo que podían, tenía un candidato alternativo, y se ganó por mayoría absoluta. De salirnos un ex ministro o expresidente procesado cada semana hemos pasado a la dimisión de un ministro la primera semana y a las declaraciones de Aznar. Lo de Aznar (Ansar) merece comentario aparte, el don de la oportunidad no lo tiene, es un tío gris del que salieron un montón de imputados. La humildad nunca ha tenido cabida en su vocabulario, y se fue creciendo, hizo de España “Don de su persona” fue el artífice de “milagro español” con Rato black, en fin.  Pasó de triste funcionario a conferenciante angloparlante casi bilingüe y a cachas del Corte Inglés. El, de quien proceden todos los males de la derecha la va a regenerar. El bombero pirómano. Su apoyo a Casado da que pensar. La foto de las Azores y la boda de la niña en el Escorial fueron el culmen de una ida de pinza de la que no ha bajado, o como diría su competente esposa en correctísimo inglés: ” no ha bajation”.

De todas formas con la moción de censura se ha visto que Pedro Sánchez es, incluso, peor que ZP, cosa que parecía imposible. Todo es marketing, como él. El es tonto pero del culo, su gobierno parecía algo pero sólo le falta Angelina Jolie para ser perfecto. Es un gobierno de la srta Pepis. Este tío ya sabía que no iba a poder gobernar, este año lo hace con unos presupuestos del PP ¿Y al que viene?

Todo son gestos grandilocuentes. El nunca dice nada salvo obviedades y hace cosas “populares” y “progres” como desenterrar a Franco. Yo que Rajoy lo desentierro personalmente al llegar a la Moncloa y se lo doy a la familia, así que la izquierda deje de dar la coña. Lo malo es que, entonces, pedirían la voladura del Valle o echar los restos de Franco al mar. Franco era un dictador y nunca lo disimuló, la segunda República se convirtió en una dictadura de izquierdas digan lo que digan. En 1936 se llegó a un enfrentamiento en que la parte que ganaba aniquilaba a la otra. Así de simpático. No fue un golpe de Estado, fue algo peor. Y ganó Franco, con lo cual, algunos pudimos nacer. Ahora bien, si hay que sacar a Franco y remodelar el Valle, que se haga con respeto y de una vez. Que no es para tanto.

Para las medidas que han tomado no hace falta un gobierno con tanta titulación, pero así se miente con más veracidad y parece que se haya hecho algo y todo.

A veces se miente por pura ignorancia. Hace poco un veterano periodista, en una cadena afecta al nuevo gobierno, sostenía que Rajoy había estado en servicio activo como Registrador todo este tiempo y, además, que el reglamento del Cuerpo de Registradores señala la obligación de residencia en la localidad de destino. Lo que pasa es que Rajoy estaba en servicios especiales (a mi me dice un opositor que Rajoy estaba en servicio activo y le meto), y desde es situación podía concursar y no le afectaba la obligación de residencia. Pero si alguien, aparentemente respetable y progre, dice en TV lo contrario… Esto es el reino de la tontería.

Ah, y lo de Carmen Calvo con el Consejo de Ministros y Ministras, de ahí nos quedan las comuniones por lo civil (que se coman una hoja de la Constitución) y la reforma de la Constitución para poner a las españolas. Por ejemplo dice que los españoles son mayores de edad a los 18 años, ¿y las españolas? ¿no lo son nunca? y eso que se hizo con el consenso de la izquierda ( palabra sólo femenina, por cierto).

Lo peor ha sido la dimisión de Maxim Huerta, y no hago análisis sobre su competencia. No puede ser que alguien dimita porque hace 10 años Hacienda le abrió un expediente sancionatorio que pagó y cerró. O se me escapa algo o la escalada de puritanismo en este país es preocupante, histérica e ilógica. Ojalá se me escape algo.

Otro que fía mucho a las encuestas y al Marketing es Albert Rivera, pero a todo hay quien gana, y parece que Pedro Sánchez lo ha hecho. Ahora mismo el partido de Rivera no es nada, aunque espera sacar votos de los escombros del PP. En Aragón han absorbido Compromiso por Aragón  y, a esta escisión del PAR, la llaman “partido hermano”, tela, “dos que duermen en el mismo colchón….” el no saber es peligroso. El “partido hermano” son una panda de traidores.

Y hablando de traidores me viene a la memoria Bellido Dolfos ” .. hijo de Dolfos Bellido que si traidor era el padre más traidor es el hijo”, esto de la traición se pega y está documentado desde el Cid, o desde Viriato con Audax, Ditalcón y Minuro, o desde Efialtes en la batalla de las Termópilas.

Traidores ha habido siempre, véase el PNV o el mismo Lopetegui. No debemos sorprendernos, Siempre se traiciona por algo y el traidor piensa que hace lo correcto.

Hay traidores de ámbito autonómico como Javier Allué que se ha pasado al servicio del PSOE después de haber sido diputado y cargo público con el PAR. Pero bueno, es normal, como diría Lopetegui, sacrificar una ideología por otra cuando se necesita un sueldo. Ante tan incómoda y difícil situación, su paisano, Javier Lambán, lo nombró asesor del Presidente y ahora es comisario en el plan contra la despoblación, viviendo en Zaragoza se mantiene la coherencia.

 

 

 

 

Cada uno escribe lo que quiere.

La verdad es que nunca he sido políticamente correcto, y es algo que no recomiendo. Se puede practicar lo políticamente no correcto cuando uno no está en activo pero no antes. El peligro de practicarlo cuando se trabaja es buscarse enemigos gratuitos. Aunque cada cual opine o escriba lo que le de la gana, sabiendo las consecuencias. Es un mero consejo.

Hay que procurar ser asertivos, llamar a cada cosa por su nombre y dar la verdadera opinión no lo que pensamos que el otro espera oír. Esto no es ser políticamente incorrecto, es decir lo que hay cuando te preguntan. Esta labor es muy importante sobre todo en los que asesoran o dan consejo.

Es importante no pensar en lo que piensan los demás, además, es imposible acertar. Hay que saber qué pretende hacer y por qué el que pide consejo. Hay que advertirle, sin apasionamiento, sobre si su posición es correcta y qué riesgo corre. Hay que tener claro, y él debe tener claro, que la decisión final la toma él.

No se trata de hacer fácil o difícil nada a nadie, se trata de reunir los elementos necesarios para tomar una decisión. Es por ello que el asesor ha de saber del objeto de su asesoramiento, el decisor no tiene porqué.

Es por ello que la claridad en la labor asesora es sustancial y lo cierto es que el lenguaje políticamente correcto puede ser todo menos claro y quizás ayude a la toma de decisiones populares, lo malo es que hay que tomar muchas otras que son muy impopulares, aunque algunos se resisten a tomarlas y las dejan a otros (véase Zapatero), y esperemos que Pedro Sánchez no sea de estos, aunque usa un lenguaje tan políticamente correcto que nunca dice nada. Y eso es mala señal.

Cambio de Gobierno

Hace una semana teníamos un Gobierno y ahora tenemos otro. Se he hecho el cambio por el triunfo de una moción de censura, mecanismo perfectamente constitucional y  que no conlleva la convocatoria de elecciones por el nuevo presidente ni mucho menos.

Desde que empezó Podemos con la matraca de que todo debe ser votado, parece que la ley no es algo permanente, en fin lo que pasa es que la gente ha comprado la idea.

Detrás de este cambio de Gobierno se esconden muchas cosas a considerar:

1- Pedro Sánchez es peor que sus ministros pero no es tan tonto como parece. Se decía de Carlos III que él no valía mucho pero se rodeaba siempre de buenos colaboradores. Pedro Sánchez, con alguna excepción, ha hecho lo mismo.

2- Lo de Consejo de Ministras y Ministros es la típica chorrada del PSOE, parece que inspirada por Carmen Calvo Pixie y Dixie, que, con lo de Pixie y Dixie, ya demostró que un doctorado no te exime de decir tonterías. Epoca de estupideces la que nos espera, ya se sabe: de tontos, tontadas.

3- Yo no creo que se haya prometido nada esencial a los independentistas, habrá gestos y nada más.

4- Rajoy creo que se ha ido por cansancio, al principio pensé que era pura soberbia, pero no. A lo mejor dimitiendo ganaba algo, pero ha dejado que triunfe la moción, y a ver qué pasa. El se va sin influir para nada en su sucesión. Una salida digna.

5- Aznar habló el día que se iba Rajoy, algunos no están guapos ni callados. Hay mediocres, como él, a los que se les sube el pavo y siempre quieren estar. Le debería bastar ver que sólo están libres los camareros de los que fueron a la boda de su hija.

6- Albert Rivera, el capitán araña, jalea la moción y luego no la apoya. Nadie le ha apoyado en sus pretensiones. Este chico es un poco cansino. Está encantado de escucharse, y es evidente que se mueve por las encuestas a golpe de declaración efectista.

7- Pablo Iglesias. Otro que tal canta. Vacuo, flojo, etc.., a esto debemos unir el tema del casoplón en el que ha demostrado una nula videncia política sólo superada por sus bases.

8- PNV= traidores clásicos. Pero esto no es malo, simplemente, es así y siempre ha sido y será así, es como el que es moreno.

9- El PSOE ha presentado dos mociones, en una dejó tocado a un gobierno, en otra lo ha tumbado. AP presentó una donde hizo la risa Hernández Mancha, y la última de Podemos es tan ridícula como grande el chalet de Galapagar. El PSOE resurge como el partido más serio y de confianza de la oposición.

10- Los únicos que se salvan son Rajoy, porque se va, y Pedro Sánchez, que ha ganado la moción y ha sabido montar un buen gobierno que, con concretas excepciones, es uno de los mejores de nuestra reciente etapa democrática. Además ha sabido resucitar al PSOE.

11- El tema es si este Gobierno hará algo con 84 diputados y la recua de aliados que tiene. Yo creo que no hará nada, pero.. todo es posible y, mientras no la pifie, deseable.