Folclore

Todos convendremos en que cuando algo pierde presión o fuerza surgen los sucedáneos o las malas hierbas. Pasa en el campo que cuando no se hecha herbicida brotan las amapolas. También sucede con las ideologías y las religiones, cuando van perdiendo su pureza se sustituyen por las formas. Y las formas no son malas, son buenas, pero no son lo que hay. Estos días de Semana Santa zaragozana, que son un auténtico calvario, sobre todo si vives en el centro y tienes movilidad reducida, llenos de representaciones de dolor desgarrado, se ven llenos de cofrades con toques de tambor nuevos y tan atronadores como exóticos. A estos cofrades luego no se les ve en Misa, quizá se les vea apoyando al Real Zaragoza, pero sólo cuando gana, y no les pidas 20 euros para sacarlo de la ruina, eso que lo ponga Alierta.

A estos cofrades les pones una gorrinera peñista en el Pilar y comprobarás que son los mismos. La mitad seguro que votan a Podemos. Y los más pijos, que los hay, son de una estética un tanto clásica, que con los tiempos actuales no se lleva muy bien. No digo que las cofradías no tengan su labor social pero hay que modernizarse.

España tiene el problema de o quemar sus tradiciones o volverlas viejas, y eso es lo que está pasando en Semana Santa. A ver lo primero que hay que reconocer es que las procesiones gustan a mucha gente, que es un fenómeno turístico de primer orden,  muy folclórico, muy vistoso, pero, después del Vaticano II, se han quedado con una estética un poquito antigua y poco/nada católica, además el folclore no es ni bueno ni malo, es folclore. En Zaragoza se ha pasado de los años 80  en que nadie iba a las procesiones, a reventarlas, saetas-jota, costaleros, bandas de música, en fin… Eso sí, todo bien triste y doloroso, todo bien barroco. Menos mal que se creó una cofradía de la Resurrección, es la única que da sentido a todo esto.

Es una auténtica explosión de sentimentalismo, la gente llora muy a gusto, digo yo que si se pillan un dedo del pie llorarán más y con más motivo. A mí esto de las procesiones nunca me ha gustado. Pero España es así, sin más, ni mejor ni peor. Yo es que lo de sufrir por sufrir no lo entiendo.

En este punto es de hacer notar varias cosas: la primera es que desde mi casa se sufren todas las procesiones, con lo cual, unido a mi movilidad reducida, se ha agriado (más) mi carácter y la segunda, como me hace notar mi amigo Alejandro Izquierdo, entre los cofrades hay de todo, de hecho él dice que no conoce a nadie como la que yo describo, y eso que es cofrade hace muchos años. Ciertamente, el mundo de las cofradías es muy plural, pero creo que, todos coincidiremos,  debe modernizarse y no volver la vista siempre al sur.

Además esta rectificación, que hago gracias a la amable corrección de Alejandro, me lleva:

1- A que muchos amigos cofrades no se me cabreen con razón.

2- A rectificar en parte.

3- A pedir que no todas las procesiones pasen por San Gil.

Tremendo lo que queda para separar Iglesia-Estado, porque por ejemplo, a la vez que les parece bien la melange de las procesiones, ya que mueve dinero, los podemitas zaragozanos atacan a la Iglesia todo lo que pueden. Habrá que ir separando ¿Qué pinta hoy en día el obispado castrense? ¿y las banderas a media hasta en viernes santo?¿y el crucifijo en las escuelas y en la jura de los ministros? ¿y las bodas de Estado? ¿ y los militares en el Corpus? ¿y el Cristo de la Legión? habrá que ir empezando para dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, aunque sea poco.

Claro que hay que partir de que cada parte de España es un mundo, y lleva sus tiempos, aquí no vale el “café para todos”.

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

2 thoughts on “Folclore”

  1. Me muero de risa por que a veces parece que me leas el pensamiento. De acuerdo contigo en casi todo que hay cositas que me reservo…. jijiji.
    Bien dicho luis.👍😊😉

    1. Tras 4 horas de tambores, sitiados por la por la procesión del Santo Entierro, he llegado a pensar si no hubiera sido mejor que el Señor se hubiera muerto de repente. Si ve esta procesión se muere fijo. Y del susto si ve al Cristo de la cama con su condecoración.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *