Creencias

Aprovecharé este post para decir varias cosas. La primera es que, según la última analítica, no estoy nefrótico, o sea ha remitido voluntariamente el indicio de glomérulonefritis. Una menos, mejor. A lo visto sólo estoy “neurótico” con lo que ello conlleva. Era de Justicia decirlo para  no crear más drama aún. Como dice Alaska “No quiero más dramas en mi vida, solo comedias entretenidas.”

Sigo vivo, y si escribo poco por aquí, es porque me cuesta más, no pensar, sino escribir, cada día un poco más y peor.

Ayer estuve en una hora santa del grupo Hakuna de Zaragoza, yo esto lo hacía de joven, pero ahora, en medio de este invierno postmoderno, ya no, aunque da gusto ver gente joven que se dedica a esto en vez de irse de botellón. Además digamos que soy una “piedra” católica, soy más bien incrédulo y rezo fatal, pero ayer en algún instante vi, a través del Santísimo, que estábamos juntos toda la Iglesia, ¿cómo?, no sé, lo mismo fue sugestión, un porrete no que no fumo.

El caso es que pensé en la comunión de los santos, ¿qué es eso? nada, cosas mías, pensé en miles de gentes en todo el mundo currando por los demás. Y aquí, en España, callados, que no está de moda hablar de religión, sólo ser un vago piojoso y cuanto más greñudo y piojoso mejor

Además la hora santa fue en San Juan de Los Panetes, templo que los podemitas zaragozanos, sin un contundente informe en contra de los Servicios Jurídicos municipales, pretendían que fuera “del pueblo”. Además tiene buenas escaleras para la charanga, y así se puede tocar lo de “La Maricarmen no sabe coser…” y esas canciones tan preciosas y edificantes. Además es una iglesia que se puede dedicar al culto de Carlos Marx, Lenin y Stalin, creadores de esa gran patraña que fue y es el comunismo. Pueden estar acompañados de santos locales como san Pablo Iglesias, cuya lengua, como dice la Escritura, que no el Capital, es afilada cual “espada de dos filos”.

Lástima que su reclamación tenía más faltas que una pelota jibosa. En fin…

Como dicen que decía Chesterton; “El que no cree en Dios es capaz de creer en cualquier cosa” y es cierto. Los ateos, abjuradores y demás, han de reemplazar el hueco que deja Dios. De ahí que surjan ocultismos y demás. Pseudoreligiones, en definitiva chorradas para débiles mentales, a ver, técnicas orientales, como el yoga, hay que conocerlas, incluso algo más, pero también hay que conocer los fundamentos de la fe, ¿o no? Ya hace un tiempo, conocí un cura al que en una charla pusieron en duda la concepción virginal de Jesús, él dijo “si no creo esto me doy de baja”. Una vez un amigo me dijo que Jesús era muy majo pero no era Dios, claro para eso seguimos la doctrina del que nos parezca majo ( así yo nunca seguiré a Echenique). No es obligatorio ser católico, pero ser del Zaragoza y esperar que pierda no es muy coherente, es previsible pero no para sus hinchas.

Pseudoreligiones hay muchas, desde Lutero un montón. Distinguir el grano de la paja llega a ser difícil pero, con honradez, se puede. Siento ser tan visceral pero uno es así. A los comunistas, masones, herejes y ateos no los llevo bien, ellos a mi tampoco, o sea que el cariño es mutuo.

Al albur de estas cosas, que surgen de una “obligada” y moderna fuga de lo conocido, aparecen múltiples profetas, mercachifles o vendedores de crecepelo, caracterizados, básicamente, por su incultura, que se sacian en débiles mentales y en personas en situación de necesidad, como fue mi caso. Yo puedo contar tres personas que conocí:

1- Uno que te imponía las manos y te transmitía energía. En fin….

2- Una que veía tu aura y te “operaba”, y además te imponía una dieta sin carne y otras cosas. La manía contra la carne y el aceite de oliva frito es algo común.

3- Y una psicóloga que sólo decía chorradas, pero que su línea argumental era: “todo desastre físico tiene origen en algún tema sensitivo” del que acabas siendo el causante. En fin… se acabó liando con el que imponía las manos.

Cuando te diagnostican que te vas miras todo, luego vas de médicos y dejas de hacer el idiota, pero esto es muy humano, cuando uno saca uno oposición se cree muy listo, y luego se le pasa, si no se le pasa se lo tiene que hacer mirar.

Yo confieso mi nivel de credulidad, en mi descargo diré que era parejo a la gravedad del tema. Con el tiempo diré que creo en lo de siempre, no soy ni mejor ni peor pero voy aprendiendo a escribir sin tapujos porque lo que es hablar ya me parezco al Pato Donald sólo que a él se le entiende más.

Y si vamos a los de la dieta macrobiótica eso sí que es ya el acabose. Cazuelas de un aleación determinada, alimentos que se cortan de una manera determinada, etc… Un rollo, de hecho hay gente sana pero con hijos que no quieren ser macrobióticos ni de coña

En resumidas cuentas: no hacer caso salvo del médico, no mirar internet, si se duda del médico pedir una segunda opinión médica. No creer en esta gente que afirma tener poderes, que yo sepa, suele tener poderes un procurador y nadie más, además los procuradores no se meten en salvar al prójimo.

Total, que recomiendo normalidad y andar a la antigua.

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

14 thoughts on “Creencias”

  1. Eres genial Luís! Lo del Pato Donald (que por experiencia sé lo que es) no desesperes. Somos lentos, pero acabamos entendiendo!!! Un beso muy muy grande de tus grandes fans de blog!!!

  2. Duro, realista, sincero… no se puede pedir más. No es fácil creer y declarar tu fe a voces, lo fácil es lo otro. Si te cuesta hablar escribe yo lo hago y es liberador. No dejes de hacerlo a mi me gusta saber de ti, me interesa todo lo que bulle en esa cabeza magistral… Cuéntame de ti, me apetece saber y compartir… besos Luis, y muchos.😘😘😘

  3. Querido Luis,
    Estoy contigo. Poderes los del procurador.
    Cuando tuve cáncer también busqué y busqué en mi afán de luchar. Y efectivamente encontré a más de un vendedor de crecepelo que encaja perfectamente en tu descripción.
    Así que comparto tu conclusión porque yo también me quedé con lo de siempre. Mi virgencita del Pilar, la comida de mi mami, mi familia y amigos ( los de verdad, esos que no se quedaron por el camino, que también los hubo) fueron mis compañeros de viaje.
    Un placer leerte, como siempre, querido amigo.

  4. Ay Luis, entre el Pato Donald, los poderes de los procuradores y la psicóloga que acaba con el que impone manos…me parto!. Cada día te superas.
    En cuanto al fondo de asunto, totalmente de acuerdo contigo.
    Nos vemos pronto en una terraza!!

  5. Hola Luis, coincidí contigo en la hora de.oración (bueno yo media porque me tuve que ir con mucha pena antes). Es verdad que este tipo de encuentros de oración te llegan al alma y notas como estamos conectados. Yo esto lo experimento especialmente cuando viajo y acudo a una misa del lugar. En cuanto a la pseudociencia y la cantidad de corrientes que te acaban haciendo “responsable” de.tu curación me tienen agotada. Cierto que el estado anímico influirá en las ganas de cuidarte y que si ponemos de.nuestra parte mejor que si nos abandonamos…, pero es que con ese temita se pasan tres pueblos. Yo opto por pone todo de mi parte, fiarme de la medicina (aunque yo pregunto y mucho y también decido según qué…. porque hay algún “semidios” que en fín…) y abandonarme y confiar en Dios para llevar la enfermedad. Todos tenemos que prepararnos para la.muerte que es de las pocas cosas ciertas y seguras que nos llegará a todos, pero todos , todos…. aunque difícil ponerse.en nuestros zapatos para los que no viven con la “espada de.damocles “

    1. Sí Marta tienes razón, estamos en lo mismo. Pero imagínate los que sin problema alguno (y por ende sin justificación) caen tontamente en manos de esta gente, porque los demás si no mejoramos nos vamos pero ¿estos?

      Un abrazo

  6. Grande, Luis, muy grande. Gracias por ser un referente para muchos de nosotros, aunque, como ese “Pato”, tampoco sepamos expresarlo. Te quiero mucho! Gracias

  7. Creo que te vas superando.
    Me gusta.
    A Pedro le pusieron ese nombre por algo, que antes se llamaba Cefas.
    Y la Virgen del Pilar, la Pilarica ¿que me dices de la Virgen del Pilar?.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *