Homenaje

Ayer, por fin, Perdiguera dio un sentido homenaje a San Josemaría bendiciendo una placa en su Iglesia. Homenaje retrasado a un aragonés universal, al mayor santo fundador del siglo XX, son hechos puramente objetivos.

Yo en el homenaje, por diversas razones, no estuve, pero fue multitudinario y cariñoso, hechos también puramente objetivos.

Hace tiempo que me comprometí a estudiar algo más sobre la estancia del santo en Perdiguera, no lo he hecho.

Sólo me cabe ofrecer mi reflexión de siempre, el santo (1) dijo que la estancia en Perdiguera le había hecho un bien colosal y (2) siempre mencionó su estancia en Perdiguera (2 meses).

De estos hechos puros y simples cabe sacar muchas reflexiones pero veamos una. Veamos un joven seminarista que ha estudiado en el seminario de Zaragoza con otros jóvenes como él durante 5 años, veamos un joven que viene de un ciudad rica y fértil como Barbastro, un joven que, además, tiene fuertes inquietudes por estudios jurídicos, pues bien, este joven se va  solo a un pueblo pequeño de Monegros para suplir al párroco, como va de suplente y  sin familia no se aloja en la casa parroquial, que no está mal, sino en una casa muy humilde, pero muy honrada y limpia, de unos labradores.

El impacto debió de existir y la traducción desde el primer momento, dada su mención a todo biógrafo que se cruzó en su camino, fue ser una esponja y aprender de todo.

En Perdiguera había casas mejores de la que eligió pero supongo que hubo acuerdo en el tema económico que, por ambos lados, no debía de ser muy abundante, y el alojamiento ofrecía todo lo que necesitaba el joven huésped.

Hace poco unos conocidos que fueron amigos (mira tú) me decían que la estancia en Perdiguera era para quitarla del curriculum de San Josemaría, pero él nunca lo hizo y, cualquier cosa pueden decir sus detractores, pero tonto no era.

Después de su misión rural en 1925 pasó a fundar el Opus Dei donde, según decía, dejó actuar a la Providencia. Usaba frecuentemente la imagen de la carta, él era simplemente el sobre que llevaba el mensaje, pero el mensaje no era suyo. Admitir ser y saberse sobre. con todo lo que ello conlleva, es lo más.

Para mí que la estancia en Perdiguera, con la asunción del brutal contraste, debió de servir de mucho a un alma que, en 1925, estaba buscando su lugar y estaba ávida de saberes y de conocimientos vitales.

Creo que  es una suerte que un Santo de este calibre se haya acordado siempre de Perdiguera y creo que es una suerte haber estado ahí, ser su primer destino nada más su ordenación.

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

One thought on “Homenaje”

  1. Esta muy bien la reseña que hace de S.Josemaria yo le conoci en tertulias en el colegio mayor Miraflores y como naci en un pueblo de los monegros(Farlete)y no era universitario sino metalúrgico para mi el impacto era mayor al conocerlo.Muchas gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *