Fe

Como decían en mi pueblo a principios del siglo XX “Fe es creer lo que no se ve, como que hay París y Roma”. Después de mucho años de lecturas, estudios, etc… no encuentro definición mejor, “Creer lo que no se ve” es cosa de sentir no cosa de razonar.

La razón sirve para otras cosas, a veces para despojar a la Fe de hojarasca, tanto es así que, a veces, la oponemos a la Fe y la Fe es irrazonable, es, sencillamente, otro tema.

Es como si nos empeñáramos en razonar que el Amor tiene una lógica, nada más lejos, nada más ilógico, además hay quien muere o enloquece de puro Amor y, contra toda lógica y razonabilidad, la mayor parte de la gente enferma de Amor.

Podemos intentar ser simplemente racionales pero no lo conseguiremos, los sentimientos, el miedo, la lujuria, el Amor, la Esperanza, la avaricia,… la Fe, dominan nuestra vida.

La Fe nos abre un mundo distinto a la pura razón. Yo he sido y soy muy racional, de hecho llegué al máximo pensando en que ya puestos lo mejor sería prescindir de ella, apostatar y fin de rollos.

Entonces me di cuenta que no podía, no ya por mi educación, no por mis ideas políticas. etc.. sino porque no podía, era un sentimiento que tenía y punto.

Luego vino mi simpática enfermedad con un final poco original y un día a día que incrementa mi dependencia ( cosa que, para mi genio, es lo peor). Un amigo me preguntó si no había perdido la Fe con ocasión de ella, y me sorprendió la pregunta porque es de lógica, la respuesta fue “No”, no “No es No” no cofundamos. La Fe no la he usado de refugio ideal ante la tempestad, ni de paraíso idílico para después de la muerte, a mi me ayuda a vivir día a día.

Esto se acabará, yo parece que tengo más boletos, pero, desde que me lo dijeron, ya se han ido tres que, según los médicos y todos, estaban perfectamente. O sea, como me dijo un médico “Dentro de unos años, si todo sigue igual, estarás más jodido” pero claro, aún no me había comprado mi silla autopropulsada, y lo que ello conlleva de peligro con mi forma de conducir.

Bueno, a lo que iba, que la Fe me ayuda a vivir, que no entiendo las apostasías etc…, supongo que a algunos los curas se lo harían pasar mal en el colegio, se pasa fatal apostatando, creo que lo hizo el alcalde de Zaragoza y de ahí le debe de venir su gusto por los trajes claros, y su flequillo, efectos secundarios.

Oponer Fe y razón es un debate escolar que, luego, ni te planteas, al menos si sufres algo serio que te evita chorradas como es mi caso.

El arte de la guerra (I)

Hace ya tiempo que regalo, a todo joven abogado, ese clásico de Sun-zu.

Yo no recuerdo con precisión cuándo empecé a leerlo y releerlo. El primer ejemplar que tuve, y conservo, me lo regaló mi mujer. Actuaba yo entonces como Letrado de la DGA y llevaba pleitos penales, también los asuntos penales de lo tutelados de la DGA ante la Jurisdicción de menores.

Todo pleito es una contienda entre partes sujeta a unas normas, lo cual nos evita el uso de ña fuerza y que gane el más fuerte tenga o no tenga razón. Seguir el camino de la norma evita la arbitrariedad.

Todo abogado ha de conocer el terreno en que se mueve, y dónde está, ha de saber el alcance de sus conocimientos en la materia, lo puntos fuertes y flacos no sólo de la posición de su cliente sino de su propio cliente, y ha de conocer bien al abogado contrario y a la parte contraria.

El arte de la guerra es el arte del engaño o de la ilusión, hay que provocar algo que meta al contrario donde queremos que vaya, por eso hay que conocer muy bien a la parte contraria.

También ha que conocer las debilidades propias para ocultarlas o para que el contrario crea que son fortalezas, según proceda.

Y hay que conocer muy bien al cliente y saber lo que quiere. Hay guerras, las menos, que consisten en una batalla, y hay guerras, las más, que consisten el muchas batallas y en llegar, al final, a una solución que satisfaga nuestro cliente.

No debemos dejarnos llevar en exclusiva por nuestro prurito jurídico, es como si los militares dirigieran la guerra y no los políticos. Estaos al servicio del interés del cliente, hemos de muy claro, eso si, que no vale cualquier cosa, que ese interés ha de estar dentro de la legalidad. Dentro de la ley, ese es nuestro trabajo, hay que buscar la mejor solución para los interés de nuestro cliente.

Por eso “El arte de la guerra” es revelador para los abogados, por eso lo regalo, hay que leerlo poco a poco y meditar mucho sobre lo que dice, yo voy a tratar de ir desgranándolo despacio.

La verdad es que el abogado puede trabajar de forma individual o comandar un grupo. A mí me ha tocado de todo y sólo puedo decir que mandar es difícil. Sobre este punto reflexionaremos mucho porque pasar de un estilo al otro es difícil, de hecho hay quien no puede hacerlo y yo no estoy muy seguro de haberlo hecho bien.

Reflexionaremos sobre todos los campos, porque se ha versionado este libro para ejecutivos, comerciales, y liderazgo, pero nunca para abogados siendo que llevamos a cabo la guerra incruenta más importante.

No hacer prisioneros

Hace no mucho un amigo mío me comentaba, al respecto de mis artículos políticos en este blog, que repartía para todos o, lo que es lo mismo, que “nunca hacía prisioneros”. La verdad es que nunca los hago, y si hubiera sido militar en guerra, es muy probable que nunca los hubiera hecho.

La verdad es que a los políticos no los pongo muy bien, pero en esto, aparte de su impagable y constante colaboración, siempre he sido igual, lo cual me granjeó situaciones poco agradables en la DGA con un Director General y con un Consejero, hoy haría lo mismo pero de otra manera.

Seguir en el fondo sigo igual, pero creo que el tiempo ha moderado las formas. Al hilo de esto diré que era poco prudente en mis opiniones en los mails, mis sucesivos jefes me han apercibido, con razón a que no lo hiciera, y algo he mejorado en ese aspecto.

En el fondo esto deriva de mi personalidad: nunca hago prisioneros, o sea, nunca digo lo que no me gusta decir, por eso callo muchas veces.

Como abogado era muy pactista, de hecho arreglé 9 de mis 10 últimos juicios, pero, muchas veces, para llegar a un acuerdo, hay que poner al contrario contra las cuerdas, ser muy duro y dejarse de chorradas.

En política es distinto, por eso nunca me dediqué o dedicaré a ella, la gente tiene la piel muy fina y se indigna, o hace que se indigna, por poco.

Mis opiniones en política son como son, reconozco que, a vece, no son irónicas, pierden gracia y hacen aflorar las bilis, es el momento de dejar pasar un tiempo y recuperarse.

Reconozco que el sr. Biel, en su vertiente política, muy bien no me cae, pero con el obligado artículo a quien rigió nuestros destinos largo tiempo, me doy un descanso en mis glosa políticas y me dedicaré a otros temas.

José Angel Biel

Y todo se acaba, incluso la omnipresencia de Biel en la vida política  aragonesa desde 1977, se acabó. Me contaban que nadie quería  entrar en el que fue su despacho en la DGA pero, al final, acabaron entrando y transformándolo.

Y es que Biel era un tipo peculiar, personalmente muy simpático y que,  políticamente, se podía aliar a partes iguales, con PSOE o PP. Tenía muy claro que el PAR  era bisagra y él el imprescindible hierro sobre el que gira  la bisagra, su eje.

Venía de la UCD, y recaló en el PAR pero nunca fue del PAR, fue un posibilista de derechas, metido en política, que hizo del PAR su instrumento.

Biel es el más acabado ejemplo de un personaje destinado a ser gregario que quiere ser jefe.

Empezó descabalgando gente del PAR de toda la vida, pactó con Marcelino Iglesias contra el sentido de la militancia del PAR, luego, después de tres legislaturas con Marcelino, pactó con Rudi, y se creyó el más grande.

Creyó que en Aragón todos le recordaríamos con afecto, cariño, y devoción, por lo que hizo. Nunca se dio cuenta que. de no ser él, lo hubiera hecho otro, a lo mejor, con más acierto.

Quizá su política llevó a la supervivencia del PAR pero quizá fuera mejor decir que el PAR, herido de muerte, sobrevivió a pesar de su política.

Tras su gestión el perfil del PAR es poco menos que irreconocible, fueron muchos bandazos personales y pocas explicaciones a la militancia.

Quizá sea el personalismo lo que define su política, y éste se acentúa en 1999 cuando es clave para darle el gobierno al PP o al PSOE y se lo da al PSOE. EL PSOE, como sucede ahora con Podemos, le da todo, y Biel hace lo que le viene en gana.

A la vista de la catadura de semejante aliado, Marcelí se asegura su amistad durante dos legislaturas más y prescinde de socios con fuertes convicciones ideológicas (no personales) como la Chunta.

Biel ya se creyó el no va a más, prescindió de convocar el congreso del PAR durante tiempo, no afrontó renovación alguna, dejó que el PAR perdiera ,paulatinamente, poder territorial y sectorial, etc.. pero él siguió.

Al final, en 2015, se fue ,y,  curiosamente, nadie se acuerda de él, pese a haber sido  tan gran prócer, y haber hecho tanto por Aragón.

 

 

Relevo en la cúpula del PP Aragón

Este fin de semana ha sucedido un hecho que puede ser transcendente: Luisa Fernanda Rudi ha dejado el cargo de Presidenta del PP Aragón a Luis María Beamonte. Con esta renuncia, Rudi puede que inicie la larga marcha de los elefantes sagrados que va a parar a la jubilación.

Rudi es lista, y salvo que el partido le pida ocupar otro puesto, habrá iniciado la marcha a la jubilación después de una larga vida de servicios al… partido.

Y es que Rudi, salvo la primera mujer cardenal primado, fue la primera mujer alcaldesa de Zaragoza, la primera mujer presidenta del Congreso, y la primera mujer presidenta de la DGA-

Yo la vi ya en 1982, dando un mitin. En esas elecciones ya figuraba en un buen puesto al Congreso. Luego, ha aparecido tanto por todos los sitios que ha resultado imposible cantarle lo de la zarzuela de su nombre “¿cuánto tiempo sin verte Luisa Fernanda?”.

En 1996, con la muleta del PAR, llega a la alcaldía de Zaragoza, primera vez en toda la democracia que Zaragoza tiene un alcalde que no es del PSOE. Una vez que llega a una ciudad con un gasto desmandado y gerentes de la peor ralea: ¿qué hace? nada para lo que se esperaba de ella. Pone macetas, gasta poco y punto.

Tan es así que revalida su cargo quedando a un concejal de la mayoría absoluta cuando el PSOE está muy flojo, pero como Aznar la llama a Madrid de presidenta del Congreso, se va para Madrid, dejando aquí a José Atarés al frente de una minoría mayoritaria y con el empandullo del trasvase que le monta el Gobierno de Aznar.

De presidenta de un Congreso con mayoría absoluta del PP hacía lo que mejor se le da: figurar y no hacer nada.

Como el PP Aragón se ha caracterizado siempre por sus luchas cainitas, en 2009 se decide desde Madrid que venga de presidenta del PP Aragón y ponga paz. Aquí se recibe a Rudi como si fuera la Virgen del Carmen, corta cabezas y engrasa el partido que, por otra parte, conoce hace muchos años.

En 2011 gana las elecciones autonómicas, y gracias al conocido e insuperable travestismo político de José Angel Biel, se convierte en presidenta de la DGA.

Un vez en el Gobierno de Aragón. y tras tres legislaturas del PSOE, ¿qué hace? nada. Nombra a su Gobierno en una tarde de sábado y hay de todo, curiosamente sólo una mujer, luego hay dos jóvenes, uno nombrado desde Madrid, Y , todo lo demás, gente mayor, de hecho el Consejero de Agricultura dimite por complicaciones en la salud propias de la edad.

Pese a ser socia del PAR, y la conocida necesidad de este partido por colocar gente, no completa el nombramiento de altos cargos hasta el otoño. Y eso que se dan dos circunstancias: que el PP ha tenido 12 años en la oposición para pensárselo y que pocos altos cargos al final eran del PP, se acudió a alto funcionariado no socialista.

Se empezó mal, no se tomaron decisiones en toda la legislatura, las que se tomaron, como el plan impulsa, fueron un desastre, los cambios en el Gobierno fueron a peor, decepcionó a quienes confiábamos en ella, no revalidó el Gobierno y, tranquilamente, se fue a Madrid de senadora autonómica.

Ahora tiene un puesto acorde a sus capacidades. Como ha hecho siempre, se va de Aragón si el lucimiento que le toca no le es grato.

Cierto que ha pacificado su partido, pero cierto también que ha tenido los más altos destinos y nunca ha hecho nada reseñable.

En  fin, una buena militante para su partido, una cruel decepción para sus votantes.

Ahora esperemos que inicie la marcha a su retiro dorado, le deseamos que le dure mucho tiempo y sus futuras labores, de tenerlas,  sean representativas y no ejecutivas.

Escuela concertada

Yo pensaba que el concierto se daba, ya que la Escuela Pública no llegaba a todo, para escolarizar a todos los niños, para cumplir con el derecho fundamental de los padres de elección de centro de la Constitución, y porque les sale más barato a las arcas públicas aprovechar lo que hay que crear nuevos colegios. Pero lo primero es garantizar la libertad de elección, por eso la concertada no es subsidiaria de la pública sino que están al mismo nivel formando parte del mismo sistema educativo.

Pues bien esto, en algunas zonas como Aragón, no se entiende, eso de que los padres queramos que nuestros hijos reciban una formación acorde a nuestras convicciones son prejuicios. Lo  importante es que sean educados por el sistema, que reciban unos contenidos educativos, que cambian según colores políticos, pero eso es normal y democrático.

En Aragón se han inventado varias cosas, la primera es dividir ciudades, como por ejemplo Zaragoza, en zonas educativas dándote un punto por zona, o sea que si vives en la zona del colegio de tu elección puto, como se te ocurra vivir en la calle que hace frontera pero en la acera de enfrente no (pobres los de la acera de enfrente, siempre igual). El caso es que se suprimieron las zonas y se asignaron puntos por proximidad al centro vía GPS y digo yo ¿esta chorrada qué tiene que ver con las propias convicciones? pero eso no importa, más que colegios parecen escuelas de pensamiento único. Esto lo implantó el PSOE y ahí sigue.

Pero ahora resulta que el amigo Echenique, después de dar el coñazo tiempo y tiempo, ha llegado a un acurdo presupuestario con Lambán en base a reducir la concertada. Evidentemente no se puede si hay demanda y se cumplen los requisitos del concierto.

Echenique se ha portado como siempre, como un sátrapa, como un dictador, pasando de “la gente” y sus problemas. No por esto la pública va a ir mejor, ni un ápice, esos millones se irán a otra cosa ¿a amiguetes de Echenique? todo puede ser. Echenique sabe, o debería  saber, que la concertada no es subsidiaria de la pública, que lo que ha hecho está mal. Pero si hay pleitos habrá sentencia para el próximo gobierno, y el que venga detrás que arree.

Blog abierto

Este blog es un espacio abierto para todo el que quiera publicar. Me mandáis en Word vuestro artículo y  lo publico si no dice cosas que chocan frontalmente con lo que pienso, por ejemplo “Echenique es un buen político”, “Biel es lo mejor que le ha pasado al PAR”, “Rudi hizo algo en la vida aparte de su manicura”. Si coincidís, más o menos conmigo, o no chocamos frontalmente, os lo publico encantado, en otro caso os digo por qué no. Mandadme lo que queráis a luismurillojaso@gmail.com. Abrazos

Faltas de ortografía

Ya disculparéis pero tengo muchas. Yo procuro corregirlas pero siempre queda alguna. Yo creo que se debe a varios factores:

1- Tiene algo que ver que no sé escribir a máquina.

2- Que escribo mucho y deprisa.

3- Que la enfermedad me hace confundir las teclas.

4- Que en las declaraciones en los Juzgados era habitual cometer faltas de ortografía y ya estoy acostumbrado.

O sea. mil disculpas. También pertenezco a una generación en que no nos han enseñado a hacer las cosas de cualquier manera sino o bien o muy bien. Por eso corregimos todo lo que podemos y cada cual intenta ser el mejor en lo suyo. Sucede que en mi antigua profesión hay de todo. Abunda mucho lo malo, pero aun hay gente buena y que quiere ser mejor. Hay gente que con la carrera se ponen a ejercer, sin tutelas, a la brava, hay que comer y punto. Son “baratos” y peligrosos, el pobre cliente que cae en sus manos va bueno. Otros tienen fama de caros pero hay que ver qué se les encomienda y qué se juega uno. porque, usualmente, lo barato es caro.

O sea, que en toda profesión hay de todo. En la abogacía, al menos, guardamos las apariencias, vamos de traje, llevamos toga en los juicios, nuestros actos suelen ser solemnes…, es decir, es importante que la gente sepa que colaboramos con la acción de la Justicia y que no somos un mocico sin más.

Por eso me llena de tristeza ver en nuestro Parlamento gente no preparada que recitan siempre la canción que otros les cuentan, gente mal vestida que no sabe dónde va ni a quién representan, gente que insulta a lo grosero por no pensar como él, gente que luce camisetas cual manifestante…el Parlamento es la sede de la soberanía nacional. No es un debate televisivo, no es un asamblea de Facultad, no es una Junta de Comunidad de Vecinos, no es una manifestación, es bastante más.Ahora, si banalizamos así el Parlamento ¿Qué nos queda?

Para ser Ujier del Congreso hay que sacar una oposición para ser diputado basta que un partido te meta en sus listas, claro, así generamos políticos profesionales que sólo te dicen lo que quieres oír. Los partidos deberían criba de indocumentados, macarras, mal educados, etc…. nos iría mejor,

Recen por mi

Eso es lo que repite constantemente el Papa Francisco a todo el que ve. Siguiendo una lógica laicista, es una tontería como toda religión que es un engañabobos.

Yo les voy a contar mi experiencia y juzguen lo que les parezca. Hasta hace menos de dos años yo era un abogado de prestigio en una firma de prestigio, además era funcionario público en excedencia, ganaba una pasta, tenía un casoplón, y al poco me detectaron una neurodegenerativa.

Ahora, el INSS declaró mi incapacidad permanente absoluta para todo trabajo, la pensión es lo que es, y vivo de alquiler en una casa más pequeña.

¿Qué queda? lo fundamental, mi familia, y mis compañeros y amigos. Así día a día me puedo levantar y aprendo a vivir. Veo el sacrificio y el sufrimiento diario de mi familia y frente a la tentación de dejarlo todo (que en el fondo es lo más fácil y egoísta) ese sufrimiento te ayuda a tirar adelante y cambiar eso por algo mejor, a veces con no ser borde basta, y la verdad es que me resulta difícil.

Bueno, a lo que iba, la enfermedad lleva su marcha, es como morir en vida, que he leído de uno que pedía la eutanasia, cierto que él tenía una ELA y es jodido, pero esto no es poco jodido si te lo tomas mal.

La verdad es que ni mi mujer ni mi hija me dejen tomármelo  mal y caer en la autocomplacencia. Que la familia te meta caña y que veas gente que se adapta a todo y que para jodidos ellos, que lo de la enfermedad no te justifica la autocomplacencia ( el “pobrecito de mí”) es básico.

Además está la gente que reza por uno, se nota, algo hay que te ayuda a no caer en la depresión cuando estás sólo.

O sea que yo sigo siendo un afortunado, digamos que la enfermedad no ha cambiado mi vida y puede hasta que la mejore.

Sin ser muy cristiano, hace un año un amigo de Chemin Neuf me preguntaba si la enfermedad me había separado  de Dios, yo le dije que ni lo había pensado, en realidad Dios me quedaba para siempre, si paso de El ya no me quedará nada. Si pasas de El ¿qué sentido tiene el sufrimiento? ¿a quién enseña y de quién aprendes? Te conviertes en un minusválido sin ilusión que espera un triste final, de otro modo  no ves la minusvalía, no se te ocurre pensar en el pasado sino en lo  que tienes por hacer y `por cambiar hoy, dado que el tiempo tiene otra dimensión, disfrutas de la compañía  de todos y esperas mucha gente en tu entierro que lo ves como una “fiesta” de despedida.

El laicismo es una pena (si bien hay que separarlo de la mera no práctica), y más pena dan los laicistas que, además atacan, tienen una fe infantil. Por culpa de ellos, o de la Iglesia, se han ido alejando y no saben ni cómo volver ni sabemos cómo recibirlos. Por eso dan mucha pena, por su falta de experiencia de Dios, por su traje de primera comunión, que es cuando dejaron la fe, ya raído, roto y ridículo en un señor de más de 25.

Estos días he tenido alguna discusión con ellos y es triste la pobreza argumental que tienen, y el odio a la Iglesia que destilan. Cierto que algunos obispos se podrían callar, que estarían más majos, y cierto que se podrían haber evitado muchas actuaciones soberbias, deshonrosas e indecorosas de la Jerarquía. Tendremos que ver de una vez qué hemos hecho nosotros, la Iglesia, para que se cansen y se vayan, o qué no hacemos. No podemos ser tan soberbios de pensar que siempre la culpa está en el otro.

Si el mensaje es bueno en algo fallamos.

Y poco más, me dan mucha pena las llamadas a la Eutanasia, demuestran una evidente falta de apoyo, rece usted, seguro que ayuda.

Que no cunda el pánico

Algunos dicen que los podemitas que gobiernan Zaragoza quieren expropiar la Seo, yo, por más que me esfuerce, no veo la causa expropiandi.

Claro que la Ley de Expropiación Forzosa es de tiempos de Franco y no hay que aplicarla dado que la harían a medida de una Iglesia alienadora y heteropatriarcal.

El problema es que los Juzgados y Tribunales que tenemos ahora no son de la gente y se podrían cargar una expropiación sin causa ni procedimiento pese a que el fin sea tope social, sobre todo, para algunos, y algunas.

Hay que descartar la expropiación, entonces cabe sólo la demanda civil pero hay varios problemas:

1- ¿En qué se basa? en nada, pero aquí los laicos de Mhuel tienen “pruebas desde Cesaraugusta”, claro que también el Cid era catalán y no lo sabíamos.

2- Encontrar Letrado que la firme. Aunque siempre hay un roto para un descosido, y cosas más difíciles se han visto como que Pablo Iglesias se eche novia.

3- Que al Juez no le dé un ataque de risa y se nos muera.

4- Las costas. Más les vale ganar porque las costas civiles pueden ser una enormidad, y las pagaremos todos, no sólo la gente. Si hay que pagar costas, en fin…

5- Y una vez que ganemos ¿quién mantiene la Seo si no tienen ni para mantener la expo? ¿la gente?

6- ¿Y qué uso laico se le va a dar?

Múltiples interrogantes ante acción tan novedosa frente al sistema y uno de los “poderes fácticos” más cualificados del mismo.

El tema es que no los comprendemos lo suficiente y estamos apegados al pasado, hay que ser como ellos, vestir de cualquier manera, no profesar religión alguna, decir lo que se nos ocurre, leer lo que dicen nuestros sabios, tolerar al intolerable si es de izquierdas, etc…

Yo si triunfan, me la copio y voy a por el Pilar, estuve el otro día en Misa y el altar mayor para hacer Paint ball es ideal.

Y se me ocurren más chorradas pero seguro que me gana la demanda municipal.