Los renglones torcidos de Dios

Mucho santo y no santo han dicho que Dios escribe recto con renglones torcidos, incluso hay una novela de Torcuato Luca de Tena con ese título, y es verdad, es muy sencillo comprobarlo en otros y es muy jorobado (por no decir otra cosa) vivirlo en carne propia.

Un ejemplo muy claro lo tenemos en la pasión cuando Jesús sabe como va a ser y no le gusta nada pero se somete a la voluntad del Padre, predicar sobre esto es hasta bonito, vivirlo no tanto.

Dios va a su marcha, no hace lo que le viene en gana, tiene una finalidad pero sus planes son sus planes, nosotros podemos cooperar o no. También podemos escuchar e intentar saber cuáles son sus planes sobre nosotros en cada momento.

Yo podría hablar en general. Pero creo que no estoy capacitado, así que hablaré de mí por si a alguien le sirve.

Yo llevaba una buena trayectoria según los criterios sociales, era un buen chico, brillante sin falsas humildades, pero llegó la enfermedad que me ha dado una incapacidad absoluta permanente, no poder trabajar y menos ingresos. Yo que de ganar dinero había hecho el leiv motiv de mi vida y que, en muchos aspectos. era el Rey Midas, pues ahora jódete y baila  (que encima no puedo).

O sea que me toca esta enfermedad y que forma parte de los planes de Dios para mi, tengo que aprender mucho de ella ¿seré capaz? no sé. La voluntad de Dios es curiosa, y cuesta asumirla cuando va en contra de uno y te hace cambiar cosas. Cuando va a favor es genial, es un sumatorio de fuerzas. Es importante saber cuál es y qué hay que hacer.

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *