El puente perfecto

Todos sabíamos que tardaría en darse pero que, indefectiblemente, se daría. Es como la tormenta perfecta, es algo muy español, es el puente perfecto, dos días de fiesta martes y jueves, una semana laboral semiinútil, dos fiestas que aúnan tradicion (8 de diciembre) y modernidad (6 de diciembre), puente de nieve y fiestas a fin de mes.

Es un fenómeno sin parangón en el resto del mundo y que los españoles hemos creado como siempre: por pura inconsciencia. En otro caso seríamos británicos.

Hay quien dice que habría que racionalizar este puente suprimiendo una de las dos fiestas o pasando todo cerca del fin de semana.

Me acuerdo que, cuando estaba en la Universidad, allá en los tiempos en que mandaba Felipe, y sin aliados catalanes, se intentó suprimir el día de la Immaculada, recogimos firmas para que no se suprimiera y el Gobierno rebló.

Se alegaba que la fiesta de la Immaculada Concepción de María ( que quiere decir que la Virgen fue concebida sin pecado original, nada más ni nada menos) era un fiesta tradicional en España siglos antes de que a mediados del siglo XIX Pío IX definiera el dogma de la Immaculada Concepción.

Como añadido diré que, pocos años depués que Pío IX definiera el dogma, tuvieron lugar las apariciones de Lourdes donde la Virgen se presentó a Bernardette Soubirous como la Immaculada Concepción. Esto fue lo que más decantó al obispo de Tarbes sobre la verdad de lo que le relataba Bernardette, dado que con su nivel de instrución y edad era difícil que una pastorcilla dijera eso.

Otra cuestión es que la Virgen y Bernardette hablaron en patois, no en francés. Por eso pone a los pies de la Virgen “Que soy era Immaculada Concepción” que quiere decir: Yo soy la Immaculada Concepción. El patois es el patués que se habla en la vecina Benasque, o sea que lo que hablan en la película “Palmeras en la nieve” los de Benasque entre sí no es catalán ni de lejos.

Suprimir la fiesta de la Immaculada podría ser, es un poco incoherente con nuestra historia pero eso es normal: al fin y al cabo somos españoles. En Roma seguirá la tradición de que el Papa visite, el día 8, la embajada de España ante el Vaticano y deposite flores en la columma de la Immaculada que hay enfrente, en la plaza de España.

Este es un país católico fundado sobre tradiciones católicas ¿cuánto durará? no sé, siempre ha habido mucho postmoderno desinformado en este país, y aún hay gente que defenderá esta fiesta.

Poner la fiesta de la Immaculada otro día carece de sentido.

Pero aún es peor, merodeando Pablito y su calaña comunista, tocar algo el día de la Constitución.

O sea que tenemos puente perfecto para muchos años creo yo.

Perdiguera antes de la Guerra

img_20160128_222756   img_20160128_222604

En la comida que relataba en el post sobre San Josemaría contemplamos algunas fotos aproximadas al año (1925) en que estuvo en Perdiguera.

Estas fotos de la Iglesia puede que sean de esa época, provienen de Constantino Escuer que tiene un archivo de gran valor sobre la historia de la localidad.

img_20160529_085155

Además vimos ésta, que teníamos en casa, sobre el monumento que se ponía en Semana Santa. El monumento tapaba todo el altar mayor y se anclaba en el suelo. Este es el que había de siempre, y se quemó después del Concilio Vaticano II. Si el Concilio es fundamental y trajo nuevos aires a la Iglesia, hubo airecillos. como el del mal gusto, que , unido al poder omnímodo de los párrrocos, acabaron con parte del patrimonio de la Iglesia (como este monumento) y lo sustituyeron por algo pobre, ridículo y de mal gusto.

Pero nuestra Iglesia es así, igualita que los españoles que militamos en Ella.

Best lawyers y el Cid Campeador

img-20161202-wa0011

A raíz de esta noticia, algún amigo, manifestó su extrañeza sabiendo que estoy de baja desde octubre de 2015. Ha habido que aclarar que hay dos razones plausibles: la primera es que se evalúa 2015, la segunda, y más importante, es que se vota entre abogados de toda España sobre quién conoce en tal o cual especialidad a otro letrado.

Lo cierto es que hace un tiempo ( un año más tarde que mis compañeros Javier Garanto y Antonio García) salgo ininterrumpidamente en este anuario americano.

Salgo en las especialidades de media y comunications y, la verdad que, con Cuatrecasas, he trabajado en toda España sobre esas materias.

Bueno, a lo que voy, que la prensa ya ha contado todo sobre el premio, dado que tengo una enfermedad neurodegenerativa que puede (o no) acabar en una invalidez permanente absoluta, califiqué esto, en un grupo de chat, acordándome de Inés de Castro, como Reinar después de morir.

Lo de citar a Inés de Castro fue un poco repipi por mi parte o sea que os voy a evitar mi explicación sobre quién era y mando a los curiosos a la wikipedia.

Cité también al Cid Campeador en aquel conocido episodio de su leyenda en que gana una batalla después de muerto.

O sea que, salvo que el INSS diga que puedo trabajar en algo, se confirmará mi matarile profesional y éste será uno de mis últimos reconocimientos profesionales, reinar después de morir profesionalmente. Por eso le he cogido un especial cariño

 

Sijena

No voy a hablar de la  recuperación de los bienes, que cuenta con la injustificada oposición de la Generalitat.

Me voy a referir al Monasterio,panteón real, que conozco desde niño.

sijena3

El Real Monasterio de Santa María de Sijena, fue fundado el 1188 por la reina doña Sancha, mujer de Alfonso II. Era un Monasterio femenino entregado a la Orden de San Juan de Jerusalén.

En dicho Monasterio fueron enterrados varios miembros  de la familias real,entre ellos su fundador y su hijo el rey Pedro II muerto en la batalla de Muret (1213) y que fue el rey de Aragón que luchó en las Navas de Tolosa (1212) y padre de Jaime I.

Los caballeros que murieron con Pedro II en Muret fueron enterrados en la torre a la puerta del Monasterio, en unos sarcófagos de piedra.

Impresiona ver la puerta de la Iglesia y sus arquivoltas.

sijena2

En 1936, en plena Guerrra Civil, el Monasterio fue saqueado y las tumbas profanadas por una columna anarquista proveniente de Cataluña,que, no contenta con eso, lo incendió.

Luego vinieron, en 1936, una serie de expertos de la Generalitat que se llevaron, entre otras cosas que se salvaron del incendio, los frescos de la Sala Capitular.

Las religiosas sanjuanistas aún volvieron después de la Guerra, vivían en una casa anexa al Monasterio y cuidaban de él. Se fueron por problema de vocaciones. Hoy se ha rehabilitado parte del Monsterio que puede acoger pertectamente todo que se sacó de él en la Guerra Civil.

Merece la pena una visita pues se encuentra a uno 70 Km de Zaragoza, en el término municipal de Villanueva de Sijena, localidad natal de Miguel Servet.