Desclasarse

Hace ya mucho tiempo, hablando con una profesora de universidad me dijo que ella se había desclasado dejando atrás el pueblo, etc… Yo me quedé con el concepto.

Ultimamente un amigo, refiriéndose a su hijo, me dijo  que con los esfuerzos que él, sin la ayuda y antecedente de nadie, había hecho para situarse en el mundo del Derecho, era una pena que su hijo se dedicara a otra cosa y no lo aprovechara.

Hoy mismo he tenido ocasión de reflexionar ese tema con mi mujer y mi cuñada. Nunca me he sentido un desclasado dado que desde que nací hasta la fecha he sido clase media. Ahora, eso sí, pertenezco a la primera generación de mi familia que se licencia y deja el campo, al igual que lo hemos dejado todos los hermanos y primos hermanos.

Ello ha obedecido a diversas razones: 1º la  no oposición paterna y materna 2º el apoyo en los estudios, económico y técnico, paterno y materno 3º las ganas propias de estudiar y mucho 4º las buenas amistades.

Con esto yo salí del campo y vine a la ciudad pero, a diferencia de Martinez Soria, la ciudad sí es para mí. Digamos que conozco bien los pueblos y ni los idealizo, ni reniego de mis orígenes, los integro y me siento orgulloso de ellos.

He cumplido con las tradiciones familiares todo lo que he podido y espero ayudar a transmitirlas.

Pero, a lo que vamos, yo, sin haberme desvinculado totalmente de mis orígenes y sin sentirme desclasado, he hecho mi vida en el mundo del Derecho y no me ha ido mal.

He tenido suerte y le he echado……. eso. No he tenido nunca padrinos, y, sin padrinos ya se sabe que todo es mucho más difícil en este país.

No pertenezco a una saga jurídica y me enorgullece ser el primero de la familia que, si Dios me da tiempo y lucidez, ayude a crearla.

Si nadie se dedica al Derecho experimentaré el mismo dolor que mi padre al ver que nadie se dedica al campo, pero espero, como él, saber respetar.

Si alguien, característicamente mi hija, se dedica a la noble profesión de abogado espero que sea porque le guste y porque, así, ayud a la gente, si, además de eso, es por influjo paterno: mejor.

Espero que si ella se ha de dedicar a esta noble profesión nuestra, el hecho de verlo ya en el padre, y ser la segunda generación, le lleve a superar errores que los demás cometimos por ignorancia, y a superarnos en el saber.

El labrarse, por primera vez  en la familia, un lugar en este mundo del Derecho depende sólo de uno, no diré si es fácil o difícil, todo depende del ánimo, las ganas y la propia inconsciencia, que, en buena medida, es una virtud.

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *