Derecho para todos: el Estado Autonómico

Algún día voy a tener que contestar a los comentarios tan cariñosos que se hacen en el  blog, de momento mi agradecimiento a todos.

Este tema afecta a mi esencia profesional como letrado autonómico que soy. Es un tema para prácticos y no para teóricos, que se ponen de los nervios y con razón.

España se constituye en un Estado sin nombre, no es federal ni regional… ni nada la expresión “Estado autonómico” está sacada por la doctrina de la Constitución y es peculiar pues no está en ninguna otra Constitución de ningún país  del mundo.

Ese es un pecadillo original que muchos teóricos no llevan bien. Pero pongáonos en 1978 cuando se aprueba la Constitución; en ese momento nos encontramos con las típicas fuerzas centralizadora y descentralizadora de España. Estas fuerzas existen desde las taifas musulmanas, los reinos medievales, la guerra de els segadors, los cantones de la primera república, las mancomunidades de tiempos de Afonso XIII y las Regiones de la segunda República. Frente a esta fuerza centrífuga ha habido fuerzas centrípetas: el reino visigodo, el califato de Córdoba, la unión con los Reyes Católicos, el Conde Duque de Olivares, Felipe V…

O sea que nuestro país ha vivido entre una cosa y la otra, pretender lo contrario, y asumir sólo una de las posiciones es poco real, y podría ser hasta tierno si no fuera peligroso.

En 1978 era uno de los problemas, el otro es que no se consultó, por edad, a Pablo Iglesias. La Constitución debía encarilar este tema, y, en un prodigio de pragmatismo creó una vía que todos podían transitar, los más preparados nada más comenzar y los menos más despacio.

Hoy casi todas las autonomías van llegando al mismo techo competencial, se es más descentralizado que un Estado Federal, y somos fieles a nuestra historia que navega ente unidad y descentralización. Mejor que los modelos teóricos, es más cómodo (aunque sea feo) el traje hecho a mano que el prêt a porter.

El Estado Autonómio es peculiar, pero el pasado puente de diciembre fue peculiar, los ingleses son peculiares porque su régimen se basa en tradiciones y no tienen DNI, los irlandese conducen por la iquierda,los suecos se emborrachan en casa, los americanos eligen presidente en base a votos electorales y no voto popular. y de los japoneses mejor ni hablar de lo raros que son.

Como me dijo una colega “todo el mundo es raro”, y es verdad, España tiene esta peculiridad, porque quiso responder con pragmatismo a su historia.

Y cierto es que se forja España con una unión personal en la figura de los Reyes Católicos, y la Corona de Aragón conserva sus leyes y autogobierno. Cierto que frente a intentos centralizadores, como el del Conde Duque en 1640, hay guerras. Cierto que el primer Borbón juró los Fueros y que sólo los suprimió (y no los de derecho privado salvo Valencia) tras una guerra en que se le opusieron las regiones de la Corona.

Sin embargo Felipe V dejó a Navarra como Reino, ya que le fue leal.

Leer la historia con las gafas de hoy en día, como nos hizo a un grupo el ínclito Pujol una vez, denota estupidez.

Lo que se puede sacar  en claro es que España se ha movido siempre entre los reinos de taifas y la unidad.

Hay que buscar un punto de equilibrio, el Estado autonómico está por explorar y mejorar. La Autonomía, para regiones que ni se atisban desde la calle Serrano de Madrid, ha sido un motor de progreso. Aún me acuerdo de los Juzgados de Aragón antes y después de la transfarencia. O de las carreteras, de los colegios, etc….

En definitiva es dividir el poder para acercarlo al pueblo.

 

 

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *