Perseverancia

El Evangelio de hoy relataba aquel pasaje en que Jesús anunciaba a sus discípulos toda suerte de persecuciones por Su causa si bien les decía al final que “con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas”. Los antiguos decían que la virtud no es otra cosa que una repetición de unos determinados actos. Es decir, la perseverancia, la repetición, en el bien es una virtud.

Vamos a hilarlo con lo que decíamos sobre la sonrisa. Una sonrisa es más que nada pero no es suficiente, la perseverancia en sonreir forma la virtud de la alegría, ¿se sonríe porque se está contento? ¿o se está contento porque se sonríe? La primera pregunta va en línea de lo que dice la Escritura “de la abundancia del corazón habla la boca”, la segunda va en línea de lo dicho aquí: la repetición de actos buenos da lugar a una virtud. En definitiva da igual, es un poco si fue primero la gallina o el huevo. Ambas tesis son complementarias.

Lo cierto es que perseverar en un ánimo positivo da lugar a alegría y esta suele ser contagiosa.

A veces no se tienen ganas de sonreir, y es difícil perseverar si no se sabe en qué. Si no hay motivo para no sonreir, mal vamos, si el motivo es unaa chorradilla hay que superarlo pronto, si es grave hay que buscar fundamentos y ayuda para superarlo, y si es muy grave, y no se puede superar más que con el tiempo, ahí están los demás.

A mí, cuando mi enfermedad era más que evidente, una persona que había dejado todo por vivir en Comunidad me preguntó si había dejado de creer, la repuesta fue rápida, la verdad es que no. No hago más que antes, no soy ni mejor ni peor, creo lo mismo, mucho o poco, porque perder la fe y la salud por lo mismo ya es de tontos.

Este tiempo, y para el futuro, sólo le pido a Dios fuerzas para soportar lo que venga, y, de momento, lo que necesito viene por anticipado y, a veces,  pese a mi.

Hoy tengo ocasión de compartir y meditar con vosotros sobre la perseverancia, algo muy necesario sobre todo cundo no sale el Sol, hemos de saber que o no miramos en la dirección correcta o que, indefectiblemente, saldrá,

Published by

Luis Murillo

Jurista, escritor (ensayista y blogger). Fuí Abogado, Consejero en Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, Director de la Asesoría Jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Aragón. luismurillojaso@gmail.com

4 thoughts on “Perseverancia”

  1. Tienes más razón que un santo Luis. Qué bien escribes!!
    Muchas gracias por compartir tus pensamientos con nosotros.

  2. Siempre he pensado que lo único que está en nuestra mano es nuestra actitud ante las cosas, y que una sonrisa llama a otra, y a otra más, y al final, contagia de alegría aquello que nos rodea. Como bien dices, “de la abundancia del corazón habla la boca”. Habrá que perseverar… no crees?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *